lunes, 23 de noviembre de 2009

De Playa del Carmen a Belize: Bacalar, Lamanai y Menonitas

Hace unos tres meses, cuando estaba pensando y buscando algún lugar interesante para hacer un viaje de unas tres semanas, decidimos, junto a Charo, mi esposa, viajar a la Península de Yucatán – México, nuestro vuelo tendría que llegar a Cancún y luego alquilar un auto para recorrer la famosa Rivera Maya.
Investigando un poco en Internet y viendo algunos mapas, nos dimos cuenta que la frontera con Belice, un país que toda la vida quise conocer, quedaba a escasos 400 Km. de Cancún, poco a poco comenzamos a alargar nuestros destinos y tiempos de viaje incluyendo en nuestro itinerario parte de Belice y a las ruinas de Tikal en Guatemala.
Partimos el 28 de Octubre del 2009 a Cancún, vía Panamá, llegamos cerca de las 10 PM, Charo, yo y una maleta, la mia no llegó, después de discutir con los encargados de la aerolínea por mas de una hora salimos del aeropuerto, alquilamos un pequeño Chevrolet Chevy y nos dirigimos a Playa del Carmen, teníamos planeado partir al dia siguiente hacia la frontera con Belice, aunque el inconveniente con la maleta iba a retrasar nuestros planes.



Laguna de Bacalar en Mexico, a 20 km de Belice


Nos levantamos temprano al día siguiente, yo estaba con un pantalón largo y un polo de manga larga, me estaba ahogando con el calor caribeño y aun no tenia novedades sobre mi maleta, tuve que salir de urgencia del hotel a comprarme una ropa de baño y un polo turístico en "SALE" hasta que llegara mi equipaje. Dimos una vuelta por la 5ta Avenida de Playa del Carmen, esta avenida peatonal se extiende paralelamente a la playa por alrededor de 30 cuadras llenas de hoteles, restaurante, boutiques, tiendas de souvenirs, agencias de turismo, bodegas, bares, entre otro tipo de negocios, encuentras de todo aunque un poco mas caro que lo normal.
Por la tarde llegó la esperada maleta, estábamos listos para partir al dia siguiente. Por la noche aprovechamos nuestra estadía en Playa del Carmen para ir a tomar unos exóticos traguitos de colores al Sr. Frogs y recargar fuerzas para el largo viaje que nos esperaba.
A las 8 y 30 AM del 30 de octubre partimos en nuestro Chevy azul hacia Belice, eran 350 Km. desde Playa del Carmen, tomamos un desayuno relámpago en un grifo y no paramos hasta llegar a la Laguna de Bacalar, cerca a la frontera con Belice, esta hermosa laguna de 42 Km. de largo y solo 2 Km. en su parte mas ancha, es conocida también como la Laguna de los 7 Colores debido a las 7 tonalidades de azul que se pueden observar en sus aguas. No dudamos en enfundarnos nuestras ropas de baño y darnos un refrescante chapuzón en sus multicolores aguas.

De Mexico a Belice, un Cambio Radical

Cerca de la 1 y 30 PM pasamos Chetumal, ciudad fronteriza mexicana y llegamos a Belice, al pasar la frontera todo cambia radicalmente, Belice es un país relativamente nuevo, llamado antiguamente "Honduras Británica" se independizo recién de Inglaterra en el año 1981, aunque su reina sigue siendo la Reina Isabel, su imagen esta en todos los billetes. En Belice se hablan tres idiomas, aunque el ingles es el oficial, mucha gente habla también español. Entre sus pobladores, que no pasan los 300,000 en todo el país, se comunican en Criollo Beliceño o Creole, este idioma es una mezcla de ingles y español con una fonética inentendible para cualquier foráneo. En Belice uno encuentra una gran diversidad racial, existen los mayas, los garifunas (africanos), chinos, arios, hindúes entre otras razas.



Enorme Cocodrilo a las Orillas del Rio Lamanai


Belice solo tiene 23,000 Km. cuadrados de extensión, casi el 10% del territorio son lagunas. De lado a lado tiene aproximadamente 250 Km. y no mas de 100 Km. de ancho, mas del 40% del territorio nacional son parques y reservas. Belmopan, con 9,000 habitantes es la Capital, aunque Belice City con 70,000 habitantes es la ciudad principal
Su moneda es el dólar beliceños (B$ 2.00 x US$ 1.00), su economía esta basada en la agricultura, la pesca y el turismo que cada vez toma mayor fuerza, Belice posee la segunda barrera mas extensa de coral en el mundo, eso hace que sea un destino de ensueño para cualquier amante al buceo y la vida marina, se calcula que el 80% del turismo receptivo en Belice se concentra en sus playas y cayos (islas).
Los tramites en la frontera fueron un poco desordenados, nos demoramos cerca de 1 hora y media en cruzarla, nuestro destino era el pueblo de Orange Walk a 50 Km. (45 minutos) de la frontera, aunque nuestro recorrido demoro varios minutos mas debido a que tomamos un camino equivocado, la señalización de las carreteras en Belice es bastante deficiente.

Orange Walk, Tierra de Mayas, Menonitas y de Rossy War

A las 4 y 30 PM al fin llegamos a Orange Walk, esta población es la segunda mas importante de Belice, tiene cerca de 18,000 habitantes, es uno de los centros agrícolas mas importantes del país, si bien el turismo esta tomando mas fuerza en esta región, Orange Walk no esta muy preparada para el turismo, hay algunos modestos hoteles y un par de restaurantes recomendables.



Aratinga en los alrededores de Lamanai


Muertos de hambre, consultando nuestro "Lonely Planet" (clave para el viaje), llegamos a almorzar al Lamanai River Side, este es uno de los restaurantes mas conocidos de la población, desde acá parte la lancha para visitar las ruinas mayas de Lamanai, principal atractivo de esta zona. Mientras almorzábamos unas enchiladas vimos un enorme cocodrilo acercándose a la orilla del río, resulto ser un viejo amigo del Lamanai River Side que se acerca algunas veces al mes por lago de comida que los dueños del restaurante le dan. Conversando con la gente y al decirles que éramos de Perú, nadie nos hablaba ni de Machu Picchu, ni de los Incas, ni del ceviche, lo primero que nos decían era, "De Perú es Rossy War", investigando un poco resulta que nuestra compatriota, conocida por su canción "Que te Perdone Dios" es bastante conocida en Orange Walk, la gente escucha mucho su música y hace unos años dio un concierto en esta población, gran sorpresa para nosotros.

Ruinas de Lamanai, Casi no la Cuento

Nos hospedamos en el hotel St. Christophers, (Rossy War también se había hospedado ahí) y a la mañana siguiente salimos hacia las ruinas de Lamanai. En el Lamanai River Side subimos a la lancha que nos llevarían a estas ruinas mayas. Compartimos la embarcación con 2 gringos (Kurt y Tracy, de los que terminamos siendo amigos), 2 ingleses, 2 canadienses y un guatemalteco. La ruta por el río Lamanai duraba cerca de hora y media. Por la rivera del río se observan gran cantidad de aves, algunos reptiles y monos, vimos gran variedad de garzas, águilas, martines pescadores, iguanas y monos araña entre otras especies, a la mitad del camino se desato una fuerte lluvia torrencial, no quedo otra que cubrirnos con impermeables y tratar de mojarnos lo menos posible. Antes de llegar a las ruinas el río se ancha formando la New River Lagoon. Desembarcamos, pagamos nuestro derecho a entrar y caminamos unos minutos, en el camino desde los árboles nos observaban un pequeño grupo de monos aulladores negros.



Mono Araña Cerca a las Ruinas de Lamanai

Iguana Mimetizada, Tratando de Pasar Desapercibida


Lamanai es una expresión Maya Yucateca que significa "Cocodrilo Sumergido", este lugar adquirió gran importancia entre los mayas entre el siglo IV a. C. y el siglo I a. C., a pesar de ello posee construcciones posteriores y al parecer siguió ocupada por grupos humanos hasta el siglo XVII de nuestra era. Caminando por los senderos llegamos a tres templos de mediano tamaño, el Templo de los Mascarones, el Templo de las Máscaras de Jaguar y el Templo Alto.



Una de las Pirámides de las Ruinas de Lamanai

Charo Fotografiando en las Ruinas


La lluvia nos seguía, era intermitente, con Charo decidimos subir al Templo Alto, son decenas de escalones de piedra muy típicas en la gran mayoría de construcciones mayas, al medio de estas había una soga que servía de apoyo para los que subían, una vez arriba la vista era impresionante, se podía observar la inmensa selva que rodea estos restos arqueológicos. Antes de empezar a bajar la lluvia comenzó a ser mas intensa, mientras bajábamos Charo apoyándose en la soga y yo por uno de los lados de la escalera, cuando faltaban unos 15 a 20 escalones para llegar me resbale y caí aparatosamente hasta el ultimo escalón, Charo pensó que ahí quedaba, mientras caía pensaba en dos cosas, tratar de frenar como sea y evitar golpearme la cabeza. En fracciones de segundo me encontraba tendido al pie de la escalera, me dolía todo y vi la turba internacional de compañeros de viaje corriendo a auxiliarme, la saque barata, termine con golpes y arañones en el brazo y la pierna derecha y con una contusión y una liguera fisura en la zona del coxis, tuve la suerte de tener mi mochila puesta, eso evito que me lesione la espalda.



Minutos Antes de Rodar por Estas Escaleras

Charo Bajando por la Ruina Principal, Esta fue la Ultima Foto que le Tome antes de Caer


Me ayudaron a pararme y medio choqueado camine cojeando hacia la lancha a esperar que lleguen los demás para regresar, una vez sentado en el muelle me puse a reflexionar sobre lo que me había pasado y gran parte del motivo del accidente fue el exceso de confianza que tenia al caminar por las ruinas, decidí que para la próxima voy a andar con mas precaución, si me caía desde mas arriba, cosa que tranquilamente pudo haber sucedido, no la estaría contando.
El regreso fue sufrido por el dolor de coxis que no me dejaba sentarme bien, llegue al hotel, me di una refrescante ducha, me cure las heridas con alcohol y salimos a comer al mejor restaurante de Orange Walk, el "Nahil Mayab", muy bueno, de ahí a descansar. Toda la noche no paro de llover.

Shipyard, Un Viaje por el Pasado

Nos levantamos muy temprano, a las 7 y 30 AM salimos del hotel a recorrer y toma algunas fotos por Orange Walk, la noche anterior nos había llamado mucho la atención ver a dos mujeres y dos niños rubios y muy blancos vestidos como en los años 1900, ellos estaban fuera de un bar restaurante, dentro habían dos señores con las mismas características conversando entre ellos y tomándose algo, preguntamos e indagamos y nos enteramos que a 25 minutos (30 Km.) de Orange Walk hay una población muy grande de menonitas, yo nunca había escuchado hablar de ellos, Charo si. Nos entro la curiosidad y nos dirigimos a Shipyard.
Los menonitas son un grupo elemental dentro de la diversidad étnica que tiene Belice, equivalen al 10% de la población. Esta singular comunidad surge durante la reforma radical que tiene lugar en Europa durante el siglo XVI. Perseguidos por sus creencias, los menonitas emigraron de Holanda a Alemania y luego a Prusia, hablan un dialecto propio, una mezcla del holandés con el alemán que ha subsistido durante más de 4 siglos. Las migraciones continuaron durante los siglos XVII y XVIII, hacia Norteamérica. Años más tarde, algunos de ellos emigraron a México y luego en 1959 3,000 menonitas se trasladaron a tierras beliceñas. En las cercanías de Orange Walk encontraron la libertad que buscaban tras la persecución religiosa que habían sufrido, así como un lugar lejos de las presiones de la sociedad moderna.



Grupo de Niños de Shipyard


Los menonitas firmaron un tratado con el gobierno beliceño de la época el cual los exoneraban de hacer el servicio militar y aplicaban a un sistema de impuestos prácticamente nulo que garantizaba su completa libertad para ejercer su particular forma de protestantismo y trabajar en granjas construidas en comunidades cerradas. Ellos tienen sus propias escuelas, bancos y negocios. En las escuelas tienen como base educativa 2 cursos principales, religión y matemáticas, ellos basan su éxito moral y económico en esos dos pilares.



Carretas, Medio de Transporte Utilizado en Shipyard


En Shipyard hay 24 campos, cada uno conformado por varias familias, cada 3 o 4 campos existe una escuela. Aunque viven aislados del resto de culturas de Belice, participan activamente en la economía del país, los menonitas producen alrededor del 90% de productos de consumo diario del país como pollo, huevos y vegetales. A parte de ser excelentes agricultores y ganaderos, tiene muy buena mano con la mecánica e ingeniería, construyen cualquier tipo de pieza y fabrican artesanalmente cuidados muebles de madera que se venden en todo el país. La gran mayoría de menomitas tiene un aspecto semejante a rubios granjeros alemanes; los hombres andan con pantalones oscuros, tirantes y sombrero vaquero, las mujeres con largos vestidos muy recatados, pañuelo cubriendo el pelo y sobre éste un sombrero de ala ancha.



Familia Menonita Reunida en la Terraza de su Casa

En Shipyard los menonitas aún mantienen su estilo tradicional rechazando el uso de vehículos y trasladándose en carruajes tirados por caballos, sus principios les prohíben fumar, beber, jugar en casinos, usar teléfono, escuchar radio, ver televisión, acudir a fiestas y bailar; tampoco conducen vehículos motorizados, salvo tractores para trabajar el campo. Cuando un menonita mantiene una relación sentimental con alguien no menonita, es expulsado de la comunidad.
En la religión menonita se han creado varias ramas a lo largo de la historia, principalmente diferenciados entre sí por el grado de austeridad. Una de esas ramas se transformó en los conocidos Amish.



Adolescente Junto a Dos Niños Menonitas


Tuvimos la suerte de llegar a esta increíble comunidad, congelada en el tiempo, un dia domingo por la mañana (por creencias religiosas nadie puede trabajar ese día), todos se trasladaban en carretas desde la iglesia a sus casas, el espectáculo era increíble. La curiosidad de saber un poco mas de ellos nos llevo a parar una de las carretas con 3 jóvenes, un hombre y dos mujeres de aproximadamente 18 a 20 años, conversamos con él y nos contó tímidamente algunas costumbres cotidianas de su comunidad, las dos chicas miraban al suelo y no pronunciaron una sola palabra. Nos contaban en un restaurante de Orange Walk que cuando una familia menonita llegaba ocasionalmente a comer el único que se dirigía al mozo y pedía por toda la familia es el hombre, las mujeres y los niños no se les permite comunicarse con extraños.



Tres Jóvenes Menonitas con los que Logramos Conversar unos Minutos


De las 5 o 6 comunidades menonitas en Belice Shipyard es una de las mas radicales, en otras zonas del país ya se están abriendo cada vez mas a la tecnología y a insertase en la sociedad beliceña, hoy en dia algunos ya participan activamente en política, un ministro beliceño en la actualidad es menonita.
Luego de tomar algunas fotografías en Shipyard (la mayoría se tapaba la cara la ver el lente de la cámara), optamos por seguir nuestro viaje, nos retiramos con una sensación de haber entrado en una maquina del tiempo y haber retrocedido 100 años, realmente una experiencia muy enriquecedora y fascínate, algo que nunca había visto ni vivido.



Grupo de Carretas Regresando de la Iglesia

14 comentarios:

  1. Entre para solo ver rapidamente las fotos y seguir con el trabajo y no pude dejar de leer todo el texto. Me hicieron vivir su viaje por un momento. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Arturin, un exito....cuelga mas fotos !!!!
    Carolina

    ResponderEliminar
  3. Increible que aún existan estas organizaciones tan radicales y en lugar paradisiaco donde no podria imaginarse. Punto aparte, espectaculares fotos...!!!

    ResponderEliminar
  4. que exito el viaje la laguna preciosa! ...y la caida felizmente q no fue tannn grave! estos los menonitas q locos ah! Cuelga mas fotos
    besos
    Ale G

    ResponderEliminar
  5. Bubu: Realmente me quede pegado leyendo tus experiencias en este viaje!!!, hermosos paisajes amigo!!!
    GVP

    ResponderEliminar
  6. los envidio, lo he leido letra por letra y c me caia la baba, ademas un detalle: cada vez me sorprendo mas de tu avance increible desde los dias q estabas en el santa maria y yo me tenia q acostar con los profesores para que pases de año al portento en q te has convertido te felicito y que lindo viaje

    pd: cuidat el poto XD

    besos noni

    ResponderEliminar
  7. El cocodrilo que come lo que le tiran, la internacional Rossy War, tu rodada por las escaleras, y los Menonitas la cultura congelada en el tiempo), es lo que más capturó mi atención.
    Menuda aventura la que viviste, Arturo!
    Sólo dime una cosa: ¿Cuánto invertiste en tu viaje?
    Me muero de ir por esos lares.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Caminante por tus comentarios, que bueno que te gusto el relato, aun me falta publicar mas de la mitad del viaje. Mi costo fue un poco alto debido a que alquile un auto x 22 dias. Lo ideal es volar a Cancun (el pasaje a BElice es demasiado caro, yo consegui una muy buena oferta en Copa Airlines) y moverse en bus, hay mucha oferta de empresas y es posible ir caleteando a bajo costo. Belice es mas caro que Mexico, un cuarto de hotel muy basico te puede costar entre 15 y 20 dolares. El otro tema es la Visa a Belice, hay q gestionarla desde Lima y demora entre 3 semanas y un mes, es por medio del consulado Britanico, si necesitas informacion puntual enviame un correo con tus consultas y te las contesto feliz, mi mail es abullard70@gmail.com
    El viaje vale la pena

    Saludos

    Arturo

    ResponderEliminar
  9. Arturo deje de lavar y de comer jaja por leer acerca de tu viaje.

    Soy Fabiola de Monterrey Mexico, maniana salgo a Belice y por casualidad me encontre con tu Blog, me encanto!!! obtuve toda la informacion que queria encontrar desde hace 3 meses esto deberia de estar en la pagina de Belice =)

    no pude despegar la mirada, pero ahora mi estomago ya empieza a pedirme desesperadamente comida =)

    MUCHAS GRACIAS por tu narracion del viaje.

    EXITO

    ResponderEliminar
  10. Me gustaría ir de viaje a esta zona y disfrutar de algún Hotel en Playa del Carmen, seguramente la pasaríamos de maravilla con mi pareja. Saludos

    ResponderEliminar
  11. Bellos los dos lugares, cada uno de ellos tiene una magia única que te deja sorprendido. Los felicito por realizar estos viajes, estamos organizando con mi marido para ir a Puerto Escondido , después les contamos nuestra experiencia.

    ResponderEliminar
  12. Toda esa zana de la península de Yucatán es increíble, hay mucho que ver y descubrir. No conozco Puerto Escondido, pero ganas no me faltan, algún día.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. Hola. Estoy en Belize y me gustaria ver los menonitas. Me puedes indicar como fuiste a Shipyard desde Orange Walk y como lo hiciste para ver los menonitas? (en un tours, alquilaste coche, se ven por el pueblo). Gracias!

    ResponderEliminar
  14. Yo fui en auto alquilado (maneje desde Cancun), fue domingo en la mañana, lo bueno es que ese día van a la iglesia y todos están en el pueblo, Saludos

    ResponderEliminar

Espero sus comentarios

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...