martes, 16 de julio de 2013

De Río Blanco a Vilca: Uniendo el Valle del Río Rímac con el Valle del Río Cañete.


Hace unas semanas, revisando la web de Wikiloc, una suerte de red social para viajeros, encontramos una interesante ruta para hacer en auto, unir el Valle del Río Rímac con el Valle del Río Cañete.

Laguna de Suyoc y el Apu del Pariacaca

Salimos de Lima un viernes por la noche tomando la adrenalinica Carretera Central con destino a San Mateo (km 92), éramos 4 en mi camioneta. Dormimos unas pocas horas y, a la mañana siguiente, partimos hacia el puente Río Blanco (km 103) a 3600 msnm, lugar donde tomaríamos el desvío que nos llevaría, dios mediante, a Vilca, maravilloso y paradisiaco pueblo ubicado en la Reserva Nor Yauyos Cochas.

Camino al Abra "La Cumbre"
A las 7 am en punto entramos al desvío, andamos unos pocos minutos hasta llegar al pueblo de Choccna. En ese momento nos dimos cuenta que no habíamos echado de gasolina, andábamos por los ¾. Habían dos opciones, regresar o seguir hasta un pueblo que nos abastezca de combustible. Decidimos tomar el riesgo y continuamos con nuestro camino.

Laguna de Yuracmayo
Luego de unos 40 minutos y 22 km recorridos por una trocha en regulares condiciones llegamos a la laguna de Yuracmayo (4200 msnm). En este lugar existe una gran represa, además es un paraíso para cualquier amante de la escalada en roca ya que está rodeado de paredes de piedra caliza de hasta 80 mts de altura.

Grupo de Gansos Andinos o Huallatas
Esta impresionante laguna, donde muchos amantes de la pesca van en busca de grandes truchas, está rodeada por varios nevados entre los que destacan el Paca, el Antachaire, el Panchacoto, el Tatajaico y el Huaylancancha.

Alpacas
Luego de las fotos respectivas continuamos, nuestra siguiente meta era cruzar el Abra “La Cumbre” a 4900 msnm. Algunos rebaños de alpacas y ovejas adornaban el agreste paisaje que nos rodeaba. A la altura del km 35 cruzamos “La Cumbre” donde nos topamos con algunos restos de hielo y nieve al lado de la carretera.

Abra "La Cumbre"
Dos kilómetros después, al lado izquierdo, divisamos el Nevado Paccha cuya cumbre llega a los 5400 msnm. Paramos el auto y junto a Gonzalo, mi hermano, caminamos cuesta arriba con el fin de tener un mejor ángulo de este hermoso nevado. Trepamos por unos largos y agotadores 20 minutos llegando los 5000 msnm, la vista del Nevado Paccha era impresionante.

Carretera al pie del nevado Paccha
Continuamos con el recorrido, la carretera descendió hasta entrar a una larga quebrada. En ese momento comenzaron las dudas, no estábamos seguros de estar por el camino correcto ya que en el mapa que vimos en Wikiloc había que cruzar por algunos pueblos que no veíamos. Igual, con un poco de preocupación, decidimos seguir para adelante, no quedaba otra, a algún lugar teníamos que llegar.

Pequeña laguna cruzando el abra
La carretera afirmada por la que andábamos terminaba en el pueblo de Carhuapampa, unos pastores que nos topamos nos indicaron que debíamos tomar un desvío hacia el pueblo de Tanta, ahí fue que nos dimos cuenta que definitivamente algo andaba mal. Tanta es famoso porque es el punto de partida para caminar hacia el nevado del Pariacaca y definitivamente nunca apareció ese nombre en nuestro mapa.

Pastores que nos guiaron junto a Gonzalo
Tomamos el desvío a la altura del km 49, este era casi imperceptible, había que girar casi en 360 grados. Cruzamos un pequeño riachuelo y empezó el martirio, la pista, la cual era en ascenso, estaba en pésimas condiciones, parecía que no transitaba un auto por ahí hacia mucho tiempo. No había retorno, había que seguir para adelante.

Carretera camino a Tanta
A 8 kilómetros del desvío emergió entre las montañas un hermoso e imponente nevado, nada mas y nada menos que el famoso Apu Pariacaca, el cual observamos al pie de dos lagunas, primero desde la laguna El Totoral y 2 kilómetros después desde la laguna de Suyoc.

Laguna El Totoral y el Apu del Pariacaca
El Apu del Pariacaca se encuentra entre los departamentos de Lima y Junín. Tiene dos picos el Norte con 5730 msnm y el Sur con 5750. El Pariacaca fue una de las principales deidades del Imperio Incaico, por ellos era motivo de peregrinación de nuestros antepasados. Por sus pies pasa un camino inca que unía la ciudad de Jauja, en Junín, con el Templo de Pachacamac, en Lima.

El Pariacaca en todo su esplendor 
Paramos unos largos minutos a contemplar la laguna de Suyoc (4850 msnm) y al Pariacaca, habíamos recorrido 60 km desde el desvío de Río Blanco e íbamos mas de 5 horas de viaje. Luego de decenas de fotos subimos a la camioneta y esta no prendía. Pasaron por nuestras cabezas muchas preocupaciones, que hacemos si el auto no prende? era nuestra mayor duda. Solo viajábamos en un auto y en las 5 horas de recorrido no nos habíamos cruzado con ningún otro vehículo.

Laguna de Suyoc y el Pariacaca
Después de media hora y varios intentos al fin la camioneta prendió, al parecer fue un problema de falta de oxígeno en el motor. Aliviados continuamos nuestro camino, paramos unos minutos frente a una pequeña aldea de pastores, hicimos algunas fotos y seguimos.

Pequeña aldea de pastores
Un pequeño letrero al pie de la Laguna de Pitococha nos indicaba que estábamos entrando a la Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas. Pasamos al pie de las deterioradas ruinas de Pirca – Pirca hasta que nos topamos con la hermosa laguna de Paucarcocha.

Pueblo de Tanta
Bordeamos esta enorme laguna y unos kilómetros mas adelante llegamos al pueblo de Tanta (km 77), ubicado en uno de los extremos de Paucarcocha. Tanta se ubica entre los cerros Muqui, Ancopuquio y Casacancha a 4200 msnm, a orillas del río Warku, lugar donde nace el Río Cañete.

Pobladora de Tanta (Foto: Gonzalo Bullard)
En Tanta se inicia una interesante caminata por un camino inca que nos lleva a Escalerayoc, una escalera inca de cerca de 2000 peldaños, 1.6 km de largo y 337 metros de desnivel al pie del Pariacaca, ya lo recorreremos pronto, en este viaje no había tiempo.

Llenado combustible en Tanta
El tanque de gasolina estaba en reserva, gracias a dios en Tanta encontramos combustible. Hicimos algunos contactos para una futura excursión a Escalerayoc y partimos. El reloj marcaba las 2 y 30 pm y aún nos quedaban por lo menos 3 a 4 horas de camino.

Rojizo cerro en el camino
Continuamos por la carretera que bordea el otro extremo de la laguna de Paucarcocha. Entramos a un cerrado valle con unos paisajes surrealistas, el verde vegetación se mezclaba con los diferentes tonos de rojo de las montañas. Cruzamos los Baños del Inca, luego pasamos al lado del lugar donde el Río Cañete se pierde dentro de los cerros por mas de 4 kilómetros y empezamos la empinada y curvilínea subida hacia el abra de Portachuelo (4800 msnm) a 105 km de Río Blanco

Cordillera roja en el abra Portachuelo
Luego del abra todo cambió drásticamente, cerros rojos, amarillos y verdes adornaban el espectacular paisaje. Estábamos realmente sorprendidos de la belleza y la variedad de atractivos que nos regalaba, hasta el momento, la Reserva Paisajística de Nor Yauyos – Cochas.

Cerros amarillos y rojizos en el camino
Pasamos al pie de la gran Laguna de Huaylacancha y unos kilómetros mas adelante llegamos a Cochas (km 128), lugar donde uno puede seguir hacia Pachacayo y la Carretera Central o de lo contrario se toma el desvío hacia el pueblo de Vilca. Nosotros optamos por la segunda opción.

Vicuña
Estábamos solo a 25 kilómetros de nuestro destino final, el reloj marcaba las 5 pm, no nos quedaba mucho tiempo de luz, queríamos como sea llegar a Vilca de día. Tuvimos un pequeño percance, nos equivocamos de camino lo que nos hizo desviarnos cerca de 6 kilómetros y perdiéramos alrededor de 20 minutos.

Nevada antes de llegar a Vilca
Retomamos la ruta, la cual esta en malas condiciones, cruzamos el abra a 4650 msnm y empezamos el descenso a Vilca. En la parte alta comenzó a nevar lo que hizo un poco mas complicado el camino.

Cordillera cercana a Vilca
Llegamos a Vilca luego de 11 horas de camino, habíamos calculado 5. Ya en Lima, revisando nuevamente la ruta en Wikiloc nos dimos cuenta que el camino marcado en la web era, en muchos tramos, hecho a pie, es por ellos que en vez de recorrer 87 km como indicaba la ruta recorrimos 155 km.

Extraña formación en el camino
El trayecto fue largo y agotador pero valió la pena, los paisajes de ensueño, las lagunas turquesas y los hermosos nevados comandados por el impresionante Pariacaca pagaron con creces el viaje.

Sandra, Gonzalo, Michelle y Arturo
Entramos de noche a Vilca, nuestra idea primaria era acampar, cosa que se nos complicó. Conseguimos un módico y limpio cuarto en el pueblo para pasar la noche, tomamos una sopita caliente y rendidos nos fuimos a dormir. A la mañana siguiente teníamos que sacarle el jugo a Vilca antes de retornar a Lima, pero esa ya es otra historia.

lunes, 8 de julio de 2013

Cuevas de Bellamar: Cavernas, Galerías, Estalactitas y Estalagmitas en las profundidades de Matanzas - Cuba


Luego recorrer por unas largas horas la hermosa ciudad cubana de Matanzas, a 100 km de La Habana, partimos hacia las Cuevas de Bellamar, ubicadas a 5 km del centro de la ciudad. Era nuestra última parada antes de partir con destino a la ciudad de Cienfuegos, lugar donde teníamos planeado pasar la noche.

Impresionantes Cuevas de Bellamar
Llegamos contra el reloj a la entrada de las cuevas. Un lugar medio campestre con tres restaurantes, algunas tiendas de souvenirs y una construcción cuadrada y antigua fue lo que encontramos. Dentro de este bloque de cemento se hallaba la entrada a la cueva.

Fueron descubiertas por casualidad en 1861
Compramos nuestro ticket y esperamos cerca de 30 minutos hasta que nos tocó entrar. Luego de una corta proyección en 3D de unas maravillosas fotografías comenzamos el descenso por unas empinadas escaleras de 159 peldaños. El calor y la humedad eran intensos.

Estalactita de 12 metros conocida como
"El Manto de Colón"
El primer impacto visual fue impresionante, en una gran galería de 80 mts de largo por 25 de ancho, conocida como el Salón Gótico, una gran estalactita de mas de 12 mts de largo conocida como "El Manto de Colón" nos daba la bienvenida. Esta es la mas antigua de la cueva y tiene 32 siglos de existencia. Realmente no me imaginaba que dentro de la antigua construcción encontraríamos semejante maravilla.

Las Cuevas de Bellamar son Monumento Nacional de Cuba
Las Cuevas de Bellamar es uno de los principales atractivos de la ciudad de Matanzas, se encuentra en la parte alta de una colina. Son famosas gracias a sus espectaculares y especiales formaciones, a los restos marinos encontrados con mas de 25 millones de años y a sus cautivadoras leyendas. Posee cerca de 23 kilómetros de túneles y mas de 780 Ha de Extensión.

Posee cerca de 23 kilómetros de túneles
Esta caverna, Monumento Nacional Cubano, fue descubierta de manera casual en el año 1861. Según la leyenda, en una cantera de cal en Matanzas, uno de los esclavos perdió su instrumento de trabajo de las manos y este se hundió en la tierra, donde luego en excavaciones posteriores salió a la luz este verdadero tesoro natural.

Estas cuevas fueron refugio de animales prehistóricos
La antigüedad de sus galerías y los niveles que se encuentran permitió que sirvieran de refugio a la fauna cuaternaria de la región, hecho confirmado por el hallazgo de restos de animales prehistóricos. Algunos estudiosos piensan que la cueva era parte de la bahía de Matanzas y que debido a los movimientos en las capas terrestres esta zona emergió formando grandes terrazas marinas. Las famosas Cuevas de Bellamar son consideradas como el primer atractivo turístico que existió en Cuba.

La visita a la cueva dura un poco mas de una hora
Hoy en día la Sociedad Espeleológica de Cuba y la Fundación la Naturaleza y el Hombre, trabajan arduamente con el objetivo de minimizar los efectos causados por los visitantes que bajan a conocer las cuevas hace mas de un siglo.

Formación conocida como "La Fuente de la Juventud"
Recorrimos por mas de una hora parte de las cuevas, las estalactitas y estalagmitas estaban por todos lados. Quedamos sorprendidos por las grandes formaciones cristalinas transparentes y brillosas, poco comunes en el mundo cavernario. Cruzamos la Galería de los Dos Lagos, el pasadizo de Hatuey, el Salón de las Damas, el Lago de las Dalias, entre otros lugares antes de llegar al pie del primero de los 159 peldaños que nos llevarían a la superficie.

Para llegar hay que bajar una escalera de 159 peldaños
Salimos de las Cuevas de Bellamar maravillados, no teníamos la menor idea de lo que íbamos a encontrar bajo el suelo de esta parte de Matanzas.
Las Cuevas de Bellamar son un paraíso subterráneo que resalta por la belleza y autenticidad de sus formaciones cristalinas, las cuales maravillan y cautivan a cada una de las personas que hemos tenido la suerte de visitarlas.

Posando en las Cuevas de Bellamar

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...