domingo, 28 de abril de 2013

La Habana:Bizarro Recorrido por Ciudad (P2)


Luego de dos días recorriendo las ciudades de Matanzas y Cienfuegos regresamos a La Habana, nos quedaba todo un día en esta contrastada, atractiva y bizarra ciudad.

Juego de dominó callejero
Comenzamos nuestro recorrido por el Paseo del Prado. Caminamos unas cuadras y nos topamos con un alegre señor que al ritmo de su guitarra y acompañado de dos músicos mas nos improvisaron una melodiosa canción, la cual escuchamos atentamente sabiendo, con antelación, que al termino de esta nos iban a pedir una colaboración.

Sonero cubano que nos regaló una canción
En Cuba se ve tanta pobreza y tanta gente que hace de todo por conseguir algo de dinero para llevarse un pan a la boca que con gusto uno colabora con ellos, sobretodo cuando no se limitan a solo estirarte la mano, sino que con alegría y mucha simpatía te regalan un grato momento de felicidad. Vivimos mas de una situación similar que con gusto accedimos a colaborar con la gente cubana.

Desolada Calle San Lázaro
Bajamos por la poca turística calle San Lázaro, en cualquier calle similar de Latinoamérica uno caminaría asustado de que lo asalten, mientras que en Cuba es poco común que pase. La calle estaba desolada, una que otra persona caminaba por la acera, tres niños jugaban a tirarse una pelota de beisbol y madre e hija trapeaban la vereda frente a su casa mientras tres adolecentes las miraban desde un balcón en un segundo piso.

Madre e hija trapeando la vereda de su casa
Las paredes con colorida pintura desgastada con los años, la vejez de la madera y el oxido de la rejas de la gran mayoría de las casas le daban un aspecto surrealista a esta tímida calle, la cual no aparece en ninguna guía turística de La Habana.

Otro ángulo de la calle San Lázaro
Nuestro siguiente punto fue el famoso Malecón de La Habana, era sábado, razón por la que encontramos bastante gente disfrutando de la brisa del mar. Este malecón se extiende por 8 kilómetros a lo largo de parte del litoral de la isla. La construcción fue por etapas y duró 50 largos años. Sin lugar a dudas el Malecón Habanero es el principal lugar de reunión de la gente cubana.

Alegres chicas cubanas en el Malecón de La Habana
Pasamos al frente del “Castillo de los Tres Reyes del Morro” y nos dirigimos hacia el Capitolio, estábamos con muchas ganas de conocer mas la parte menos turística de La Habana. Conocimos a Héctor un Ciclo-Taxista de 42 años, le pedimos que por favor nos muestre mas a fondo su ciudad.

Castillo de los Tres Reyes del Morro
Recorrimos parte del “Barrio Chino” y muchas estrechas calles donde se respiraba el día a día de la vida de un cubano en La Habana. Luego de mas de una hora de recorrido Héctor nos invitó a su casa, para nosotros iba a ser un gusto el poder conocer un poco mas el como vive una familia convencional en la Cuba Castrista.

Niño frente a su casa
Entramos a un edificio mal mantenido y pasamos a su pequeño departamento, ahí vivía con su esposa y su hija de 14 años la cual sufría de una parálisis cerebral, fue un momento emocionalmente muy fuerte. Las carencias materiales eran evidentes y contrastaban con sus ganas de salir adelante. Solo encontrábamos, entre sus cosas, lo mínimo e indispensable para vivir. Héctor nos contaba que era ingeniero de sistemas pero que si trabajaba en su profesión solo ganaría 15 dólares al mes, de Ciclo-Taxista puede llegar a sacar 300, una gran diferencia.

Hector posando dentro de su pequeño apartamento

Héctor con su ciclo-taxi
Nos despedimos de Héctor, luego de calmar el hambre con unos langostinos al ajo con arroz a la cubana continuamos nuestro periplo por La Habana no comercial. Entramos a algunos almacenes para cubanos donde nos llamó mucho la atención el alto precio de los productos, sobretodo los eléctricos, además de ser, la gran mayoría de ellos, productos con tecnología de principios de siglo.

Grafitti
Llegamos a un mercado de ropa donde se nos acercan dos morenos los cuales se nos presentan como los mejores raperos del país. Antes de terminar nuestra breve conversación nos improvisan un rap, fue un momento increíble y muy entretenido, lógicamente sabíamos que todo no era gratis. 

Raperos callejeros firmandonos su CD

Canción que nos improvisaron

Al terminar su divertida interpretación, con efectos especiales incluidos, nos ofrecen su CD autografiado por 10 CUCs (Moneda Cubana), les ofrezco 6 y me dicen que si. Nos fuimos con una leve sospecha que confirmamos una vez que pusimos el CD en el equipo de música, el disco estaba en blanco, solo nos quedo reírnos y tomarlo como algo anecdótico, el momento especial que pasamos con estos raperos callejeros habaneros no tenía precio.

Peluquero al paso
Por la noche recorrimos las principales plazas de la Habana, cenamos una contundente langosta en el restaurante “La Giraldilla”, tomamos unos mojitos en un bar con show en vivo y regresamos al hotel, por la madrugada debíamos tomar nuestro vuelo de regreso a Lima.

Calle habanera adornada por bandera de Cuba
Partimos satisfechos y agradecidos de todo lo vivido en La Habana y en Cuba, un lugar fascinante, fuera de lo común, que nos sirvió para aprender mucho de su gente y de la manera que tratan de sobre llevar una difícil vida en un país muy complejo, con una opresión muy fuerte, donde aún no se respira libertad, donde espero que en los próximos años, por el bien de el noble pueblo cubano, puedan vivir libres, como todo ser humano se merece.



miércoles, 24 de abril de 2013

La Habana: Un Primer Vistazo a Esta Fascinante Ciudad (P1)


La Habana, siempre me llamó la atención, muchos amigos me habían hablado de ella, unos mas entusiasmados que otros, pero la mayoría coincidía que La Habana es una ciudad con un encanto especial, que hay que conocer y aprender a conocerla.

Casona en La Habana
Llegamos en un vuelo via Panamá. Desde que uno pisa el aeropuerto sentimos que entramos a una maquina del tiempo y que retrocedimos 20 o 30 años.

Replicas de placas de autos
Nos hospedamos en el distrito de Miramar, en el Hotel Quinta Avenida, un hotel grande pero también congelado en el tiempo. Esa misma tarde, no nos aguantamos mas y partimos a La Habana Vieja a dar un primer vistazo a la ciudad, la cual sentí que me esperaba hace muchas años, llena de contrastes, donde la imagen de El Che Guevara y los lugares donde estuvo Ernest Hemingway son parte importante de su historia.

Ciudadano cubano personificando a "El Che" Guevara
Restaurante donde se promociona con la frase
"Aquí Jamás Estuvo Hemingway"
La Habana se fundó el 19 de noviembre de 1519. La ciudad resurgió en varias ocasiones desde los escombros a la que era reducida, cada cierto tiempo, por piratas y corsarios franceses. Fue en 1561 cuando la Corona Española decide que esta ciudad sea el lugar de concentración de los barcos españoles, antes de partir en flotas, con destino al continente europeo, llenos de oro, plata, lana, esmeraldas, papas, cacao, entre otros productos saqueados del nuevo mundo. Es por ello que se decide amurallar la ciudad con el fin de proteger sus bienes e intereses.

Hermosas construcciones adornan la Calle Amargura
Durante el S. XVII la ciudad se engrandece con construcciones monumentales, tanto civiles como religiosas. El Convento de San Agustín, El Castillo de El Morro, la Hermita del Humilladero, El Monasterio de Santa Teresa, el Hospital de San Lázaro, son algunas de las obras arquitectónicas que se levantaron en la capital.

La industria tabacalera es una de las principales en Cuba
Alrededor de 1850 Cuba comienza un auge económico gracias a la industria azucarera y tabacalera, lo que llevó a ser un país enormemente rico, Cuba era mas rica que nunca y La Habana fue el vivo retrato de esta riqueza y prosperidad.

Colorida y descuidada calle habanera
Desde el triunfo de la Revolución en 1959, comandada por Fidel Castro, Cuba sufrió grandes transformaciones sociales, principalmente enfocadas en la mejora de la educación y salud. Contrariamente la construcción de viviendas sociales y la economía de sus pobladores disminuyo drásticamente.

Luego de la revolución del 59 la
construcción de viviendas disminuyó
Cuando colapsa la Unión Sovietica y sus aliados de Europa del Este en 1989 Cuba se sumió en una crisis económica, la solución a este problema estaba en resurgir el turismo en la isla, lo que obligó al gobierno cubano a invertir grandes sumas de dinero en este sector.

Grupo musical cantando en "La Bodeguita del Medio"
Recorrimos a pie gran parte de la ciudad y terminamos el día tomando unos deliciosos mojitos en la famosa “Bodeguita del Medio” al ritmo de un grupo de música cubana que no hizo mas que alegrarnos cada sorbo de este típico brebaje cubano hecho a base de hierba buena y ron.

Cena con "Buena Vista Social Club"
La noche no pudo ser mejor, cenamos camarones y langostas mientras disfrutábamos con la música de parte de los miembros de la mítica banda cubana “Buena Vista Social Club”, que mas podíamos pedir para un primer día en La Habana, había sido sensacional.

Iglesia de San Francisco de Asis
Al día siguiente, luego de recuperar el sueño perdido, partimos nuevamente hacia la Habana Vieja, sin ninguna brújula, simplemente a recorrer sus calles y conocer un poco mas a su gente.

La Habana es un museo al aire libre de autos antiguos
Quede sorprendido con el desfile de autos antiguos que observamos frente al Capitolio, el cual data de 1929 y se construyó como sede del senado cubano. Autos de colección, unas verdaderas joyas. Cuba y sobretodo La Habana está plagados de estos, pero en el Capitolio se muestran los mejores, los “mas parados” con el fin de cautivar a los turistas y visitantes a pagar una buena cantidad de dinero por darse el gusto de pasear sobre ellos por la ciudad.

Auto de colección frente al Capitolio
Continuamos nuestro recorrido con una obligada parada en “El Floridita” (1817) donde el mismísimo Ernest Hemingway inmortalizó su daiquiri con una frase escrita de su puño y letra "Mi mojito en La Bodeguita, mi daiquirí en El Floridita". En el rincón donde el famoso escritor de “El Viejo y El Mar” solía sentarse hoy encontramos una estatua de bronce a tamaño natural con su figura apoyada en la barra.

Estatua de bronce de Hemingway en el Floridita
Frase de puño y letra del mismísimo Hemingway que inmortalizó el
Mojito de La Bodeguita y el Daiquiri de El Floridita
Seguimos por la calle mas famosa y populosa de La Habana, “Obispo” donde encontramos algunas tiendas de marcas como Adidas, Converse, Oscar de la Renta, entre otras a precios inalcanzables. Entremezcladas con panaderías, tiendas de ropa y algunos pequeños almacenes estatales con poca  mercadería y congelados en el tiempo, definitivamente un gran contraste.

Arquitectura colonial en La Plaza Vieja
Cruzamos por la “Plaza Vieja”, la cual cuando se construyó en el año 1559 y se llamó, en un principio, “Plaza Nueva”. Este bello espacio fue la zona residencial de la aristocracia en la época de la colonia. Su hermosa arquitectura está representada por edificios coloniales de los siglos XVII, XVIII y XIX.

Catedral de La Habana
Terminamos el día en la “Plaza de la Catedral” donde emerge la hermosa “Catedral de la Habana” (1748), perteneciente a la iglesia católica. La plaza que la rodea alberga mansiones que pertenecieron a la oligarquía española en la época de la colonia. En sus alrededores encontramos el “Palacio del Marqués de Arcos”, “La Casa de los Condes de Casa Bayona” (hoy Museo de Arte Colonial) y la “Mansión del Marqués de Aguas Claras”.

Paseo del Prado
Tomamos mas de una deliciosa Piña Colada en el bar del hotel “Plaza Catedral”, al caer la noche partimos con destino al hotel, había sido un día muy intenso y nos tocaba descansar, estaba fascinado de lo que había visto y vivido en mis dos primeros días en La Habana, y lo mejor de todo era que aún faltaba mas.

Continuará……


Los autos antiguos son parte del atractivo de La Habana
Llamativa señora de La Habana
Detalle de edificio habanero

lunes, 15 de abril de 2013

Rostros de Cuba

Durante un magnifico viaje que realice hace pocos días a Cuba, pude captar algunos rostros y actitudes de la cálida gente que habita esta hermosa isla. Tuve la suerte de conversar con muchos de ellos, lo que me sirvió para conocer mas a fondo la manera de pensar y el como ven su país luego de mas de 50 años bajo el gobierno castrista. Me sorprendí, hay opiniones de todo tipo, algunos a favor, otros en contra y un grupo mas que aún sigue timorato y se percibe que no dicen lo que realmente sienten posiblemente por temor.
Les dejo una selección de algunos de los rostros que pude captar entre La Habana, Matanzas y Cienfuegos.

Cienfueguero
Sonero Callejero
Colorida Cubana
Adolescentes en el Malecón
Raperos
Niño en su Casa
Esperanza Cubana
Bici Taxista de Cienfuegos
Dominó Callejero
El Che aún vive
Borrachito 
Padre e Hija
Travesti
Estilista
Señora Cubana
Señor Cubano
Anciana y su Perro
Quinceañera de Cienfuegos
Anciana en el Paseo del Prado
Jinetera
Boxeador 
Zapatero
Hombre Triste
Mozos en Balcón

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...