martes, 26 de julio de 2011

Lake Nakuru, Paraíso de Flamencos y Rinocerontes.

Amanecimos en el Serena Mount Kenya Lodge, tomamos un nutrido desayuno y partimos con dirección al Parque Nacional Nakuru Lake. A las dos horas de camino paramos a contemplar las Thompson Falls, hermosa cascada que forma el río Ewaso Nyiro, el cual nace en las montañas de Aberdare.

Rinoceronte Blanco
(Ceratotherium simum)
con cría

Continuamos con nuestro recorrido y nos topamos con el Gran Valle del Rift, gran fractura geológica, con una extensión total es de 4.830 kilómetros. Aunque normalmente se habla de este valle para referirse sólo a su parte africana, desde Yibuti (pequeño país africano) a Mozambique, lo cierto es que el mar Rojo y el valle del río Jordán también forman parte de él. Este antiguo valle comenzó a formarse en el sureste de África hace unos 30 millones de años y sigue creciendo en la actualidad, tanto en ancho como en longitud.

Thompson Falls, camino a Nakuru

Luego de casi 4 horas de camino llegamos a Lake Nakuru. Nos instalamos en el hotel Flamingo Hill, un simpático y cómodo hospedaje donde las habitaciones son no son las habituales, son grandes carpas. Estos tipo de lugares de hospedaje se les conoce con el nombre de Tents Camp y poseen todas las comodidades que uno requiere.
Luego de disfrutar un delicioso almuerzo aprovechamos para hacer una siesta, las constantes amanecidas nos estaban pasando factura.

El hermoso lago Nakuru

Recuperados y con el cuerpo al 100% partimos, cerca de las 3:30 pm, a recorrer este pequeño pero interesante parque nacional.
El Parque Nacional Lake Nakuru esta ubicado dentro del Gran Valle del Rift y es un fantástico santuario de aves. En sus orillas observamos una gran población de flamencos, que en épocas pueden llegar a ser centenas de miles. Según el famoso ornitólogo Roger Tory Peterson es "el mayor espectáculo ornitológico de la Tierra", una frase que, como toda frase de este estilo, se utiliza hasta el cansancio para la promoción del parque.

Miles de flamencos se alimentan en las aguas del lago Nakuru

El Parque Nacional Lake Nakuru fue inaugurado en 1968, su extensión actual es de 188 km². Lo que resulta increíble es que este parque se encuentra a tan sólo 4 km de distancia de la populosa ciudad de Nakuru. Esto tiene muchos puntos negativos para la conservación de esta reserva natural.
Lake Nakuru recibe un alto número de visitantes, más de 100.000 cada año, una gran proporción de ellos corresponde a ciudadanos de Kenia y residentes, eso debido a su ubicación y fácil acceso.

Gacela en los alrededores del parque

El parque fue declarado, en 1987, santuario de protección de rinocerontes, que viven y se crían allí con mucho éxito. Desde esos años Nakuru se ha convertido en uno de los principales refugios en Kenia de los rinocerontes blancos y negros.
Nuestra primera parada fue en la orilla del lago, uno de los pocos puntos donde uno puede bajar del auto, el espectáculo que nos brindan los flamencos y pelícanos africanos es espectacular, son miles los que caminan, vuelan y revolotean sobre las aguas de este hermoso lago.

Pelícanos Africanos (Pelecanus onocrotalus)

Aislados de estas aves encontramos un gran grupo de otra interesante especie, el marabú (Leptoptilos crumeniferus), cigüeña de 1.5 mts de altura que es considerada por muchos como el ave mas fea de la tierra. Aunque es posible encontrarlo en la mayor parte de África del Sur, demuestra preferencias por las sabanas, la orilla del mar y lugares con poca vegetación. Su alimentación se compone, básicamente de carroña, excrementos e insectos, es por ello que es común verlos en compañía de los buitres.

El Marabú
(Leptoptilos crumeniferus)

El Marabú es considerada por muchos como el ave mas fea del planeta

Luego de disparar un sinfín de fotografías subimos a la camioneta para continuar nuestro recorrido. A los pocos minutos se nos cruzo un enorme grupo de búfalos africanos, caminaban en fila india hasta una poza aledaña al lago, cuando llegaron a este punto, mostrando autoridad, desplazaron a un grupo de cebras, que no les quedo mas que moverse de su lugar para darles paso a los imponentes y numerosos búfalos.

Búfalo Africano (Syncerus caffer)

Mas adelante nos topamos con la vedette de Nakuru, el gran rinoceronte blanco (Ceratotherium simum), este pastaba de lo mas tranquilo en la sabana, se encontraba en compañía de su pequeña cría, la cual vimos jugar por un rato, para luego lactar varios litros de leche y terminar desparramado en el suelo disfrutando de un profundo sueño.
El rinoceronte blanco es la mayor de las 5 especies de rinocerontes que existen en la actualidad y el cuarto animal terrestre más grande del planeta. Puede llegar a los 4,2 metros de longitud y 1,85 metros de altura.

El gran rinoceronte blanco (Ceratotherium simum), Nakuru es el mayor centro de protección de esta especie

De regreso, luego de cruzarnos con un grupo de jirafas y con una solitaria hiena manchada, encontramos a una robusta leona y su cría, ellos observaban, desde lo alto de una roca, una parte del lago, posiblemente ubicando a su próxima víctima.
Regresamos al hotel cerca de las 7 pm, comimos, y con la barriga llena nos fuimos a dormir. A la mañana siguiente partiríamos al enigmático y famoso parque del Masai Mara, donde nos esperaban un sinfín de emociones.

Con dos camaleones en los alrededores de Thompson Falls

Hermosa vista de la orilla del lago Nakuru

Cebras

Relajada leona observando el panorama

Hiena Manchada (Crocuta crocuta)

Fotografiando en Nakuru

viernes, 22 de julio de 2011

Monte Kenia, Mirando la Selva desde un Balcón (Kenia P3)

Amanecimos en Samburu. Con la salida del sol partimos a dar el último recorrido por este parque nacional. Regresamos a las 8 am al hotel, desayunamos, nos despedimos de nuestros amigos del Simba Lodge y con las mismas nos enrumbamos hacia el Parque Nacional Mount Kenya.

Camaleón en los alrededores del Mount Kenya

El camino duró cerca de 3 horas, mientras nos acercábamos al parque nacional la vegetación se tornaba mas tupida y densa. Llegamos al Mount Kenya Serena Lodge (2,200 msnm) rondando el mediodía. El hotel era maravilloso, esta construido íntegramente de madera y tenia mas de 70 años. Todas las habitaciones dan a una gran poza de agua donde se acercan diversos tipos de animales a calmar su sed. No es necesario salir del hotel para tener una vista privilegiada de esta parte de la selva keniata.

Vista nocturna de la gran poza de agua frente al hotel

Nos instalamos en nuestra pequeña pero acogedora habitación y subimos al restaurante del hotel a almorzar. La comida y la atención fueron de primera. Retornamos al cuarto y nos acomodamos en la terraza, mas que una terraza era una tribuna donde los protagonistas del show eran los búfalos, gacelas, antílopes y elefantes que cruzaban por delante de la fachada del hotel, sin inmutarse en lo mas mínimo.

Waterbuck (Kobus ellipsiprymnus)

El Parque Nacional del Mount Kenya tiene una superficie de 715 km2 y recibe alrededor de 15,000 turistas al año. La vedette del parque, lógicamente, es el imponente Monte Kenia, con sus 5199 msnm es la segunda montaña mas alta del África y un destino obligado para los montañistas que visitan este país africano

Imponente Monte Kenia (5,199 msnm), el segundo mas alto de Africa, visto desde el PN Samburu

Mientras nos relajábamos con la hermosa vista y la tranquilidad de la selva aparece, al lado nuestro, un blue monkey (Cercopithecus mitis), simio que suele habitar las zonas montañosas de África central. Este individuo llegó de visita solo con la intención de buscar algo de comer entre nuestro equipaje. Al ser un animal silvestre hay que tener cuidado, son capaces de morderte o atacarte solo por el hecho de conseguir un poco de alimento.

blue monkey (Cercopithecus mitis)

Este simpático primate se nos plantó en el balcón de la habitación por larguísimos minutos hasta que se aburrió y se fue. En el hotel te advierten no darle de comer a los monos, a parte de generarles una dependencia y mal acostumbrarlos, pueden comer algo que no sea común en su dieta y enfermarse.
Por la tarde recorrimos el hotel, en la parte baja existe un escondite, en el subsuelo, desde ahí se tiene una vista privilegiada, se puede observar la fauna a escasos metros de distancia. Nos entretuvimos un buen rato contemplando los diversos animales que aprecian y desaparecían en el follaje.

El gran Búfalo Africano, uno del los llamados "Big Five" del Africa

Por la noche el hotel prendió unos reflectores que dan a la gran poza, eso permite observar algunas especies de fauna nocturna, como al jabalí gigante o al leopardo.
La cena estuvo de lujo, antes de terminar nuestros platillos se nos acerca un empleado del hotel con una lista de animales que comúnmente se asoman a la poza por la noche. Nos pidió que marcáramos cuales nos interesarían ver si se acercan, ellos se encargarían de despertarnos si se asoman mientras dormimos. Al final nadie nos perturbó el sueño, señal que ninguno de los animales de nuestra exigente lista se acerco.
La mañana fue tranquila, solo nos dio el tiempo para desayunar, acomodar nuestras cosas y partir hacia el Nakuru Lake, nuestro próximo destino.

Blue Monkey merodiando las habitaciones del hotel

Camedor del Mount Kenya Serena Lodge

Fachada y poza del Mount Kenya Serena Lodge

Nuestra habitación, pequeña pero muy acojedora

sábado, 16 de julio de 2011

Guepardos, Jirafas y Leones en Samburu (Kenia P2)

Madrugamos acompañados, por una luna llena espectacular, y por el canto de las aves de Samburu, tomamos una ducha violenta y partimos, a las 6 y 30 am a recorrer nuevamente la reserva de Samburu.
A los pocos minutos, cuando el sol aún no calentaba la sabana africana, nos topamos con dos guepardos, madre e hijo, camuflados tras el follaje de la selva, estaban relajados, a poco mas de 100 metros de un grupo de gacelas thompson, las que observaban como si se tratase de el menú del desayuno.

Agazapado Guepardo tras un grupo de Gacelas Thompson

Al poco rato ambos, madre e hijo, se pararon y agazapadamente comenzaron a acercarse a la manada de gacelas mientras nosotros, desde la camioneta, observábamos detenidamente cada paso que daban estos hermosos felinos.
Después de una hora de espera, la madre tomo la iniciativa y corrió rápidamente hacia el grupo de gacelas, las cuales partieron hacia todas direcciones. Los guepardos no tuvieron suerte, se quedaron sin desayuno, tendrán que esperar por lo menos 6 horas para recuperarse e intentar un nuevo intento de cacería.

Guepardos, madre e hijo, caminando resignados tras fracaso en cacería

El Guepardo o chita (Acinonyx jubatus) es el animal terrestre mas veloz de la tierra, logra alcanzar los 110 km/h, aunque solo puede mantener esta velocidad por un corto trayecto. Se alimenta de mamíferos de mediano tamaño, siendo las gacelas sus presas favoritas. Este estilizado felino es presa de los felinos mas grandes de África, como el león y el leopardo. Las hienas también representan un peligro para el guepardo y sus cachorros. Este magnifico animal se encuentra amenazado a causa de la caza furtiva y de la reducción de su hábitat.

Imponente Waterbuck (Kobus ellipsiprymnus) macho

Seguimos nuestro recorrido hacia la parte norte del parque nacional, llegamos a un delgado río donde, que, por obvias razones, concentra una gran variedad de fauna. Grupos de gacelas, antílopes, babuinos y grullas adornaban este bello paisaje. De pronto otra agradable sorpresa nos pasa por delante de nuestras narices, un grupo de 8 "jirafas reticuladas"(Giraffa camelopardalis reticulata) caminan lentamente frente a nosotros, se acomodan al pie unas "acacias", árbol de la sabana africana, y empiezan a comer sus hojas.

Jirafa Reticulada cruzando la sabana africana

La "jirafa reticulada" es una de las tres especies de jirafas que habitan las selvas de África. Se diferencia de sus parientes cercanos por las grandes manchas rojizas y geométricas que adornan su piel. A esta especie de jirafa se le encuentra solo en el norte de Kenia, al sur de Etiopia y al oeste de Somalia.
Como todas las jirafas, las reticuladas pueden medir hasta los 5 metros de altura, convirtiéndolas en el animal terrestre más alto del mundo.

Hermosa piel de la Jirafa Reticulada

Retornamos al Simba Lodge bordeando las 11 am, aprovechamos lo que quedaba de la mañana y parte de la tarde para conversar con la amable gente keniata que trabajaba en el Lodge y contarles un poco acerca del Perú, país tan lejano y desconocido para la mayoría de ellos. Le mostramos algunas fotos de nuestro país que cargaba en el ipod y quedaron maravillados.

Toco o Calao de Pico Rojo (Tockus erythrorhynchus) en los alrededores del Simba Lodge

En plena hora de almuerzo, estando en la terraza principal, acompañados solo de una pareja de alemanes, vemos a un grupo de "waterbuck" o antílopes acuáticos, corriendo despavoridamente, acompañados del grito de elefantes y monos cara negra, de pronto aparece entre los matorrales un gran león macho (raramente los leones machos de Samburu no tienen melena) tras ellos. El gran felino no tuvo suerte, los "waterbucks" si, por lo menos hasta que otro felino de la sabana no los ponga en la mira como parte de su dieta.

Elegante Orix (Orix gazella)observando nuestros movimientos

A las 4 pm partimos nuevamente a recorrer el Parque Nacional de Samburu, en esta oportunidad recorreríamos la zona sur. El paisaje en esta parte del parque era mas tupido; elefantes, impalas y jirafas reticuladas eran parte del paisaje. De regreso al Lodge nos topamos con dos delgadas leonas descansando al lado del camino, ni se inmutaron con nuestra presencia. Las observamos y contemplamos por varios minutos hasta que se pararon, caminaron a menos de un metro de nuestra camioneta y se marcharon, ni siquiera se inmutaron con nuestra presencia.

Leona en Samburu

Llegamos al Simba Lodge alrededor de las 6 pm, tomamos un par de "Tusker", popular cerveza keniata y nos fuimos a dormir bajo la impresionante luna llena que nos seguía acompañado. La mañana siguiente nos tocaba partir a Parque Nacional Monte Kenia, una nueva historia.

Imponente luna llena que nos acompaño en Samburu

Detalle de la hermosa piel de las Cebras

Pequeño Dik-Dik de Kirk de solo 70 cm de longitud

Babuino

Chacal de Lomo Negro (Canis mesomelas)

Impala en Samburu

sábado, 9 de julio de 2011

Samburu, Descubriendo la Sabana Africana (Kenia P1)

Partimos del Aeropuerto de Amman, vía El Cairo, hacia Nairobi, el viaje, con una hora y media de escala en el país de los faraones, duro cerca de 8 horas. Aterrizamos en el aeropuerto internacional de Nairobi a las 3 y 30 am muertos de sueño. Llenamos varios papeles, pagamos US$50 c/u por derecho a la visa y entramos a Kenia, un país que, desde que era pequeño, siempre quise conocer.
Luego de pasar un gran susto pensando que nuestras maletas no habían llegado, salimos del aeropuerto, ahí nos esperaba Michael, de la empresa Natural Track Safaris, el iba a ser nuestro guía en el viaje por 8 días por este alejado país del continente africano.

Babuino hembra cargando a su cría

Kenia es un país ubicado al este de África Central, su población bordea los 40 millones de habitantes, con un analfabetismo que rodea el 30% de la población. Su mayor riqueza radica en sus 42 parques nacionales y su variada fauna que atraen cerca de 2.5 millones de turistas al año. Los idiomas oficiales son el ingles y el Swahili, lengua africana muy hablada, además, en Tanzania y parte de Uganda.

Hermosa vista de la sabana de Samburu desde la habitación del hotel

El viaje hasta el parque nacional Buffalo Springs, en Samburu, se nos hizo eterno, fueron alrededor de 6 horas de camino para los 300 kilómetros recorridos. Nos ubicamos en el Simba Lodge, un hotel ubicado dentro del parque, la habitación que nos dieron era espectacular, y la vista ni que decir. La terraza del cuarto daba a una gran poza de agua donde era fácil de observar manadas de elefantes, jirafas, antílopes y babuinos.

Elefante africano en los alrededores del Simba Lodge

Samburu está ubicada al norte de Kenia, este lado es el menos visitado por el turismo, lo que la hace aún mas atractiva. En la reserva podemos observar una gran variedad de especies únicas de esta región, entre las cuales se encuentran la Cebra de Gravy, la Jirafa Reticulada y el Gerenuk, además de guepardos, búfalos, leones, leopardos, cocodrilos, hipopótamos y gacelas, entre otros grandes animales.

Colorido canario africano, una de las mas 350 especies de aves que se pueden observar en Samburu

La poca densidad de población que encontramos en los alrededores del parque lo hacen un lugar muy apto para la vida salvaje. Podemos encontrar mas de 350 especies de aves, lo que convierte a Samburu en un verdadero paraíso para cualquier "Bird Watcher". Colibríes, cigüeñas, águilas y buitres son parte de la gran cantidad y variedad de plumíferos que podemos encontrar.
Almorzamos como reyes en el Lodge, rodeados de una gran cantidad de aves y de un grupo de monos "cara negra" que estaban al acecho de nuestros platos, si pestañábamos se apoderaban de parte de nuestra merienda.

El Estornino Soberbio, habita en gran parte de la sabana de Africa Central

Terminando el almuerzo nos esperaba Michael en la camioneta para recorrer, por primera vez, este maravilloso parque keniata. El recorrido fue muy interesante, no podía creer que me encontraba en un safari por África, estaba cumpliendo al fin un sueño de niño.
Desde el principio, los diversos tipos de gacelas e impalas que encontramos en el camino, se hicieron parte del paisaje, habían grandes grupos de ellos. De un momento a otro nos llamó la atención un antílope delgado, con un largo cuello, cara muy fina y ojos y orejas muy grandes, muy diferente a los otros que habíamos visto, era el Gerenuk, también conocido como "gacela jirafa".
Este hermoso y extraño mamífero vive en pequeños grupos formados por hembras de la misma familia y sus crías, en grupos de machos solteros o como machos solitarios.

Ejemplar hembra del Gerenuk, gacela endémica de zona de Kenia

Se alimentan a distancias más altas del suelo que otras gacelas y que muchos antílopes. Se paran en sus patas traseras y con sus largos cuellos extendidos buscan arbustos altos. La forma de alimentarse también resulta curiosa, los gerenuks usan sus patas delanteras para acercar las ramas más altas a su boca. Su dieta esta compuesta por hojas tiernas, junto con una nutritiva mezcla de insectos, flores, frutas y enredaderas.

Al Gerenuk también se le conoce con el nombre de "Gacela Jirafa"

Otra curiosidad es que los gerenuks no necesitan de agua para vivir ya que reciben suficiente líquido de las plantas de las que se alimentan y así poder sobrevivir en zonas secas y desiertos.
Seguimos nuestro recorrido, era común ver caminando por la sabana africana facoceros (jabalí verrugoso), grupos de Órix, grandes familias de babuinos y mas grupos de diversas especies de gacelas y antílopes.

El Facoceros o jabalí verrugoso

A mitad de recorrido nos topamos con otra de las especies endémicas de esta parte del continente africano, la "Cebra de Gravy", la menos común de las tres especies que habitan en África. Esta especie es la más grande de todas, llega a medir 2.75 metros de longitud y 1.60 metros de alto a la espalda. Pesa entre 350 y 440 kg. Otras características diferencial de esta especie respecto a las otras son sus orejas grandes y el tener sus rayas más estrechas, además tienen la virtud de poder resistir más tiempo sin beber agua.

La solitaria "Cebra de Gravy", otra de las especies endémicas de esta zona del Africa

A diferencia de las otras especies de cebra, las "Cebra de Gravy" no tienen vínculos sociales permanentes. Los grupos de este tipo de cebras raramente permanecen juntos durante más de unos cuantos meses. Las crías permanecen con su madre, mientras que los machos adultos viven solos. En casos de escasez de comida, muchos miembros de esta especie se pueden congregar alrededor de una fuente de alimento, dando la impresión de que forman una manada.

La "Cebra de Gravy" es la mas grande de las tres especies de cebras existentes

Cuando ya caía la tarde y estábamos a punto de retornar al hotel, divisamos en la parte alta de un árbol al escurridizo Leopardo, se encontraba descansando. Lo observamos unos largos minutos hasta que se animo a levantar la cabeza, nos miró desde lo alto unos segundos y continuo su siesta, nos quedamos asombrados de la belleza de este solitario felino, considerado uno de los "Big Five" del continente Africano.

El Leopardo, considerado entre los "Big Five" del continente africano

En la noche caímos como plomos, el día había sido largo y agotador, la aventura recién comenzaba y debíamos estar al alba en la camioneta para continuar nuestro safari. Era indispensable recuperar fuerzas para disfrutar lo mucho que nos quedaba por descubrir en el continente africano.

Atardecer en Samburu

Gacelas de Grant en plena disputa

Cercopiteco Verde en los alrededores del lodge

Charo y yo juntos a Michael, nuestro guía

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...