lunes, 26 de diciembre de 2011

Lima y sus Interesantes Destinos para Escaparse un Fin Semana

Si bien el Perú es un país grande y con cientos de destinos para explorar y conocer, mucha gente no sabe que en las cercanías de nuestra capital existen diversos lugares donde uno puede encontrar y hacer un poco de todo, vestigios incas y preincas, campamentos, trekking, culturas milenarias, deportes de aventura, naturaleza plena y un sin fin de actividades.
Ahora no va a ser escusa quedarse en la ciudad de Lima, les presento algunos destinos interesantes para conocer, algunos para escaparse de un día para otro, otros que podemos visitar cualquier fin de semana largo, tan habituales en nuestro país.

Ruinas de Rupac (3500 msnm)

Para llegar a estas espectaculares ruinas pertenecientes a la cultura preinca de los Altavillos (900 DC) hay que viajar hasta la ciudad de Huaral, al norte de la capital, luego internarse cerca de 50 km por la carretera que nos lleva al pueblo de Acos, pocos kilómetros antes de llegar al mencionado pueblo debemos tomar el desvío a la derecha con destino al poblado de la Florida (16 km – 45 minutos).

Ruinas de Rupac en la Sierra de Huaral

De la Florida nos trasladamos al pueblo abandonado de Pampas (8 km – 25 minutos), desde este punto se inicial la caminata a las ruinas. El trekking es medianamente exigente (6.5 km – 3 a 4 horas), mucha gente parte temprano desde Pampas y sube y baja el mismo día, yo recomiendo la opción de dormir al pie de los restos arqueológicos, los atardeceres y amaneceres que observamos son espectaculares.

Atardecer en Rupac
No olvidar llevar agua y abrigo, las noches pueden ser un poco frías. Puedo afirmar que estas son los restos arqueológicos mejor conservados de la provincia de Lima y posiblemente del País.

Para mas información haga click aquí

Pueblo de Tupe (2850 msnm)

Este pequeño pueblo de los andes limeños se caracteriza por dos temas en particular, Tupe es el único lugar del planeta donde se habla el Jaqaru, idioma milenario el cual se dice que es mas antiguo que el quechua y el aymara. Otro punto que hace que este lugar sea diferente a cualquier otro poblado de la sierra del país es la vestimenta de sus mujeres, para su confección usan telares con pequeños cuadrados rojos y negros, un cinto negro en la cintura y un pañuelo, también negro, en la cabeza.

Pobladora de Tupe

Para llegar a Tupe debemos primero que ir a Cañete (140 km de Lima), luego tomar el desvío hacia Lunahuaná, pasamos este pueblo y continuamos una hora mas hasta Catahuasi.
De Catahuasi nos desviamos por un camino en regulares condiciones hasta llegar al pueblo de Aiza (14 km – 45 minutos del desvío), en este punto dejamos en auto y se caminan 6 km (2 horas) hasta llegar a Tupe, la ruta no es muy exigente.

Las vestimentas y el idioma único son lo mas característico de Tupe
En Tupe hay que acampar, no existen hospedajes.

Para mas información haga click aquí

Cañón de Autisha (2000 msnm)

Este maravilloso lugar está escondido en el valle del río Santa Eulalia. Para llegar a él hay que tomar la carretera central hasta el desvió a Santa Eulalia (45 km – 1 hora), pasamos el mencionado pueblo para continuar hasta Huinco. Seguimos la carretera afirmada hasta que nos topamos con el puente de Autisha, mas o menos 1 hora y media desde la carretera central.

Cascada de Sheque
Bajamos por el lado izquierdo de la carretera hasta el pequeño caserío que se encuentra en la parte baja del río, desde acá partimos una corta caminata de 15 minutos hasta la entrada al cañón. En este punto nos tomamos con una gran represa abandonada hace mas de 50 años, bajamos por las escalinatas que bordean el antiguo ascensor de la central y llegamos a dos túneles, el de la izquierda nos lleva a la  cueva de los murciélagos, hay cientos de ellos. 

Camino al lado del Cañon
El lado derecho nos lleva a la hermosa cascada de Sheque. Si les gusta el agua fría les aconsejo darse un chapuzón en la laguna al pie de la cascada.
Es importante andar con mucho cuidado en esta travesía, hay tres partes donde se requiere cierta destreza para pasar. Si es de los que le temen a las alturas no le recomiendo ir. No olvidar llevar algo ligero para abrigarse, en la parte honda del cañón, no llega a caer ni un rayo de sol.

Para mas información haga click aquí

Reserva Paisajística Nor Yauyos Cocha. (aprox. 3700 msnm)

Sin lugar a dudas este lugar cuenta con uno de los paisajes mas hermosos que podemos encontrar en el Perú. Para llegar a la reserva debemos ir primero a Cañete, luego tomar el desvío a Lunahuaná, pasar este punto y continuar unas 3 a 4 horas trepando por la ladera del río Cañete.

Rió Cañete en Huancaya
Pasamos el pueblo de Vitis y llegamos a Huancaya, es posible acampar en la parte alta del pueblo caracterizado por turquesas y frías lagunas que le dan un aspecto paradisiaco al lugar. Recomiendo acampar en este lugar adornado por un bello puente de piedra colonial (aunque se dice que es de fines de los 1800s), siempre y cuando estén bien preparados para el frío, sino esta la posibilidad de encontrar pequeños hospedajes en el pueblo.

Lagunas y Cascadas adornan este bello lugar
También recomiendo en los días es estén por esta zona de la sierra de Lima subir al pueblo de Vilca, una hora mas arriba, el camino es muy bonito. En la parte alta de Vilca encontramos un bosquecito y lagunas y caídas de agua muy bellas. Vale la pena la visita.

Laguna en Vilca
Existe la posibilidad de no regresar por el mismo camino por el que se fue, si continuamos el camino hacia arriba llegamos al Pariacaca (montaña que fue adorada por los incas) y salimos ala comunidad de Pachacayo, al cruzarla desembocamos en la carretera central, a 30 kilómetros de la ciudad de La Oroya (3 horas de Lima)

Para mas información haga click aquí

Meseta de Marcahuasi (4000 msnm)

Esta maravillosa meseta se encuentra en la parte alta del pueblo de San Pedro de Casta (100 km de Lima). Para llegar hay que seguir el mismo camino que se describe, líneas arriba, para llegar al cañón de Autisha, en vez de seguir de frente cruzamos sobre el puente Autisha, desde este punto son unos 20 a 30 minutos adicionales de camino.

El Anfiteatro de Marcahuasi
En San Pedro se empieza la caminata a la meseta (5.50 km – 2 y 30 horas) por un sendero ancho y bien marcado.
Recomiendo acampar en el anfiteatro de Marcahuasi, explanada cerrada por grandes piedras, que sirven para protegerse un poco del frío, aunque igual es intenso.
En Marcahuasi encontramos piedras de todas las formas y tamaños que nos hacen volar la imaginación, además de restos arqueológicos pertenecientes a la cultura preinca de los Huancas.

Abismos bordean la meseta
Marcahuasi es un lugar místico, mucha gente asegura que es un lugar donde se suele observar OVNIS y extraterrestres. Se respira mucha paz y tranquilidad, sobretodo si uno sube un día de semana, cuando no hay gente.
Hay que subir con un buen equipo para el frío, las noches son heladas.

Para mas información haga click aquí

________________________________________

Estos son solo 5 destinos de los muchos que existen en la cercanía de la capital, son los que me parecen mas interesantes. Hay otros lugares que también valen la pena como Las Lomas de Lachay, Antioquía, Lunahuana, Caral, Obrajillo, entre otros, pero ya calzarán en otra lista.

Lo único que se necesita son las ganas de conocer cada vez mas nuestro país. 

sábado, 24 de diciembre de 2011

Aves de Africa Parte 2 (Birds of Africa 2nd Part)

Esta es la segunda parte de una serie de fotografías que tome en mi último viaje por tierras africanas. La mayoría de ellas están tomadas en los parques nacionales keniatas de Samburu, Lake Nakuru y el Masai Mara. He tratado de identificar la aves fotografiadas, hay un par de ellas que no lo logré, si alguien sabe que aves son les agradeceré que me lo hagan saber.
Si quere ver la galería de la primera parte haga click aquí
____________________________________________

This is the second part of a series of pictures taken on my last journey around Africa. Most of them are taken in Kenyan nacional parks of Samburu, Lake Nakuru and Masai Mara. I have tried to identify the birds photographed, there are a couple of them that I didn't know, if someone knows that birds are grateful they let me know.

If you want to see the gallery of the first part click here

Eurasian Roller (Coracias garrulus)
Black Headed Weaver (Ploceus melanocephalus)
Blacksmith Plover (Vanellus armatus) 
Crowned Plover (Vanellus coronatus)
Egyptian Goose (Alopochen aegyptiacus)
(NN) - Samburu
(NN) - Samburu
(NN) - Masai Mara
(NN) - Masai Mara
Mourning Dove (Zenaida macroura)
Ostrich (Struthio camelus)
Red Billed Oxpecker (Buphagus erythrorhynchus)
Robin Chat (Cossypha heuglini)
Usambiro Barbet (Trachyphonus usambiro)
Weaver (Ploceidae)
White Bellied Go-away Bird (Corythaixoides leucogaster)
White Browed Sparrow Weaver (Plocepasser mahali)


lunes, 19 de diciembre de 2011

Nadando con Delfines en Kizimkazi

Hoy nos tocaba madrugar, la emoción de ir en busca de delfines y poder nadar con ellos en mar abierto hicieron que casi no duerma. Toda la vida quise vivir esta experiencia y el día había llegado.

Delfines "Nariz de Botella" en Kizimkazi
He tenido la oportunidad de estar en lugares del caribe donde es posible nadar con delfines pero en cautiverio, nunca me atrajo esa actividad, siempre he sido de disfrutar mucho mas de las experiencias naturales.

Playa de Kizimkazi en la isla de Zanzibar
Llegamos a Kizimkazi, pequeño poblado pesquero ubicado al norte de la isla de Zanzíbar – Tanzania, nos subimos a una pequeña embarcación y nos alejamos casi dos kilómetros de la orilla en busca los delfines "nariz de botella". La gran riqueza y variedad de especies marinas que habitan esta parte de la isla hace que estos simpáticos delfines visiten la bahía todas las mañanas.

Grupo de delfines
Divisamos el primer grupo de estos cetáceos y saltamos al agua, pasaron alrededor de 6 de ellos pegados al fondo marino, subimos nuevamente al bote para buscarlos de nuevo. Salte y subí al bote cerca de 8 veces, la gran mayoría de ellas sin mucha suerte. Ya cansado decidí saltar por última vez, y lo que viví fue increíble, pasaron delante mio un grupo de 7 delfines a menos de 30 cm de distancia, me miraron de reojo y continuaron su camino. La emoción fue granadísima, quede satisfecho al 100% con esta experiencia única.

Delfines a contraluz
Regresamos a desembarcar a la hermosa playa de Kizimkazi, conversamos un rato con los niños del pueblo y partimos, una vez mas, hacia Stone Town, capital de la Isla de Zanzíbar. Era nuestro último día en este paradisiaco lugar, sentí una pena enorme al pensar que en menos de 24 horas partiría en un largo viaje hacia Egipto, último destino de nuestro viaje de 26 días por Jordania, Kenia y Zanzíbar.

Niño saltando en Stone Town
Estuvimos toda la tarde en Stone Town, observando a los niños del pueblo haciendo saltos ornamentales desde un muro de mas de 10 metros hacia el mar. Recorrimos una ve mas sus calles, compramos algunas cositas para llevar de regalo a Lima y regresamos al Echo Beach, nuestro hotel, muy contentos con la espectacular experiencia vivida en Kazimkazi y en la hermosa isla de Zanzíbar.

Atardecer en Stone Town

Video de delfines en Kizimkazi 

miércoles, 14 de diciembre de 2011

Pomapata, y Llegó la Navidad

Luego de mas de un mes de planificación y coordinación al fin llegó el gran día, por segundo año consecutivo partíamos a Pomapata con la finalidad de llevar un poco de alegría a este lejano pueblo perdido entre los andes ancashinos.

Sofía disfrutando de su panetón
En nuestra visita del año anterior con motivo del entierro de nuestra entrañable y queridísima Casia, quien trabajo junto a mi familia por 41 años, organizamos una fiesta de navidad para los 70 niños de la comunidad. Este año tuvimos mas tiempo para organizarnos y gracias a un grupo de buenos amigos logramos recaudar los fondos suficientes para llegar a Pomapata cargados de regalos, ropa y panteones para los niños de este pueblo que no sobrepasa las 300 personas. Partimos con la  ilusión de pisar tierras pomapatinas nuevamente y reencontrarnos con muchos amigos que dejamos en nuestra visita anterior.

Pomapata
Salimos de Lima un jueves en la madrugada, el reloj aún no marcaba las 5 am y ya nos encontrábamos en la panamericana norte rumbo a Pomapata. Gonzalo, Denisse, Valeria y yo (los 4 Bullard) fuimos parte de la primera visita, en esta ocasión se nos unieron Verónica y Tana Simpson, Giovanna Dávila, Mera de la Rosa, y José Ignacio Bullard, además de Licy Cano, sobrina de Casia, gran amiga y digna representante de Pomapata quién nos apoyo con la coordinación y logística del viaje.a

Todo el Team viajero: Denisse, José Ignacio, Gonzalo, Mera, Arturo
Valeria, Tana, Giovanna, Vero y Licy
Luego de 6 horas de camino llegamos a Chiquían, pueblo ancashino conocido como "El Espejito del Cielo". En este punto dejamos los autos, recogimos las donaciones que habíamos enviado días antes por encomienda y partimos en una Custer alquilada hacia Quero por un zigzagueante y accidentado camino. El recorrido duró cerca de hora y media.

Vero y Tana preparando sus mochilas antes de la caminata
En Quero nos esperaba una gran flota de 15 burros que tuvieron la misión de cargar en sus lomos los grandes costales y paquetes llenos de donaciones hacia Pomapata. Algunos subimos a pie, otros a caballo, la caminata nos tomó hora y media, fue una gran satisfacción personal, el año anterior me tomó media hora mas llegar caminando a este mismo destino.

Licy, Giovanna y Vero sufriendola
antes de llegar a Pomapata
Burros llegando a Pomapata con donaciones
Arribamos cansados bordeando las 4 pm a Pomapata, la gente del pueblo, con muchas caras conocidas, nos recibieron como si volviéramos a casa. Nos ubicamos en los tres cuartos que amablemente nos presto la gente del pueblo, nos cambiamos la ropa que estaba ligeramente mojada por la lluvia y fuimos a la casa de los Cano a comer algo. Gran parte de la noche la pasamos riéndonos y contando anécdotas alegrando el cuerpo con una botella de "calentito" (bebida tradicional hecha en base a aguardiente).

En la tumba de nuestra querida Casucha
Nos levantamos temprano, la noche se hizo larga. Tomamos un buen desayuno, nos dimos un buen tiempo para ir al cementerio a visitar la tumba de Casia. Regresando nos pusimos a chambear, teníamos que separar los cientos de regalos y trasladarlos al centro comunitario de Pomapata donde realizaríamos la fiesta navideña.

Deliciosa Pachamanca de Cordero
Almorzamos una espectacular pachamanca, hecha a base de cordero y papa, cordialmente invitada por la familia Cano Valderrama, luego visitamos el local de inicial donde conocimos algunos maravillosos niños, de menos de 5 años, que empeñosamente aprendían las vocales.

Giovanna, Vero, Licy y Tana en la escuela inicial
Retornamos a chambear, envolvimos, clasificamos y etiquetamos los regalos. Decoramos el local con motivos navideños, mientras algunos niños que se encontraban a las afueras del centro comunitario no aguantaban la curiosidad y nos observaban por las pequeñas grietas que dejaba la unión entre la puerta y la pared de este local de arcilla.

Tana acomodando los regalos
Valeria junto a parte de las donaciones
Terminamos cerca de las 7 pm, todo estaba listo para el gran día, no veíamos las horas de celebrar y ver sonreír a los niños de Pomapata, ya faltaba poco. Cansados nos tomamos una sopita de cabeza de cordero, conversamos un buen rato y nos fuimos a descansar, el cuerpo lo pedía a gritos.

Mera y Denisse relajadas en la plaza de Pomapata
En la madrugada José Ignacio salió a pescar, junto al hermano de Licy, hacia una laguna ubicada a 3 horas a caballo, todos los demás tomamos desayuno y salimos de caminata a los baños termales de Conoc, a 3 kilómetros del pueblo. Al comienzo titubeamos, se metió Gonzalo y todos los demás lo seguimos. Gozamos al máximo el agua, considerando que, debido a las condiciones en las que estábamos, no habíamos tenido mayor contacto con el líquido elemento desde que salimos de Lima.

Gonzalo y Arturo en los baños Termales de Conoc 
(foto: Valeria Bullard)
Regresamos a Pomapata, almorzamos unos nutridos tallarines con huancaína y bajamos al centro comunitario del pueblo para afinar los últimos detalles. La fiesta empezaba a las 3pm, solo nos quedaba una hora para tener todo listo.

Listos para empezar la fiesta de navidad (foto: Denisse Bullard)
Nos enfundamos nuestros gorros navideños y nuestras narices de claun para recibir a los niños que comenzaron a llegar en mancha, andábamos un poco nerviosos, todo tenia que salir bien. A las 3 y 30 pm empezamos la celebración, dirigí unas palabras al publico presente, luego Licy dio algunas palabras de agradecimiento para continuar con un show de títeres a cargo de Mera, Denisse y Valeria, mientras los niños seguían la interesante historia creada por las chicas boquiabiertos.

Niñas disfrutando el show de títeres
Seguidamente empezaron los juegos, "pasar el globo", "las estatuas", concursos de baile, canto y poesía fueron solo algunas de las actividades que celebramos con ellos. A diferencia del año anterior los niños estaban mas entregados; cantaban, reían y saltaban junto a nosotros, el ambiente era fantástico.

Niño feliz con su peluche
Gonzalo dio un mensaje navideño, luego entregó 4 canastas navideñas a las señoras con mayor edad del pueblo las cuales quedaron infinitamente agradecidas. A continuación hicimos las donaciones correspondientes a la escuela inicial y primaria, entregado libros, cuentos, juguetes y juegos didácticos. Cerramos las donaciones para la comunidad con 4 pelotas de futbol, 4 de voley y una net para el club deportivo local "Estrellas de Pomapata".

Cocina  de juguete donada a la escuela inicial de Pomapata
Antes de pasar a la chocolatada las primas de nuestra recordada Casucha entonaron "Lucerito del Amanecer", canción que Casia nos cantaba de niños, la emoción invadió todos los puntos de mi cuerpo, luego Vero y Tana, mas conocidas  como las "Hermanitas Simpson" sacaron chispa del suelo bailando un movido huayno junto a dos simpáticos pobladores pomapatinos.

Gonzalo bailando con amiga pomapatina (foto: Denisse Bullard)
El broche de oro fue la chocolatada con panetón incluido y la entrega de regalos, fue realmente maravilloso ver a los niños jugando, corriendo y saltando por los alrededores. Que mas podíamos pedir? Todo salió como lo planeamos.

Niños disfrutando de la chocolatada navideña
Terminamos agotados pero felices de ver Pomapata sonreír, subimos a comer algo cuando nos percatamos que José Ignacio no había llegado de pescar, nos entro angustia y preocupación ya que había caído la noche y la lluvia era intensa. No nos quedaba mas que esperar mientras comentábamos, con un "calientito" en las manos lo increíble que había sido este día junto a la familia pomapatina.

José Ignacio perdido en los andes ancashinos (foto: JI Bullard)
José Ignacio apareció bordeando la 1 am, tuvo problemas con el clima y el caballo en el que andaba. Dormimos hasta las 6 y 30 am, acomodamos nuestras pilchas y partimos caminando a recorrer los 5 km que separan Pomapata de Quero. 

Valeria y Sofia
Fue increíble ver a la gente del pueblo saliendo de sus casas a despedirse cariñosamente de nosotros. Me daba mucha pena tener que partir, pero a la vez me llene de alegría al saber que dimos lo mejor de nosotros para llevar felicidad a este maravilloso pueblo al que le debemos tanto, pueblo que vio nacer a una de las mas extraordinarias personas que conocí.

Niños de Pomapata
Casucha, donde quieras que estés se que debes estar orgullosa de nosotros y ten por seguro que seguiremos apoyando a través de los años a Pomapata, nuestro querido Pomapata.

Niño disfrutando de sus regalos a la mañana siguiente
(foto: Tana Simpson)

Un especial agradecimiento a:

Familia Cano Valderrama, Grupo Digamma, Alfredo Bullard, Rodrigo Bullard, Rosario Figueroa, Joaquín y Raúl Aramburú, Gonzalo y Jessica Urbina, Verónica Tejada, Luis Felipe Llosa, Ana María León, Pía Luna, Jessica Bullard, Héctor Ucelli, Ricardo Braschi, Uchi Arnaiz, Mariel Figueroa, Giselle González Moy, Elia Abanto, entre otras maravillosas personas que se unieron a la causa y nos apoyaron con donaciones para poder llevar alegría a Pomapata.

Michelle en la escuela inicial de Pomapata

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...