domingo, 2 de septiembre de 2012

En Busca del Camino Inca entre Incahuasi y la Quebrada de Topará (Lunahuaná)


Hace pocos meses escuche por primera vez hablar sobre un camino inca que unía el complejo arqueológico de Incahuasi, en Lunahuaná, con la quebrada de Topará en Chincha.

Recorriendo parte del Camino Inca entre Incahuasi y Topará
Desde el primer día se nos metió el bichito por ir a buscar el mencionado camino. Nos programamos y junto a mi hermano Gonzalo y a un grupo de amigos, Marco, Valeria, Claudio, Doel y María Cristina, partimos una mañana, luego de pasar la noche en Imperial – Cañete, hacia Incahuasi, aproximadamente a la altura del Km 30 de la carretera a Lunahuaná.

Doel, Claudio, María Cristina, Gonzalo, Valeria y Marco tomando
un descanso en la ruta
No sabíamos bien a que íbamos y que nos depararía el destino, la información que habíamos recopilado era escasa, era parte de la aventura.
De la puerta de control del complejo arqueológico de Incahuasi entramos por una pista en pésimas condiciones cerca de 6 km, estacionamos en un punto donde simplemente ya no había por donde mas subir.

Complejo Arqueológico de Incahuasi
Nos pusimos nuestras pequeñas mochilas al hombro y comenzamos a caminar entre la densa neblina y la ligera llovizna que nos acompañaba desde el amanecer.

Claudio trepando la quebrada
Caminamos por la huella de un antiguo huaico durante varios minutos hasta que apareció el astro rey, el paisaje era extremadamente seco y la sombra escaseaba, no lo comenté en voz alta para no desanimar a la gente pero sabia que se nos esperaban largas horas de sufrimiento bajo los poco misericordiosos rayos solares lunahuanenses.

Arturo, Gonzalo y Doel aprovechando la poca sombra de la quebrada
Recorrimos los primeros 4 kilómetros hasta el final de la quebrada, desde este punto el poco marcado camino se inclinaba varios grados mas y subía en zigzag por la falda de un gran cerro, no es por gusto que a esta zona la conozcan como “La Cuesta”.

Vista de la quebrada hacia
el Valle del Río Cañete
Lo que nos seguía animando a seguir, a pesar de no encontrar un camino inca marcado, eran algunos trozos de vasijas y una figura pequeña de un hombre hecho de cerámica que Doel encontró al lado del camino, signos que indicaba que andábamos con buen pie.

Doel posando con una pieza de cerámica que encontró
al lado del camino (foto: Gonzalo Bullard)
Trepamos la pedregosa “Cuesta” caminamos algunos minutos mas hasta la parte mas alta del camino, partimos a 700 msnm y estábamos cerca de los 1500 msnm, el sendero mostraba solo pequeñas evidencias de lo había sido este antiguo camino inca.

Valeria descansando luego de subir "La Cuesta"
Luego averiguando un poco mas nos contaron que los muros incas que servían como contención del camino fueron destruidos por ganaderos de la zona y que un poco mas adelante el proyecto Pampa Melchorita de Perú LNG había arrasado otro importante tramo, una pena realmente.

Tomando el camino de regreso
A los 7 km de recorrido dimos media vuelta y regresamos por donde vinimos, el sol era abrazador, el regreso se hizo eterno. Luego de 5:30 horas y 14 kilómetros bajo el calcinante sol llegamos a nuestros autos. La experiencia fue interesante, el seco valle tenia una belleza sui generis, el gran camino inca nunca se dejo ver en todo su esplendor.

Nubes sobre el Valle del Río Cañete (foto: Gonzalo Bullard)
Subimos a los autos y regresamos por un poco amigable camino hasta la carretera a Lunahuaná, antes de partir con destino a Lima nos tomamos algunos minutos para visitar los restos arqueológicos de Incahuasi, los cuales he visto decenas de  veces desde la carretera Cañete – Lunahuaná y siempre los había dejado de lado.

Ruinas incas de Incahuasi
Los restos arqueológicos de Incahuasi, cuya traducción en castellano es “Casa del Inca”, fueron construidos por el Inca Túpac Yupanqui. Los mandó a hacer a imagen y semejanza de la ciudad imperial del Cuzco.

Incahuasi fue construida por el
inca Tupac Yupanqui
Fue la ciudad inca mas importante del valle de Lunahuaná. Se construyó para ser utilizado como cuartel general del inca, dentro de su perímetro se llegan a reconocer tres sectores o barrios: El Barrio Incaico, el Barrio Religioso y el Palacio del Inca. Lamentablemente muchas de sus pareces han sido pintadas y marcadas por algunos irresponsables que no respetan nuestra historia ni nuestro país.

El "Team" en pleno
Partimos hacia Lima pasando las 4 pm, si bien no encontramos un camino inca bien armado y estructurado, regresamos satisfechos. Partimos sin saber bien que íbamos a encontrar y al final del camino encontramos una hermosa y calurosa quebrada, un exigente ruta de trekking y sobretodo nos encontramos un entretenido y solidario grupo de amigos con un mismo objetivo en común, seguir recorriendo y conociendo nuestro hermoso país.

Hermosa pieza encontrada en el camino

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...