jueves, 20 de enero de 2011

Isla Santa Cruz, Hasta Pronto Galápagos - Parte 6

Amanecimos por última vez a bordo del "Queen of Galápagos", tomamos desayuno con nuestros 15 compañeros multinacionales por última vez, con las mismas partimos en el zodiak a Puerto Ayora, el destino final de estos 5 increíbles dias. Nos quedaba visitar la Estación Charles Darwin. Ahí nos toca despedirnos de nuestros amigos, posiblemente muchos de ellos será la última vez que los veamos, a otros probablemente los encontremos en algunas redes sociales que tan en boga están en estos tiempos y a uno o dos los volveremos a ver nuevamente (nos pasó con Emilie, nuestra amiga francesa, que estuvo luego en Lima y se hospedo en nuestra casa). Esta es una de las partes más interesantes de este tipo de viajes, el convivir con gente distinta y aprender de ellos y, de paso, enseñarles un poco mas de los que es nuestro país y todas las riquezas que posee, en pocos palabras promover al Perú y concientizar que "El Perú no es solo Machu Picchu", aunque cuando encuentras a viajeros, como en esta ocasión, que buscan destinos distintos, de aventura, normalmente tienen este concepto muy claro.


Tortuga Galápagos en la Estación Darwin


Desembarcamos a pocos metros de la entrada a la Estación Darwin, famosa por la cría en cautiverio de las tortugas gigantes o Galápagos, estas viven un promedio de 150 años. Fue creada en 1964, dentro de sus instalaciones cuenta con un Centro de Interpretación de Historia Natural y practica tareas educativas apoyando al servicio del Parque Nacional Galápagos. Además es el centro de operaciones de científicos extranjeros que llegan a las Islas para ocuparse de programas de investigación especiales. Su huésped más ilustre es el famoso “El Solitario George” o “Lonesome George”, el último sobreviviente de las tortugas de la isla Pinta y único sobreviviente de su especie, cuando George muera se extinguirá una nueva especie del planeta.
Dimos una vuelta por la estación, acá encontramos una gran variedad de Tortugas Galápagos de todas las edades y tamaños, además de una que otra especie que habita en las islas.


Primer Plano de Tortuga Galápagos


Terminando el recorrido nos despedimos de nuestros amigos Benno, Emilie y Mabel y caminamos hacia Puerto Ayora, a 15 minutos de la estación. Aprovechamos en ubicarnos en un hotel cercano, El Lobo de Mar, compramos algunos recuerdos, almorzamos y con las mismas tomamos un taxi a la entrada de Tortuga Bay, la playa mas famosa y visitada de Santa Cruz.
Para llegar a Tortuga Bay hay que caminar 2.5 kilómetros por un sendero muy bien puesto, con sus pequeñas subidas y bajadas, este desemboca en Playa Brava. Esta playa no es recomendable para bañarse debido a su fuerte corriente y oleaje. Desde ahí hay que caminar 1.5 kilómetros adicionales, por la arena, para llegar a una playita tranquila, lo mas cercana a una laguna, donde uno se puede bañar con toda tranquilidad rodeado de un bosque de mangles.


Cactus en camino hacia Tortuga Bay


El trayecto es muy bonito, nos cruzamos con una gran cantidad de iguanas marinas nadando y recorriendo la orilla, mas adelante mas y mas iguanas calentándose bajo el sol sobre las piedras volcánicas que bordean la orilla. Para terminar nos topamos con un hermoso bosque de Cactus, pero no cualquier cactus, estos son llamados las Tunas Gigantes de Galápagos o Opuntias. Esta especie de cactus el la única en el mundo que crece como un árbol, tiene la capacidad de retener una gran cantidad de agua en su interior y crece directamente sobre la roca volcánica. El Bosque de Opuntias es el habitad del Pinzón Cactus, esta ave se alimenta del néctar de sus frutos y aprovecha el espinoso vegetal para construir sus nidos y, a la vez, mantenerlos protegidos.


Bosque de Tunas Gigantes, solo se encuentran en Galápagos



Pinzón de Cactus


Nos relajamos un par de horas en la playa, nadamos, caminamos, tomamos sol, lo último que existía en ese momento era el apuro. Bordeando las 4 de la tarde iniciamos el recorrido de regreso a Puerto Ayora, los casi 4 kilómetros de camino se hicieron un poco largos bajo el fuerte sol.


Iguana Marina tomando sol sobre las piedras volcánicas


Cayó la noche, comimos, paseamos y cerca de las 10 pm nos fuimos a dormir, nuestro vuelo de regreso iba a ser pesado, salía temprano, hacia escala en Guayaquil, luego en Quito por 6 horas y de ahí a Lima, un largo viaje de regreso.
En Galápagos vivimos una experiencia maravillosa, fue una de esos viajes que rebalsan de sobremanera las expectativas que uno tiene al llegar, aprendimos mucho de la gente de lugar, del respeto a la naturaleza, de cómo puede convivir el hombre y la naturaleza de manera armoniosa. Los Colonos, como se les llama a los habitantes de las islas, saben lo que tienen y, sobretodo, tienen muy claro que mientras mejor se conserve y se mantenga el entorno natural privilegiado donde viven, mas valor, mas desarrollo y mas ingresos van a tener.


Camino a playa chica en Tortuga Bay


En Galápagos, con su fauna y flora endémica, es un paraíso inigualable, una de las maravillas naturales del mundo donde cualquier amante de la naturaleza debe tratar de conocer en algún momento de su vida.

"Las Islas Galápagos son famosas por su hermosa y única fauna, por sus bellísimos paisajes y por lo virgen del territorio, escasamente poblado y visitado turísticamente de manera limitada a fin de protegerla y preservarla"

Video de la Estación Darwin y de Tortuga Bay


"Playerito" en Tortuga Bay


Iguana Marina reposando


Camino a Tortuga Bay


Colorida Lagartija sobre piedra volcánica


"Lonesome George" o "Solitario George", último ejemplar de su especie en Galápagos encontrado en la Isla de la Pinta



domingo, 16 de enero de 2011

Isla Floreana: Orcas, Rayas y Correos (Parte 5)

Partimos desde la Isla española después de comer, cerca de las 8 pm , navegamos una gran parte de la noche, anclamos cerca de las 12 am frente a la Isla Floreana, nos dimos cuenta porque a partir de esa hora el barco dejo de moverse y pudimos dormir de corrido.


Amanecer en Isla Floreana


A las 5:40 am ya estábamos despiertos, nos quedaba solo este día en el "Queen of Galápagos", había que aprovecharlo al máximo. El comienzo no pudo ser mejor, al subirnos al zodiak, camino a la orilla de la Isla Floreana divisamos un grupo de tres orcas merodeando por la bahía, una verdadera suerte, no es muy común verlas. Nos acercamos lo mas posible mientras estos hermosos cetáceos daban vuelta alrededor de nosotros, las tres orcas (dos adultos y una cría) nos brindaron un espectáculo inimaginable, esos momentos irrepetibles que no tienen precio.


Orca cerca a la Isla Floreana



Zodiak con gente de nuestro grupo a pocos centímetros de una orca


Extasiados de esta primera gran experiencia del día desembarcamos en Isla Floreana. Esta isla es la menos poblada (Puerto Velasco tiene 150 habitantes), y la mas misteriosa del archipiélago de las Galápagos. Tiene una extensión de 173 Km2 y su nombre es en honor al primer presidente del Ecuador, Juan José Flores, durante su administración el gobierno ecuatoriano tomó posesión del archipiélago. A esta Isla también se la conoce con el nombre de Santa María en distinción a una de las carabelas de Cristóbal Colon.


Video de Avistamiento de Orcas

La Isla Floreana alcanza una gran notoriedad debido a las misteriosas desapariciones, muertes y envenenamientos a principios del siglo 20. Durante los inicios del mencionado siglo, esta isla se transformó en una especie de tierra prometida para muchos ciudadanos Noruegos que arribaron en busca de una mejor vida.


Orca en la Bahía de la Isla Floreana


A mediados de los años 20, la colonia de Floreana era tan solo un pequeño poblado. Entre los primeros en arribar estaba Friederich Ritter, médico que llegó desde Berlín en compañía de su amante. Luego en 1932, llegaron los alemanes Margaret y Heinz Wittmer. Después de unos meses llegó una extravagante baronesa acompañada de sus tres amantes.
En los años siguientes, sucedieron extrañas desapariciones como la de la mencionada baronesa y uno de sus amantes. También hubo trágicas muertes como la de Lorens, otro de los amantes de la baronesa y la de un noruego habitante de San Cristóbal que murió de sed después que su bote se dañó mientras retornaba a San Cristóbal. Otro evento desafortunado fue el del Doctor Ritter quien murió por envenenado, estos son algunos de los trágicos casos que rodean esta misteriosa isla.


Saliendo de Cueva de Lava


El primer punto al que nos dirigimos al pisar las orillas de la isla fue visitar una gran cueva de lava, por la cual se desciende nos 300 metros por un oscuro recorrido hasta llegar a una pequeña poza de agua donde es posible darse un refrescante chapuzón, siempre y cuando le guste el agua bien fría.


Buzón de la "Bahía del Correo" o "Post Office Bay"


Salimos de la cueva y nos dirigimos a uno de los puntos mas famosos de esta isla, la llamada "Bahía del Correo" o "Post Office Bay", aquí encontramos un barril de madera que fue colocado para actuar como una oficina de correos en el siglo 18 (1792 para ser mas precisos), de esta manera los barcos balleneros que regresaban a casa recogían el correo, dejado por otros, del barril y lo transportaban a destinos principalmente en Estados Unidos y Europa. Hoy en día se ha vuelto una tradición para los que visitan este punto, dejar correspondencia y llevarse la que ven que está cerca al lugar donde viven, de cierta manera este correo sigue funcionando al igual que hace 200 años.


Cardumen de peces en los alrededores de la Isla Floreana 


Terminando la visita a este lado de la isla, subimos al zodiak nuevamente y nos trasladamos a un lugar cercano, nos tocaba hacer snorkel una vez mas, entramos al lado de una gran peña con grandes cardúmenes de pescados de todos los tamaños y colores, estrellas de mar de mil formas y distintos tipos de coral, el agua era turquesa y trasparente, un hermoso lugar. Para rematar, pocos minutos antes de subir al zodiak aparecieron nadando bajo nosotros un par de tiburones aletas blancas (o tintoreras), una despedida de lujo.


Tiburón Aleta Blanca o Tintorera


Nuestro siguiente punto y último de snorkel de este viaje fue la llamada "Corona del Diablo", un cono volcánico sumergido en el mar donde, se pueden observar, además de gran cantidad de peces, interesantes formaciones coralinas. Saltamos entusiasmados a este último punto, no vimos nada que ya no hayamos visto antes, aunque el paisaje marítimo era hermoso, valió la pena.


Video Buceando en la Isla Floreana

Subimos al zodiak, fuimos al barco y con las mismas nos trasladamos un poco mas al norte hasta Punta Cormorán, el atractivo mayor de esta zona era la llamada "Playa de las Rayas". Bajamos de los zodiak, caminamos unos 15 minutos por una trocha que cruzaba hacia el otro lado de la isla y llegamos a la mencionada playa, al principio no estaba seguro que íbamos a ver ahí, hasta que lo descubrí con mis propios ojos, un espectáculo increíble, en el vaivén de las olas, al retirarse el mar uno podía observar un sin número de rayas de todos los tamaños en la orilla, que poco a poco se iban metiendo hacia el mar, el espectáculo se repetía una y otra vez, cuando el mar estaba retirado, era posible pararse en la arena y al llegar el agua con las rayas estas te pasaban sobre el pie, una sensación extraña pero emocionante.


Rayas en al Orilla de la "Playa de las Rayas"


Estuvimos mas de una hora en la playa, observamos desde la orilla algunas tortugas que revoloteaban cerca, otra de ellas se aventuró a salir a la playa, nos vio unos 5 minutos y volvió al mar, y otras dos, un poco mas atrevidas, se aparearon dentro del mar a pocos metros de nosotros. Los tiburones fueron otro gran atractivo, cada cierto tiempo pasaban nadando frente a nosotros, recorriendo la playa de lado a lado.


Tortuga Marina en Punta Cormorán



Video de Punta Cormorán

La Isla de Floreana es una joya dentro de la joya mayor del archipiélago de Galápagos, un lugar donde se mezcla el misterio con la naturaleza en su expresión mas pura, la vida silvestre, tanto en la tierra, como bajo el agua es de un valor único, un buen remate para este último día abordo del "Queen of Galápagos"
Regresamos al barco muy satisfechos por este maravilloso día que nos toco vivir, almorzamos y alrededor de las 2 y 30 pm zarpamos hacia Puerto Ayora, Santa Cruz, nuestra última parada. En el trayecto, que duró cerca de 4 horas, nos cruzamos con un gran grupo de delfines, algunos albatros, tijeretas y cormoranes, entre otros grupos de aves.


Pinzón de Darwin en Punta Cormorán


Al ser nuestra última noche aprovechamos para tomarnos un roncito con algunos de nuestros amigos del barco, Emilie, Benno, Mabel y una pareja de Alemanes. Algunos aprovecharon en bajar a Puerto Ayora a comprar, otros preferimos aprovechar las pocas horas que nos quedaban en el "Queen of Galápagos" para conversar y reinos un rato.
Al día siguiente nos tocaba visitar la Estación Darwin y recorrer parte de Santa Cruz, solo nos quedaba un día mas en Galápagos.



Pinzón en Isla Floreana

Estrella Marina en las profundidades de la Corona del Diablo


Escribiendo mi diario antes de zarpar hacia la Isla Floreana



Entrando a hacer Snorkel en la Corona del Diablo

Tortuga Marina que salió a la orilla por unos minutos en la "Playa de las Rayas"

domingo, 9 de enero de 2011

Isla Española, Naturaleza en su Máxima Expresión (Parte 4)

Navegamos toda la noche desde la isla San Cristóbal, hasta la Isla Española, fue una noche muy movida, con mucho oleaje, fue el tema de conversación del desayuno entre los viajeros multinacionales que nos encontrábamos en el barco, la gran mayoría no llegó a conciliar el sueño por mas de dos horas seguidas.


Colonias de Lobos Marinos en Bahía Gardner

Muy temprano, como ya era costumbre, subimos al zodiac y enrumbamos a la costa este de la Isla Española, para ser mas preciso, nos tocaba conocer y recorrer Bahía Gardner. Esta gran playa de 1,300 metros de largo destaca, además de su arena blanca de coral y su mar turquesa, la gran colonia de lobos marinos que la habita, uno puede recorrer la playa paseando entre los diversos grupos y clanes de estos mamíferos marinos. Esta playa también es utilizada por las grandes tortugas marinas verdes, ellas anidan en sus blancas arenas, es por ello que hay que andar con mucha precaución en época de desove.
Bahía Gardner es ideal para el snorkel, cerca de la costa, a unos 500 mts de la orilla, encontramos un pequeño islote, no dudamos en enfundarnos una vez mas nuestro wetsuit e implementos de buceo e ir hacia esta gran roca a ver que encontrábamos en esta oportunidad.


Untitled from Arturo Bullard on Vimeo.
Video de Bahia Gardner y Snorkel en los Alrededores

Entramos por la orilla y nadamos directamente hacia el islote, en el camino no vimos ninguna novedad, llegando al islote comenzó el espectáculo, grandes cardúmenes de peces de colores nadaban nuestro lado, de pronto se nos acerca un lobo marino de gran tamaño, nos mira y continua su recorrido, al pasar a nuestro costado notamos que le faltaba un gran pedazo de piel y carne en la parte trasera, posiblemente había sido atacado y mordido por un tiburón.


Iguana Marina en Punta Suarez


Continuamos nuestro recorrido por las movidas aguas alrededor del islote, la corriente nos empujaba hacia la piedras y luego nos botaba, en momentos era necesario agarrarse de las rocas para tener un poco de estabilidad, esto me ocasionó un pequeño corte en mi mano derecha, nada comparado al gran tajo que se hizo Charito en una de sus piernas, recién notamos el tamaño y profundidad del corte al llegar a la playa y observar el gran río de sangre que caía en las blancas arenas galapeñas.


Piquero Patas Azules Cuidando a su Polluelo


Vimos pulpos, tortugas marinas y muchos, muchos peces en los 45 minutos que estuvimos dentro del mar, descansamos un rato en la orilla y sin quitarnos nuestros trajes de snorkel, subimos al zodiac y nos trasladamos a una isla cercana donde queda "La Cueva de los Lobos". El agua estaba muy fría y trasparente, fácilmente se podía observar la profundidad del fondo marino sin perderse ningún detalle. Para nuestra mala suerte, esta cueva de los lobos, en el momento que la visitamos, no contaba con lobos, el único representante de esta especie que nos visitó minutos mas tarde fue un juguetón lobezno que dio vueltas entre nosotros un rato hasta que se aburrió y se fue en busca de mas diversión.


Piqueros de Nazca en Punta Suarez

Subimos al "Queen of Galápagos" a almorzar cerca de mediodía, nos dio tiempo para una corta pero a la vez reconfortante siesta y nuevamente, a las 2 pm nos encontramos en la proa del barco trepándonos al zodiac, faltaba la última visita del día, tal vez la mejor, Punta Suárez.
Punta Suárez está ubicada en la costa oeste de la Isla Española, es la isla más antigua del archipiélago, con aproximadamente cinco millones de años de antigüedad. Es uno de los lugares más atractivos de Galápagos. Entre la variedad de fauna que encontramos esta una subespecie de la iguana marina, de colores verdes y rojos, estas coloridas iguanas solo se les ve en esta parte de Galápagos.


Iguana Roja y Verde Entrando al Mar de Punta Suarez


Al igual que la iguana marina verde y roja, la Isla Española posee un alto porcentaje de especies endémicas, especies que se les encuentran únicamente en esta isla, esto debido a lo aislado que se encuentra la Isla Española del resto de las islas del archipiélago de Galápagos. Si les parece poco, esta maravillosa isla cubierta, en gran parte, por rocas de lava basáltica, es el único lugar en el mundo donde anida el albatros de Galápagos, gran ave, ágil para volar pero torpe para andar en el suelo. (Le dedicaré un artículo aparte a esta maravillosa ave)


Albatros de Galápagos en Vuelo



Untitled from Arturo Bullard on Vimeo.

Video de Punta Suarez


Caminamos poco mas de 3 kilómetros por las trochas marcadas dentro de la isla, vimos gran cantidad de piqueros patas azules, piqueros de nazca, albatros, lagartijas de lava, el pinzones de Darwin, entre otra gran cantidad de especies animales, un verdadero manjar para cualquier amante de la naturaleza y la fotografía. Ni las aves, ni los mamíferos, ni los reptiles se inmutan con la presencia humana, en este mágico lugar es posible acercarse a menos de 15 cm de un ave y esta no vuela ni se mueve, un autentico paraíso.


Colorida Vegetación en la Parte Alta de Punta Suarez

La belleza paisajística es otro punto a favor de Punta Suárez, sus grandes acantilados volcánicos golpeados por grandes olas son un espectáculo aparte. El Soplador es uno de los atractivos que genera esta fusión de tierra y mar, es un túnel conectado con el mar, al chocar las olas, el agua entra al túnel y bota chorros por una pequeña grieta que eleva el agua entre 20 a 25 metros de altura.


Emilie, Nuestra Amiga de Córcega - Francia, en los Acantilados de Punta Suarez


Terminamos el día exhaustos pero felices, abrumados por la gran cantidad de especies animales que vimos en un solo día, la gran mayoría de ellas las veía por primera vez. En la noche solo hablamos de lo maravilloso que fue este día, lleno de anécdotas y experiencias irrepetibles. Caímos temprano en los brazos de Morfeo, aún las islas Galápagos nos iban a regalar mas días como este.


Fotografiando Piqueros de Nazca a Escasa Distancia



Albatros Alimentando a su Pichón


Lagartija de Lava en Punta Suarez

Posando con Lobos en Bahía Gardner




Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...