domingo, 31 de enero de 2010

Huancaya y Vilca, Recorriendo Los Paisajes Mas Hermosos del Perú.

Partimos a Mediados de Mayo del año 2008 hacia Huancaya y Vilca, en esta ocasión viajamos Charito (mi esposa), Pascual Saco y Ursula Sayán, nuestro objetivo era recorrer parte de la Reserva Paisajística Nor Yauyos - Cochas ubicada dentro del los departamentos de Lima y Junín.
Salimos cerca de las 7 am de Lima, tomamos la carretera Panamericana Sur hasta Cañete (km 140), luego nos desviamos por la carretera que nos lleva a Lunahuana. En Lunahuana termina la carretera asfaltada, de ahí para adelante el camino es afirmado e irregular, la distancia desde Lima hasta Huancaya, poblado principal de la reserva, es de 320 km los cuales toman cerca de 6 a 7 horas recorrerlos, es recomendable hacer el viaje en una camioneta 4x4 de ser posible, aunque se puede llegar a Huancaya en un auto que no sea muy bajo, si uno desea continuar la ruta hacia Vilca y Pachacayo si es recomendable solo camionetas. Un dato importante es abastecerse de combustible en Cañete, mas allá es difícil conseguir combustible de buena calidad.
La Reserva Paisajística Nor Yauyos - Cochas esta considerada como una de las zonas con mayor belleza escénica del Perú. Dentro de la reserva podemos disfrutar de diferentes e interesantes atractivos, cuenta con hermosos nevados, grandes lagunas de color turquesa, múltiples cascadas, cañones, quebradas, bosques de queñuales, restos arqueológicos y una gran variedad de flora y fauna, todo esto hace de la Reserva Paisajística Nor Yauyos – Cochas un lugar maravilloso.

Pascual, Charo, Ursula y yo en la Plaza de Armas de Huancaya

La Reserva se creo oficialmente el mes de Mayo del año 2001, tiene como principal objetivo conservar la parte alta del río Cañete y la cuenca del río Pachacayo, así como los diversos ecosistemas que la conforman. Sus amables habitantes han aprendido a convivir armoniosamente con su entorno, respetando la biodiversidad que existe en la zona.
Llegamos cerca de la 1 pm al pueblo de Huancaya (3500 msnm), nuestra primera tarea fue encontrar un lugar cómodo para armar nuestras carpas, los lugares donde hospedarse son escasos y muy básicos. Acomodamos nuestras carpas al lado del río Cañete, frente a una pequeña cascada, nos preparamos unos sanguchitos de jamón con queso y salimos a hacer una pequeña caminata por los alrededores. Todo lo que rodea Huancaya es muy bonito e interesante, grandes árboles, agua de diferentes tonos turquesas, donde uno puede observar como nadan las truchas, y pequeñas cascadas. Lo que mas destaca dentro de este hermoso paisaje natural son cuatro puentes coloniales de calicanto de uso peatonal, estos se encuentran perfectamente conservados y le dan un toque especial al paisaje.

Rio Cañete en Huancaya

Puente Colonial de Calicanto sobre el Rio Cañete

Caía la noche y una gran luna llena aparecía mientras el cielo se iba apagando, no venia sola, la acompañaba un intenso frío que al poco rato hizo que todos nos pusiéramos encima hasta el ultimo par de medias que teníamos. Pasaba la noche y la temperatura bajaba y bajaba, ni la fogata, ni el vodka casi puro que tomábamos no nos daba el calor suficiente, la meta era aguantar hasta la medianoche, queríamos recibir mi cumpleaños numero 38. La espera fue larga, llegaron las doce y Ursulita saco una pequeña vela, había ido preparada, me cantaron el respectivo Happy Birthday y 5 minutos después corrimos hacia nuestras carpas a calentarnos un poco.

Ursula y Charito Combatiendo el Frio de Huancaya

La noche fue muy fría, haber dormido al lado del río hizo que el frío sea aun mas intenso, dormimos muy poco. En el año 1999, junto a José Ignacio, mi hermano y a Sven Wallin, ya había visitado esta zona (aún no era Reserva), en esa ocasión estuvimos menos preparados y pasamos menos frío, la razón puede ser que en aquella ocasión viajamos en el mes de diciembre y el clima era otro. Esa vez la gente de la zona no estaba muy acostumbrada a recibir gente de afuera, éramos los únicos visitantes. Esta vez, casi 10 años después, se notaba que había mas disposición de la población a que los visiten y que la gente conozca los atractivos de su zona.

Ganado Ovino en los Alrededores del Rio Cañete

Cascada Afluente al Rio Cañete

Apenas el sol calentó un poquito, Pascual y yo, decidimos darnos un refrescante chapuzón en el río. Mientras caminábamos con nuestras toallas hacia una zona donde se forma una piscina natural, un grupo de chiquillos, bastante menores que nosotros nos observaban, daban a entender que estábamos locos si pensábamos bañarnos en estas frías aguas, yo ya me había bañado en este río en mi visita anterior, así que junto a mi ropa de baño con dibujos surfers salte al agua sin pensarlo, el agua estaba tan fría que casi rebote de ella, sentí que mis signos vitales iban a apagarse, mientras tanto Pascual corría con la misma suerte, los chiquillos nos seguían mirando, se reían de nuestra fracasada aventura. Yo me recupere relativamente rápido, Pascual estuvo todo el dia con dolor de cabeza y el cuerpo descompuesto, según él estaba con principios de hipotermia.

Dos Momentos de Pascual, saltando muy entusiasta al agua helada y saliendo segundos después semi congelado

Luego de un pequeño descanso levantamos nuestro campamento y partimos con destino a Vilca, a solo 13 km de Huancaya, aunque debido a la condición de la carretera el trayecto puede tomar entre 40 y 50 minutos. Los paisajes que dividen ambos poblados son de una gran belleza, destaca una gran laguna que uno observa desde la parte alta de la carretera la cual tiene varios niveles.

Laguna Ubicada en el Camino de Huancaya a Vilca

Vilca (3650 msnm) es un Pintoresco pueblo escondido entre las montañas, en sus alrededores destacan la andenería incaica que sigue siendo utilizada por sus pobladores hoy en día. Vilca es bastante mas chico que Huancaya, la población gira alrededor de su pequeña plaza de armas y de una bodeguita, único lugar donde uno puede conseguir algo para tomar o comer. Lo normal es que los visitantes lleguen desde Huancaya, visiten un par de horas el pueblo y regresen a Huancaya nuevamente, es por ello que no hay hospedajes en Vilca, nosotros, como nos gusta siempre salir de lo convencional, decidimos pasar la noche en Vilca. Buscando un lugar para acampar llegamos a un hermoso bosque, el acceso a este lugar, ubicado en la parte alta del pueblo, era bastante complicado, hubo que utilizar la doble tracción de la camioneta para poder llegar, el camino era estrecho, empinado y lleno de grandes piedras.

Ruta para subir hacia el Bosque de Quenuales en Vilca

Armamos nuestras pequeñas carpas cerca de la ladera de un cerro, éramos los únicos en el bosque, preparamos unos macarrones con queso que demoraron mas de dos horas en cocinarse (en la altura el agua no llega a su punto de ebullición), apenas empezamos a degustar los mazacotudos macarrones, el frío nuevamente estaba acechando, prendimos una fogata la cual no duró mucho y muy temprano, cerca de las 8 pm nos metimos a dormir. La noche fue eterna, el frío era mucho mas intenso que en Huancaya, tratábamos de dormir y no podíamos, nuestros pies eran unos témpanos de hielo, cerca de las 3 de la madrugada entramos a la camioneta y prendimos la calefacción tratando de descansar aunque sea un poquito, aunque ayudo no fue suficiente, fue una de esas frías noches que piensas que nunca van a acabar.

Bosque de Quenuales en Vilca (nótese la camioneta al extremo izquierdo)

Apenas amaneció salimos de la camioneta, como lagartijas, a esperar que nos llegue el sol para calentarnos un poco. Bordeando las 7 am partimos una caminata hacia una laguna cercana, caminamos cerca de 30 minutos hacia ella por la ladera de un cerro, la laguna no era tan atractiva como otras que ya habiamos visto, lo que si nos llamó la atención fue el paisaje que observamos en la ladera del frente del camino, no dudamos un segundo en regresara a donde partimos y caminar hacia el otro lado del valle, no nos equivocamos, llegamos a un lugar paradisiaco (uno mas) lleno de pequeñas lagunas clavadas en las rocas, las cuales habían sido erosionadas durante miles y miles de años por cientos de cascadas ubicadas en los alrededores, una maravilla.

Pequeña Cascada en Vilca

Disfrutamos un par de horas de este lugar y regresamos a la camioneta, poco rato antes de partir conocimos a una niña y su hermanito, ellos estaban pastando ganado, conversamos con estos simpáticos niños, les dimos algo de ropa y los alimentos que nos quedaban, nos íbamos de regreso a Lima y ellos los iban a aprovechar mas que nosotros.
Nuestra idea era salir por la carretera central hacia Lima, partimos de Vilca hacia Pachacayo, tuvimos que cruzar un abra cercana a los 4800 msnm, mientras uno va subiendo el paisaje deja de ser verde para volverse árido y rocoso, al inicio el camino es malo pero poco a poco va mejorando, en esta misma ruta uno puede visitar el Nevado del Pariacaca donde se encuentran los restos arqueológicos de Escalerayoc, escalera de origen inca compuesta por mas de 2000 peldaños, para realizar esa excursión necesitábamos mas tiempo y no lo teníamos. Cruzamos Cochas, Pachacayo y luego de cerca recorrer cerca de 70 km en dos horas, por un camino afirmado llegamos a la carretera central, la salida esta a 35 km de La Oroya, cruzamos esta contaminada ciudad, la cual contrasta tanto con el lugar tan lleno de aire puro de donde veníamos. De ahí hacia adelante solo nos quedaba surcar la carretera central hasta llegar a Lima.

Laguna en la parte alta de Vilca

Uno puede realizar este viaje de manera contraria a nosotros entrando por Pachacayo y bajando hacia Lunahuana, aunque recomiendo nuestra opción debido a que mejor es andar de subida por una carretera afirmada en regular estado que hacerlo de bajada. La mejor época para visitarla es entre abril y mayo, después de la época de lluvias, todo esta mas verde.
La Reserva paisajística Nor Yauyos – Cocha es una ruta muy recomendable que se puede realizar en cualquier fin de semana largo, muy típicos en nuestro país, lo único que hay que llevar es mucho abrigo, alimentos, agua, un auto en buenas condiciones y las ganas de observar gran parte de los paisajes mas bonitos del Perú.


Charito, Pascual y Ursula en uno de los 4 Puentes de Calicantos en Huancaya

Grupo de Viaje posando al lado del Rio Cañete

Niña Pastora que conocimos en el Bosque de Vilca

Preparando unos Macarrones con Queso en Vilca

Charito en una de las tantas lagunas de Vilca

martes, 19 de enero de 2010

Chaparrí, Tierra de Osos

Salimos de Lima un miércoles por la noche, debíamos llegar a Chiclayo, ciudad ubicada a 770 km de Lima, a dormir para luego seguir nuestro camino hacia Área Natural Protegida Privada de Chaparrí, nuestros planes no resultaron como lo habíamos planeado, el trafico mezclado con el cansancio que llevábamos hizo que paremos a dormir en Casma, habíamos recorrido solo 350 km.
Era la segunda vez que visitaba a Chaparrí, en esta ocasión viaje con Charo (mi esposa), Mariel (mi cuñada) y Luis Miguel (mi concuñado), aunque los planes del viaje cambiaron un poco, eso no evito que nuestro entusiasmo siga en pie. Madrugamos en Casma y con las mismas partimos hacia Chiclayo, 4 horas mas tarde pasamos esta ciudad, conocida por su exquisita gastronomía, sus hermosas playas y por haber albergado muchos años atrás a las culturas preincas de los Mochica, Chimú y Sicán.
Una vez en Chiclayo tomamos el desvío que nos interna hacia la sierra de Cajamarca, recorrimos cerca de 70 Km en una carretera asfaltada, en perfectas condiciones, 2 km antes de llegar al pueblo de Chongoyape tomamos una trocha a la izquierda, ahí encontramos una tranquera de la comunidad donde se tiene que pagar por acceder la reserva (US$ 10), de la tranquera al lugar donde nos íbamos a hospedar solo nos separaban 25 minutos.

Vista del Cerro Chaparrí

Bungalows dentro de la Reserva de Chaparrí

Chaparrí es el nombre de un gran cerro que divide las comunidades de Chongoyape y Batán Grande. Al Cerro Chaparrí se le atribuyen muchos poderes, tanto así que brujos y chamanes hacen de esta zona un centro de peregrinación para ellos y sus fieles seguidores. Con mas de 34,000 Ha. Chaparrí fue la primera Reserva Privada del Perú, esta reserva es manejada por la comunidad de Chongoyape. Los comuneros cansados de la excesiva caza de osos de anteojos, zorros costeños y venados de cola blanca, sumado a la incontrolable tala de la vegetación de este bosque seco decidieron conservar y proteger sus recursos naturales. Fue así que con el apoyo de Heinz Plenge, destacado fotógrafo de naturaleza (el mejor del Perú en mi humilde opinión) y buen amigo, junto a la comunidad de Chongoyape trabajaron para sacar adelante este ambicioso proyecto, por un lado Heinz creó confianza en la población y propuso ayudar a la comunidad a organizarse y a defender de sus derechos, a cambio que la población se comprometa a trabajar a largo plazo con el objetivo de cuidar sus recursos y el medio ambiente de la zona.

Atardecer en la Reserva

Ojo de Agua dentro de la Reserva

Llegamos a Chaparrí cerca de las 3 pm, nos estaban esperando Heinz Plenge, su hija Anahí junto a su familia, nuestro plan era pasar dos noches en el Lodge ubicado dentro de la Reserva, dormir en Chaparrí es 100% recomendable, los bungalows, muy cómodos y totalmente mimetizados con el medio ambiente, la comida, y sobretodo la atención que uno recibe en Chaparrí es de primera.
La misión que ha tenido la comunidad de Chongoyape ha sido reintroducir algunas especies que años atrás habitaban estas tierras y que poco a poco, através de los años fueron huyendo y desapareciendo debido a la cacería y a la reducción de su habitad. Lo primero que se hizo fue cercar una gran extensión de tierra donde introducieron algunos ejemplares de osos de anteojos rescatados de circos y de casas de familias que los tenían como mascotas, uno puede observar a estos increíbles mamíferos en semi libertad a pocos metros de distancia. Con el pasar de los años (Chaparrí ya cumplió 10 años de creación) se observan, cada vez con mayor frecuencia, osos silvestres que en forma natural están repoblando las zona, eso sumando a que ya se están reproduciendo los osos en semi libertad, nos indica encontramos frente a un proyecto altamente exitoso y viable, mas que un proyecto hoy en día Chaparrí es una realidad.

Oso de Anteojos

En Chaparrí, caminando por la reserva o simplemente descansando en una hamaca uno se puede topar con una gran variedad de fauna, es posible observar por las inmediaciones del Lodge Venados de Cola Blanca y Zorros, además de una gran variedad de aves siendo la vedette la redescubierta Pava Aliblanca, junto a ella podemos observar una gran variedad de Colibríes (es posible verlos por la mañana tomando agua cerca del Lodge), al Buitre Real y al majestuoso Cóndor Andino.

Colibrí o Picaflor

Hamacas en el Lodge

En las laderas del Cerro Chaparrí se han registrado apariciones de diversos e interesantes felinos como el puma y el ocelote.
Nosotros pasamos tres días disfrutando al máximo de todo lo que nos puede ofrecer Chaparrí, hermosos paisajes naturales, una rica flora y fauna, además de la amabilidad y atención de los pobladores de la comunidad de Chongoyape y de la familia Plenge, todo un ejemplo tangible de que haciendo las cosas bien, sin ambiciones políticas y personales se pueden hacer grandes cosas en el Perú.

Boa Constrictor

Pareja de Picaflores Bajando a Tomar Agua


El Oso de Anteojos, Amo y Señor de Chaparrí

En el mundo solo existen 8 especies de osos, entre ellos el oso de anteojos (Tremarctos ornatus) es la única especie que habita América del Sur. Hay zonas donde estos osos han sido casi extintos debido a la caza y a la destrucción de su hábitat, se estima que la población de los osos de anteojos en el Perú no sobrepasa los 3000 ejemplares.

Entre los lugares más importantes donde aún se puede observar esta especie en el Perú, aparte de Chaparrí, están el Parque Nacional Cutervo; los bosques de altura de San Ignacio, Jaén y Amazonas; el parque nacional Río Abiseo; en el parque nacional Yanachaga - Chamillén en Oxapampa, en el parque nacional Manú, y en las vertientes orientales andinas donde el ser humano aún no ha destruido los bosques. La altitud donde se le puede encontrar varia desde los 250 msnm hasta los 4750 msnm.
El oso de anteojos es de color negro con una mancha blanca que rodea sus ojos que se extiende hasta la garganta, llegan a tener una longitud de 1,5 a 1,8 m y puede llegar a pesar 140 kg. La hembra pare de una o dos crías. Este elegante mamífero tiene la facultad de poder pararse sobre dos patas, esta actitud la adopta para poder ver más lejos y para impresionar a otros osos o a sus enemigos.

Es común verlo trepar árboles y palmeras hasta considerables alturas. Se refugia en cuevas o sobre árboles, donde duerme y construye una especie de plataforma de ramas. Es un animal omnívoro, su alimentación consiste principalmente en frutas silvestres, pulpas de árboles, cogollos de palmeras, ratones e insectos, de manera muy ocasional se puede alimentar de ganado ovino o vacuno.

El Redescubrimiento de la Pava Aliblanca

La pava aliblanca fue descrita por primera vez en el año1877, desde entonces no se supo nada de ella, por lo que la comunidad científica, luego de numerosos intentos por encontrarla en la costa norte del Perú, la dio por extinta.
Sin embargo, años mas tarde, la ornitóloga María Koepcke, convencida que la pava aliblanca no había desaparecido persuadió al conservacionista Gustavo Del Solar para que fuera en su búsqueda, indicándole que posiblemente se le podría encontrar en los bosques secos del norte del país.
La pava aliblanca es un ave de color negro con nueve grandes plumas en los extremos de las alas y pico gris azulado con la punta negra. Tiene la cara sin plumas de color rosado grisáceo. Posee una larga cola, patas rosadas y su garganta es de color anaranjado. Mide entre 70 y 80 cm de longitud y pesa en promedio 2 kg.
En 1977, y luego de múltiples indagaciones entre los pobladores locales, Del Solar recibió el testimonio de Sebastián Chinchay, quien le informó que había visto un ave con las características de la pava aliblanca cerca de la Quebrada San Isidro, en Olmos, Lambayeque.
La madrugada del 13 de setiembre, Del Solar, junto al ornitólogo John O'Neill y un grupo de campesinos, se dirigieron hacia la Quebrada San Isidro donde encontraron a esta rara ave, quedando así redescubierta luego de un siglo de haber perdido contacto con ella.

La noticia del redescubrimiento dio rápidamente la vuelta al mundo y se convirtió en un gran acontecimiento científico.
Este gran redescubrimiento científico permitió que al año siguiente de esta noticia (1978) se iniciara un "Programa de Crianza en Cautiverio" de esta especie, el cual se realizó en el Zoocriadero Bárbara d'Achille, ubicado en Olmos, y que lleva el nombre de la recordada ecologista y periodista italiana. Actualmente se están reintroduciendo a las pavas nacidas en cautiverio en su hábitat natural, tras un dedicado esfuerzo de reproducción, crianza y enseñanza a las aves para poder sobrevivir en condición silvestre. Esta experiencia, única en el Perú, rescata a una especie que se creyó extinta durante 100 años y se lleva a cabo en el Área Natural Protegida Privada de Chaparrí, donde la comunidad de Chongoyape se ha unido a este esfuerzo de conservación destinando parte de sus territorios para la reintroducción y protección de la pava aliblanca.
 La liberación de los 6 primeros ejemplares ocurrió el 23 de setiembre de 2001 y luego se liberaron 10 pavas más. Hoy en dia se reproducen y habitan con toda libertad la zona de Chaparrí.

Cóndor Real, el Ave mas Colorida de Chaparrí

El Cóndor Real es una de las aves más vistosas del mundo silvestre debido a que presenta un plumaje blanco y negro, con llamativos colores que van del rojo al amarillo en la cabeza, donde no posee plumas, mide entre 71 y 81 cm de altura y alcanza los 2 m de envergadura con las alas extendidas, llega a pesar hasta 4.5 kg.
En el Perú, el Cóndor Real se le puede observar en la Selva Baja, Selva Alta, Bosque Tropical del Pacífico y Bosque Seco Ecuatorial, ocupando territorios que no superan los 1,500 msnm.

Esta ave acostumbra pararse en las copas de los árboles, desde donde tiene una buena visión del territorio que domina, este hecho también le permite estar alejado del hombre, a quien teme y trata con suma cautela.
El Cóndor Real se alimenta de animales muertos y carroña, el principal problema que enfrenta es la pérdida de su hábitat por la tala e incendio de los bosques donde vive.

El Elegante Venado Cola Blanca

El Venado de Cola Blanca se distribuye en América del norte, América Central y America del Sur. En el Perú su hábitat apropiado está en los Bosques Secos Ecuatorial, aunque también se le encuentra en zonas del bosques húmedos, ceja de selva, sabanas y el páramo.

A nivel histórico, en la Cultura Chimú, se representó al venado cola blanca, en escenas de cacería, tanto en la cerámica como en la textilería. Este mamífero fue cazado desde tiempos prehispánicos para aprovechar su carne y su piel, por ello fue graficado en muchas ocasiones en pinturas rupestres.
La población de Venados Cola Blanca se ha visto reducida debido a la caza furtiva del cual es objeto. Actualmente es una especie silvestre protegida por el estado peruano en diferentes Parques Nacionales.

Zorro Costeño, astuto y cauteloso

El zorro costeño es el más pequeño de Sudamérica, habita en los desiertos del Pacífico, las lomas y los bosques de la costa norte. Es un animal omnívoro, se alimenta de roedores, pájaros, insectos, frutas, sapos y lagartijas.
El zorro fue admirado en épocas prehispánicas, por su sagacidad e inteligencia y su representación mitológica está relacionada a la agricultura.
De la cabeza al nacimiento de la cola mide aproximadamente 60 cm. Su cola mide 30 cm. y puede pesar hasta 13 kilos. Es muy común verlo en Chaparrí.



Luis Miguel, Mariel, Charo y yo con Heinz Plenge, promotor de la Reserva de Chaparrí

martes, 5 de enero de 2010

Volviendo a Mexico, País mas Turistico pero no Menos Atractivo

De Belize a Yucatán

Cruzamos rápidamente la frontera de Belize con México, eran cerca de la 2 pm, con las mismas seguimos nuestro camino, nuestro plan era llegar a Tulum a dormir para luego partir muy temprano a la Reserva de Sian Ka’an. Conseguimos un cómodo hotel al lado de la carretera, pasamos la noche y a las 7 am partimos hacia la reserva, para llegar a ella había que recorrer cerca de 50 km por una trocha en mal estado, nos tomo alrededor de hora y media llegar Punta Allen, poblado principal de la Reserva.
Sian Ka’an es un sitio único en el mundo por la diversidad de especies biológicas vegetales y animales que tiene (103 especies mamíferos como el jaguar, el puma, el ocelote, el margay, el juguarundí, el mono saraguato; reptiles y 345 especies de aves), se extiende a lo largo de 52 kilómetros de norte a sur, posee una población de alrededor de 2 mil habitantes, los cuales viven principalmente en Punta Allen y Punta Herrero.




Playa en Punta Allen, Reserva de Sian Ka'an


La región alberga 23 sitios arqueológicos. Frente a la reserva se extiende, a lo largo de 47.5 kilómetros de costa, la segunda barrera de arrecifes más grande e importante del mundo. Entre los meses de mayo y agosto puede observarse en las playas desovando a cuatro especies de tortugas consideradas en peligro de extinción.
Llegamos cerca de las 9 am, aprovechamos de tomar desayuno mientras averiguábamos sobre algún servicio que nos lleve a conocer la reserva (hay que recorrerla en bote), los servicios para una pareja eran escasos, debíamos esperar que vengan mas personas para poder juntar un grupo de por lo menos 6 a 8 personas, fletar el bote nosotros solos elevaba mucho el costo. Mientras esperábamos conocimos a Pier (Pedro para los amigos), un canadiense de aproximadamente 35 años que vive hace 5 años en México y hace 8 meses en Punta Allen, su negocio es hacer café, es el mejor que he probado en mi vida, todo un personaje.




Nadando en una Solitaria Playa de Sian Ka'an


Paso el tiempo y no llegaba mucha gente para tomar el bote junto a nosotros, así que decidimos regresar a Tulum, a mitad de camino, aun dentro de la reserva, nos topamos con una playa paradisíaca, no dudamos un segundo en estacionar el auto y sumergirnos en sus turquesas aguas tropicales, no había un alma en la playa, éramos solo los dos. Seguimos nuestro camino y cerca de las 2 pm llegamos a Tulum.
Tulum se localizan a 145 km al sur de Cancún, se divide en tres, la Zona Hotelera, el Pueblo y la Zona Arqueológica. En la primera se encuentran algunas de las más espectaculares playas de la costa caribeña; muchas aun se consideran Vírgenes, sus rústicas cabañas y pequeños hoteles fueron construidos en total armonías con la belleza natural de los alrededores.
El pueblo de Tulum consta de una avenida principal sobre la cual se desarrolla toda la actividad comercial. Ofrece tiendas de artesanía y autoservicio, pequeños restaurantes y servicios básicos.

La antigua ciudad amurallada, erigida en la cima de un acantilado de 12 metros con vista al Mar Caribe, lo cual de da una peculiar belleza, abarca los vestigios de una de las ciudades más exquisitas del antiguo mundo maya.
Recorrimos los 10 minutos que separan el estacionamiento de la entrada a las ruinas, la cantidad de turistas era enorme, nos choco ya que veníamos de un país tan relajado y poco visitado como Belize, todo era comercial, lleno de tiendas y vendedores ambulantes. Las ruinas son muy bonitas y en su mayoría bien conservadas, el hecho de que están al lado del mar les dan un plus adicional. Recorrimos un par de horas las ruinas y alrededor de las 4 pm salimos con destino a Chitzen Itza, la idea era dormir cerca de las ruinas para visitarlas a primera hora.





Ruinas de Tulum


Pasamos la noche un el Hotel Fénix Inn, una antigua hacienda convertida en hotel ubicada en el pueblo de Piste a solo 3 km de las ruinas, muy temprano tomamos desayuno y a las 8 y 30 am ya estábamos ingresando a Chitzen Itza.
La pirámide de Kukulcán, es el ícono más famoso de la región de Yucatán, en México. Esta enorme pirámide tiene una altura de 24 metros y la base alcanza los 55 metros. Desde allí arriba se realizaban sacrificios y ofrendas. Chichén Itzá funcionó desde el 325 d.c. como un pueblo de chozas y agricultores que luego se convertiría en un gran centro sagrado. En el sitio hay otros templos muy bien conservados, el Templo de los Guerreros y el estadio de juego de pelota. También hay un observatorio astronómico que es una prueba de los avanzados conocimientos de los mayas. Chitzen Itza esta considerada como una de las 7 Maravillas del Mundo Moderno.




Pirámide de Kukulcán en Chitzen Itza


Recorrimos estas impresionantes y bien conservadas ruinas mayas durante 3 horas, hoy en dia los accesos a la parte alta de la pirámide están prohibidos, así que nos quedamos con las ganas de subir, con esta ruina ya eran 4 las ruinas mayas que habíamos visitado en el viaje (Lamanai en Belize, Tikal en Guatemala, Tulum y Chitzen Itza en México), suficiente, que me perdonen los mexicanos pero la ruina maya que mas me impresiono fue Tikal, no solo por la magnitud de sus pirámides sino por la impresionante y rico paisaje selvático que la rodea, Tikal tiene una mística incomparable.
Al salir de las ruinas cerca de las 11 am, empezaron a llegar cientos de buses con miles de turistas a Chitzen Itza, pasar la noche cerca de las ruinas nos permitió disfrutarlas con muy poca gente, fue un golazo.
Raudamente parimos hacia Playa del Carmen, a dos horas de distancia, ahí nos íbamos a instalar los últimos días del viaje, ya estábamos un poco cansados de cambiar diariamente de hotel, Playa del Carmen era una buena base para conocer lo que nos faltaba de la Península de Yucatán.





Ruinas de Chitzen Itza, una de las 7 Nuevas Maravillas del Mundo


Playa del Carmen, Playa, Mar, Snorkel y Full Relajo

Nos instalamos en un bonito hotel, Lunasol, por los siguientes y últimos 7 días de viaje, ahora tocaba descansar, tomarnos nuestros traguitos y divertirnos de la manera mas convencional. A las 11 am partimos a visitar el Cenote Dos Ojos, rápidamente, huyendo de los zancudos, nos pusimos nuestras aletas, mascaras y snorkel y empezamos a recorrerlo, los contraluces formados por la entrada de la luz solar por partes (otras son totalmente oscuras), junto a variados pececillos de colores, crean una atmosfera especial dentro de ellos. El agua es dulce y fría, uno tiene la posibilidad de cruzar, utilizando los ríos subterráneos, de un cenote a otro.




Charo Buceando en el Cenote Dos Ojos




Cenote Dos Ojos


Cenote es un término que solo se utiliza en México y que proviene de la palabra maya "dzonot", que significa "abismo"; son pozos de agua dulce creados por la erosión de la piedra caliza, suave y porosa. Para el mundo maya eran fuentes de vida que proporcionaban el líquido vital, además de ser una entrada a las maravillas del otro mundo y el centro de comunión con los dioses. En la Península de Yucatán abundan los cenotes, se calcula que deben haber cerca de 7000 de ellos en toda la península.
Luego de snorkear por casi dos horas en el cenote, partimos a la playa Akumal.
Akumal es sin lugar a dudas uno de los sitios mas tranquilos de la Riviera Maya. Esta a solo 37 Km. de Playa del Carmen. Akumal significa en idioma maya "Tierra de tortugas", es todavía uno de los sitios preferidos por estos animales marinos para desovar. Sin embargo, lo que vuelve a Akumal un sitio de encanto y fascinación para los turistas de todo el mundo, es su espectacular bahía de aguas transparentes y las aguas dulces.
Nuevamente me puse mi equipo de snorkel y entre mar a dentro en busca de un poco de vida submarina, en Akumal no es necesario contratar a una empresa de snorkel para bucear, uno lo puede hacer por sus propios medios si prefiere. En la hora y media que estuve recorriendo el arrecife, el cual se encuentra a 600 mts de la orilla, pude observar mucha fauna marina, peces, rayas y muchas tortugas de mar, en un momento llegue a ver 3 juntas, una experiencia alucínate.




Tortuga Marina en Akumal


Salí muerto del agua, entre Akumal y el Cenote Dos Ojos había estado casi 4 horas en el agua, tomamos nuestras cosas y partimos hacia Playa del Carmen, nos bañamos rápidamente y nos dirigimos a la 5ta avenida (avenida principal de Playa del Carmen llena de restaurantes, hoteles y tiendas de todo tipo) a comer. En general la mayoría de los restaurantes son bastante caros, uno paga mas por la ubicación del lugar que por la misma comida, mientras mas céntrico es el restaurante mas caro es.
Al dia siguiente, luego de una desagradable experiencia con unos fulanos que nos intentaron vender con engaños el sistema de tiempo compartido, fuimos a recorrer Cancún, dimos una vuelta por toda la zona hotelera y decidimos regresar, Cancún nos pareció demasiado prefabricado y turístico para nuestro gusto, ni punto de comparación con Playa del Carmen.

Hel Xa y Coco Bongo, un Turismo mas Tradicional

Nos levantamos temprano y partimos al parque Hel Xa, este parque temático natural cuenta con distintas actividades mayormente acuáticas donde uno la pasa muy bien, el sistema es todo incluido, uno paga una cantidad y come y toma todo lo que quiere, la comida es buena. Las actividades mas interesantes, como nadar con delfines o manatíes tienen un costo adicional, nosotros la pasamos bien, nadamos, hicimos snorkel, montamos bicicleta, hicimos “tubbing” y sobretodo nos relajamos, si bien no es a mi gusto un destino obligado dentro de la Rivera Maya uno la pasa bien. En la noche aprovechamos de tomar unos tragos en uno de los tantos bares de la 5ta avenida en Playa del Carmen en donde ofrecen música en vivo, cerca de la media noche nos fuimos a dormir.


Atardecer en Hel Xa

Nos levantamos tarde, las intensas y agotadoras jornadas de viaje que habíamos vivido nos estaban pasando la factura, nos provocaba simplemente relajarnos, pasamos todo el dia tirados en la playa tomando unas refrescantes piñas coladas, por la noche fuimos al Coco Bongo, un show espectacular, uno paga una cantidad fija y toma todo lo que quiera, el show incluye interpretaciones de cerca de 50 cantantes y personajes del pasado y de la actualidad, pudimos ver interpretaciones de Guns and Roses, Madonna, Michael Jackson, Spiderman, Austin Powers, Robbie Williams, Maradona, entre otros personajes, muy divertido. Cerca de las 3 am, ya medios sazonados regresamos al hotel.
Al dia siguiente el plan era visitar Cozumel, la resaca evito que nos levantáramos temprano, así que decidimos visitar Puerto Morelos, ubicada a 30 km de Playa del Carmen camino a Cancún. En la playa pedimos un ceviche al estilo mexicano, la presentación no tenia nada que ver con el ceviche que estamos acostumbrados a comer, al probarlo nos dimos con la sorpresa que estaba buenazo, diferente al nuestro pero muy rico. En la tarde hicimos snorkel, contratamos un tour que nos daba este servicio desde la playa, hicimos dos inmersiones, vimos algunos animales como langostas, pepino de mar y rayas, el servicio que nos dieron nada que ver, hay mejores sitios dentro de la península para el snorkel.




Charito Full Relax en Playa del Carmen




Playa del Carmen


Show Ambulante en la 5ta Avenida de Playa del Carmen

Cozumel, una Isla Paradisíaca

Hoy es 17 de Noviembre, nuestro ultimo dia de viaje, tomamos al barco que nos llevaría a San Miguel de Cozumel. El viaje dura cerca de 40 minutos, al llegar a la isla nos dirigimos a la agencia donde habíamos alquilado un auto para recorrer la isla, cometimos el error de alquilar un jeep desde Playa del Carmen, al recoger el jeep este estaba medio destartalado, no tenia cinturón de seguridad, ni espejo retrovisor, ni equipo de música, si reclamábamos mucho nos ganaba el poco tiempo que teníamos para recorrer la isla.
Cruzamos desde San Miguel hacia el otro lado de la isla y manejamos por la carretera que bordeaba el mar, las playas y los paisajes eran muy bonitos. En el extremo sur de la isla existe una Reserva llamada “Punta Sur” la cual decidimos visitar, dentro de ella existen varios atractivos, lo primero que visitamos fue una pequeña ruina maya, luego entramos hacia la Laguna Colombia, en ella vive una colonia de Cocodrilos que al parecer fueron introducidos desde África hace muchos años, cerca de la laguna es posible ver mapaches, coatis y varias especies de aves.




Laguna Colombia en Cozumel




Garza dentro de la Reserva "Punta Sur"


Siguiendo nuestro camino llegamos al Faro Celarain, 4 km mas adelante, recorriendo una delgada trocha uno llega a Chun Chacaab, hermosa playa de arena blanca y mar turquesa, de mas de 2 km de largo, en la que uno puede nadar y bucear a su gusto, nosotros chapoteamos por casi dos horas, hubieran sido mas si no era por el barco que salía a las 5 pm hacia Playa del Carmen, así que teníamos que volar. Llegamos casi a la hora a San Miguel de Cozumel, en el poco tiempo que tuvimos mandamos a rodar a los encargados de la agencia que nos alquilo el Jeep y corrimos al puerto Ya en nuestro hotel, hicimos maletas y con mucha nostalgia nos acostamos, nuestro vuelo salía al dia siguiente con destino a Lima.




Playa Chun Chacaab en Cozumel





Atardecer desde el Puerto de San Miguel de Cozumel


Nuestro viaje por la Rivera Maya recorriendo mas de 3500 km por las carreteras de Belize, Guatemala y México fue una experiencia fascinante, variada y muy enriquecedora, conocimos gente muy valiosa de la cual aprendimos mucho, visitamos reservas naturales, misteriosas cavernas; vimos numerosa fauna, recorrimos 4 de las principales ruinas mayas de la Península de Yucatán, buceamos con rayas venenosas y tiburones, pasamos algunos accidentes y apuros como mi caída desde una de las ruinas en Lamanai, nos quedamos varados en la frontera de Belize con Guatemala, nos perdimos mas de una vez, entre otras miles de experiencias y anécdotas que hicieron de este viaje de las experiencias mas increíbles que me ha tocado vivir. Gracias a toda la gente de Belize, Guatemala y México que nos ayudo y nos guió en esta increíble aventura, GRACIAS.




Cocodrilo en la Laguna Colombia, Cozumel

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...