miércoles, 30 de mayo de 2012

Las Torres del Paine: Hermoso Parque Natural en la Patagonia Chilena

Aterrizamos en Punta Arenas – Chile, una de las ciudades mas australes del mundo, luego de un vuelo desde La Serena con escala en Santiago. Los trámites para alquilar el auto fue un martirio, como llegamos domingo todo estaba cerrado. Luego de 6 horas de coordinaciones, al fin estábamos sentados en el auto alquilado rumbo a Puerto Natales, nuestra primera parada.

Laguna frente a los "Cuernos del Paine"
El camino fue terrible, la fuerte nevada que nos acompaño nos obligó a recorrer los 240 kilómetros de distancia en mas de 5 horas, si a eso les sumamos la poca visibilidad y los tres trompos que nos dimos al resbalar el auto en la calzada, la sacamos barata.

Vista de la montaña al atardecer
Luego de comer un cordero a la olla, típico de la región, pasamos la noche en el bonito y turístico pueblo de Puerto Natales, el cuerpo nos pedía descanso a gritos. Ese inconveniente generó que al día siguiente aplazáramos mas de 3 horas nuestra salida hacia el Parque Nacional Torres del Paine.

Flamencos en Puerto Natales
De salida fotografié a un pequeño grupo de flamencos que descansaban al pie del puerto de Puerto Natales y partimos hacia las Torres del Paine, debíamos entrar por la parte oeste del parque ya que nuestro hotel, Lago Grey, quedaba en este lado. Por ese motivo nos recomendaron tomamos el camino corto.

Nuestro auto alquilado sufriendo los estragos del clima
Nuevamente la fuerte nevada hizo que el trayecto se haga eterno, aunque solo tuvimos un percance, el auto patinó y nos despistamos, suerte que tanto el auto como nosotros salimos ilesos. La parte positiva fue que el camino y los paisajes que recorrimos eran un sueño.

Guanaco en la laguna Amarga
Pasamos la famosa Cueva del Milodón, gran mamífero de 2.50 mts de altura que habito esta zona hace mas de 10,000 años y luego de dos horas y 90 kilómetros  de recorrido llegamos a la entrada del parque, pagamos 16 dólares por persona y nos dirigimos al hotel, ubicado 20 kilómetros mas adelante.
No lo podía creer, al fin teníamos los pies puestos en las Torres del Paine, un lugar que hace mas de 15 años quería conocer. Estuve cerca cuando viví en Santiago de Chile en los 90s, pero nunca llegue a concretar el codiciado viaje.

Vista de las "Torres del Paine" que le dan nombre al parque
El Parque Nacional Torres del Paine ocupa una superficie de 242,240 hectáreas aproximadamente, siendo uno de los parques mas grandes e importantes de Chile. Está ubicado a 112 km de Puerto Natales y 312 de Punta Arenas y es una de las once áreas protegidas existentes en la Región Magallanes y de la Antártica Chilena.

El río Paine
Uno de los mayores atractivos de este imponente parque es la gran variedad de entornos naturales que posee; montañas, entre las que destacan el complejo del Cerro Paine, cuya cumbre alcanza los 3050 msnm, las Torres del Paine y los Cuernos del Paine; valles; ríos, como el río Paine; lagos, siendo los mas importantes el Sarmiento, el Grey, el Pehoé y el Nordenskjold; y milenarios glaciares entre los que encontramos el Pingo, el Grey, el Tyndall y el Geikie.

"Glaciar Grey"
Este gran parque fue creado el 13 de mayo de 1959 y la UNESCO lo declaró reserva de la biosfera en abril de 1978. Lamentablemente el Parque Nacional Torres del Paine ha sufrido grandes incendios forestales en los últimos años que han consumido vastas extensiones de vegetación siendo el último en diciembre del 2011 que acabó con mas de 11 mil hectáreas de bosque y del que va a tomar algunos años recuperarse.

Imponentes montañas del Paine
Dentro de las Torres del Paine podemos observar cuatro tipos de vegetación; el matorral preandino, en la rivera de los ríos y lagos; el bosque magallánico; la tundra magallánica y la vegetación de altura la cual se ubica sobre los bosques y va desapareciendo a medida que aumenta la latitud.

El cóndor, un habitante común del parque
En el parque se pueden observar cerca de 100 especies de aves entre las que destacan el cóndor (Vultur gryphus), el águila (Geranoaetus melanoleucus), el cisne de cuello negro (Cygnus melanocoryphus), el flamenco (Phoenicopterus chilensis), el carpintero negro (Campephilus magellanicus), el cometocino patagónico (Phrygilus patagonicus), el ñandú (Rhea americana), el comesebo andino (Phrygilus gayi) entre otros.

Aguila Mora
Los mamíferos también abundan dentro de las Torres de Paine, siendo el temido puma (Felis concolor) el mas representativo de este lugar. El huemul (Hippocamelus bisulcus) es también una especie emblemática de el Paine, el cual tiene el privilegio de ser parte del escudo nacional de Chile pero lamentablemente se encuentra en grave peligro de extinción.

Guanacos
Otros mamíferos que habitan el parque son el guanaco (Lama guanicoe), el zorro chilla (Canis griseus), el zorro culpeo (Canis culpaeus) y el chingue (Conepactus chinga).

Ñandú junto a su cría
Nos acomodamos en nuestra amplia habitación del hotel Lago Grey, el camino fue  largo y agotador, considerando que en el mes de mayo, época de nuestra visita, los días son bastante cortos, amanece a las 8 y 30 am y el sol cae a las 5 pm, optamos por descansar y recuperar fuerzas para disfrutar al máximo los 5 días que nos esperaban en Las Torres del Paine, nos quedaba mucho tiempo para conocer y disfrutar el lugar.

Guanaco
Cisne de Cuello Negro


jueves, 17 de mayo de 2012

Cueva de Actun Tunichil Muknal, Museo Viviente de Sacrificios Mayas

Despertamos en el Cayo San Ignacio – Belice. La noche anterior contactamos a una agencia que nos iba a llevar a las impresionantes cuevas de Actun Tunichil Muknal, conocidas también con las siglas de ATM.

Las espectaculares Cuevas de ATM
Para visitar este sagrado lugar es indispensable contratar a una agencia especializada y autorizada, el guía que esté a cargo de la excursión tiene que ser obligatoriamente certificado. El máximo de personas que pueden visitar estas cuevas por día no puede pasar de treinta, cifra regulada por el ministerio de turismo de Belice.

Junto a mi esposa en la entrada de la cueva
Recorrimos alrededor de 40 minutos en auto, de ahí fueron cerca de 45 minutos adicionales por un sendero selvático al lado del río Roaring Creek, el cual se debe cruzar en 3 oportunidades, algunas de ellas mojándonos hasta la cadera. Al final del camino nos topamos con la espectacular entrada a la cueva de Actun Tunichil Muknal.

Entrando a la cueva de ATM
La cueva de ATM se encuentra en el corazón de la reserva natural de la Montaña del Tapir. Es una de las cuevas mas impresionantes del mundo Maya. No fue hasta finales del periodo clásico (700 – 900 d.C) que los Mayas se introdujeron en las profundidades de esta para llevar a cabo sus ceremonias religiosas y espirituales.

Restos óseos Mayas
Actun Tunichil Muknal significa “Cueva de la sepultura de piedra”, recibió ese nombre luego que encontraron los restos de una joven Maya en una cámara de sacrifico dentro de esta.

Restos de una joven Maya sacrificada
ATM fue recién descubierta en el año de 1989 y no se abrió al público hasta en año 1998. Entrar es definitivamente toda una aventura, al llegar al pie de esta hay que nadar obligatoriamente cerca de 10 mt atravesando una pequeña laguna de agua turquesa, hasta llegar a una roca donde empieza la caminata hacia las profundidades de la cueva. Es imprescindible colocarse un casco y una linterna frontal antes de ingresar.

Por partes uno anda con el agua literalmente hasta el cuello
Luego de 1000 mts de recorrido por un camino donde por momentos hay que andar con el agua hasta la cintura trepamos por uno de sus lados hasta llegar a un lugar conocido como la Catedral, un gran espacio cerrado donde se llevaron a cabo ceremonias de sacrificios humanos. En este punto, entre las estalactitas y estalagmitas, aún se encuentran los restos óseos de los individuos que fueron sacrificados ante los dioses del inframundo.

Estalactitas y estalagmitas adornan la cueva
En este impresionante museo viviente de sacrificios humanos encontramos, además, una serie de artefactos y restos de cerámica ubicados en su contexto original. La cueva también contiene dos estelas donde los líderes Mayas se cortaban a si mismos con el fin de ofrecer su sangre a los dioses.

Restos de ceramica Maya
Son mas de 2000 años de historia que están encerrados en esta impresionante cavernas, los Mayas creían que las cuevas eran la entrada al inframundo, estas significaban poder y temor para ellos. Los sacrificios y rituales realizados estaban enfocados a llamar a la lluvia y a evitar la sequía.

Charo caminando dentro de la cueva
Salimos literalmente empapados de la caverna después de mas de 3 horas de excursión, apurados por las picaduras de zancudos y mosquitos partimos de regreso por la misma ruta por la que venimos. Nos pusimos ropa seca y regresamos a San Ignacio impresionados por lo que vimos, una de las experiencias mas alucinantes e intensas que me ha tocado vivir en varios años vividos llenos de viajes y aventuras.

Cruzando en rio Roaring Creek hacia la cueva 
Una de las mejores experiencias de mi vida

martes, 1 de mayo de 2012

Marcapomacocha y La Viuda, Espectacular Ruta entre la Sierra de Lima y Junín

Partimos desde Lima, junto a mi hermano Gonzalo y nuestro buen amigo y habitual compañero de viaje José "Pablito" Madalengoitia. Habíamos programado un viaje relámpago, estábamos mentalizados   para estos dos maratónicos días que nos esperaban.

Cadena montañosa de la sierra central
Salimos de Lima, bordeando las 7 am, tomamos la carretera central con destino a Casapalca a 120 kilómetros de Lima. Hace pocos días me llamó la atención leer en la pagina Web de la CNN una lista de las 10 rutas “más estimulantes y espeluznantes” del mundo para manejar y encontrar esta carretera, la Lima – Ticlio, la misma que íbamos a tomar entre ellas.

José acomodando las cosas en San Mateo
Echamos combustible en San Mateo (km 90), adicionalmente llevamos 4 galones mas de gasolina debido a que no hay grifos en la ruta. Pasamos Casapalca (km 120 aprox.) y un par de kilómetros adelante tomamos un desvío hacia la derecha con dirección a la laguna y pueblo de Marcapomacocha.

Huallata o Ganso Andino
La primera parte del camino afirmado esta en regulares condiciones, trepamos y trepamos mas de una docena de curvas hasta llegar al abra de Antacasha, a 4800 msnm y a 12 km del desvío. Ya nos encontrábamos en la provincia de Yauli – Junín.

Fotografiando el Nevado de Pumacocha
El paisaje era hermoso, estábamos al pie de algunos nevados que adornan esta parte de la cordillera de los andes. No salíamos del asombro que en solo 4 horas y poco mas de 140 kilómetros pasáramos de estar al nivel del mar a los casi 5000 msnm.

Salto felino de Gonzalo en el nevado Pumacocha
A la altura del abra tomamos un pequeño desvío a la derecha, recorrimos alrededor de un de kilómetro  hasta el pie del nevado de Pumacocha. No dudamos un segundo y comenzamos a trepar por su blanca nieve, en la cual paso a paso marcábamos con nuestras irregulares huellas.

José trepando el nevado
Según el pequeño mapa que teníamos a la mano, atrás de el nevado de Pumacocha encontraríamos el nevado Rajuntay, con sus 5500 msnm es el mas alto de esta parte de la cordillera central de los andes peruanos.

Caminado hacia el Nevado Rajuntay
Trepamos por la falda del nevado cerca de 45 minutos, nuestros cuerpos estaban exhaustos, los cerca de 5000 msnm nos estaban pasando la factura. De pronto todo el esfuerzo realizado es compensado por el bello Rajuntay, quien de forma imponente emergía frente a nuestros ojos.

Nevado de Rajuntay (5500 msnm)
Contemplamos unos largos minutos el Rajuntay, tomamos las fotos de ley y partimos de regreso al auto, todo anduvo bien hasta que nos tocó bajar la ultima parte del Pumacocha, me resbalo y me deslizo varios metros a gran velocidad por el hielo, solo una gran piedra me detuvo, paso el susto pero el dolor duró varias horas. Mi hermano Gonzalo tomo la misma ruta y también resbalo, aunque no sufrió muchos estragos.


Continuamos nuestro camino, descendimos unos 8 kilómetros hasta llegar al desvío a Huanza, ruta que va a Santa Eulalia. Nosotros seguimos por el camino a Marcapomacocha, el paisaje era un sueño, los grandes rebaños de alpacas, llamas y ovejas le daban un toque especial a tanta belleza.

Carpintero Andino
Pasamos la entrada a la ex hacienda Sangrar, ahí se observan restos de la antigua hacienda. Un poco mas adelante está el desvío al monumento en honor a los combatientes de la poco conocida batalla de la Breña, la cual se disputó al inicio de la Guerra del Pacífico (1889).

Espectacular Cascada de Carispaccha
Cuatro kilómetros antes de llegar a Marcapomacocha tomamos el desvío a Corpacancha, recorrimos poco mas de un kilómetro en busca de la Cascada de Carispaccha. Hicimos mal nuestros cálculos y nos pasamos el punto de entrada. Estacionamos la camioneta y optamos por caminar en su búsqueda, a lo lejos escuchábamos un fuerte sonido agua, seguimos nuestros instintos y minutos después nos topamos con la maravillosa Cascada y sus mas de 100 mt de caída. Caminamos unos minutos mas por la ladera del cañón y llegamos al pie de esta, la vista era espectacular.

José en la Cascada de Carispaccha
Luego de las respectivas fotos volvimos al auto y regresamos al desvío para retomar nuestra ruta.
Arribamos a Marcapomacocha bordeando las 4 y 30 pm, el viaje había sido agotador. Este pequeño pueblo de alrededor de 300 personas esta ubicado a 4400 msnm y frente a una gran laguna que lleva el mismo nombre. Esta rica laguna, la cual alberga una gran cantidad de aves alto andinas e infinidad de truchas, dota a la ciudad de Lima de agua potable.

Laguna de Marcapumacocha
Nos hospedamos en un moderno hotel municipal, a 25 soles la cama, el cual rompe totalmente los esquemas de la arquitectura alto andina y choca visualmente con su entorno. Las habitaciones son cómodas y tienen una hermosa vista hacia la laguna.

Bello paisaje altoandino
Una vez bien instalados comimos, a solo 5 soles, una suculenta sopa y un exquisito cordero con arroz y papa en el comedor comunal del pueblo. A la salida, ya de noche, nos sorprende una granizada acompañada de un frío que calaba los huesos, no nos quedó mas que irnos al cuarto del hotel a cobijarnos.

Pato silvestre
La noche se hizo larga, rebotamos tanto en la cama que a las 4 am salimos bien abrigados del hotel con rumbo a la cordillera de la Viuda (4650 msnm). Nuestra intención era apreciar el amanecer en este lugar.

Laguna de Yantak 
Fueron 16 kilómetros los que recorrimos desde Marcapomacocha hasta el abra de la Viuda, el amanecer lo vimos frente a la hermosa laguna de Yantak, todo el piso estaba cubierto por una capa de hielo lo que le daba al paisaje una belleza singular.

Cordillera de la Viuda al amanecer
Recorrimos la Viuda y sus lagunas por mas de 3 horas, retornamos al hotel a recoger nuestras mochilas, desayunamos unas deliciosas truchas fritas y partimos con destino a Lima por la misma ruta por la que llegamos. Hay dos rutas mas para regresar a la capital, la primera por la cordillera de la Viuda saliendo por Canta, la segunda tomando el desvío a Huanza que te lleva a Santa Eulalia, ambas son mas largas pero muy recomendables, nosotros no teníamos mucho tiempo, debíamos llegar esa misma tarde a Lima.

Llamas, madre e hija, en la ruta a la Viuda
Llegamos a la capital cansados pero satisfechos y asombrados de todo lo que nos regala nuestro país, un privilegio que como peruanos debemos de aprender a disfrutar, a promover y sobretodo a conservar.


Video Marcapomacocha

Llama tras nevada
Paisaje en la Cordillera de la Viuda

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...