jueves, 17 de diciembre de 2009

Belice, Tierra de Garifunas y de la 2da Barrera Coralina mas Larga del Mundo

De Hopkins a Cockscomb Basin Wildlife Sanctuary, Tierra de Jaguares

Nos levantamos muy temprano, tomamos un delicioso desayuno en una simpática cafetería en Hopkins, una pacifica y relajada playa, acá llega mucha gente extranjera en busca de paz y tranquilidad, los bares son escasos, a las 9 pm Hopkins parece un pueblo fantasma y desolado.
Cerca de las 11 am partimos hacia la reserva de Cockscomb Basin Wildlife Sanctuary, esta se encuentra a menos de 30 minutos de Hopkins hacia el sur, era el destino mas lejano a la frontera con México que nos tocaba visitar.
Llegamos Maya Center, pequeño poblado donde queda el desvío hacia la reserva, compramos algunos vivieres y manejamos los 20 minutos por la mal mantenida carretera que nos lleva a Cockscomb Basin Wildlife Sanctuary.
Cockscomb Basin Wildlife Sanctuary tiene alrededor de 100,000 acres de superficie, se fundó en 1984 como una reserva para proteger la gran población de jaguares y otras formas de vida originarias del lugar, también se le conoce como "Reserva de Jaguares". Este maravilloso santuario es hogar de numerosos miembros de esta familia de felinos, también existe una gran población de mamíferos y aves que forma parte de su cadena alimenticia.


Sajino dentro de la Reserva Cockscomb Basin Wildlife Sanctuary


Al llegar a la Reserva nos dimos con la sorpresa que éramos los únicos huéspedes que habían decidido pasar la noche ahí, las instalaciones eran muy precarias, no iban de la mano con el alto precio que cobraban por una cabaña, en un principio pensamos quedarnos dos noches, pero debido a las pésimas condiciones de la habitación y las camas, sumado a que no había ningún servicio de comida (solo lo que uno llevaba) decidimos dormir solo una noche.
Dejamos nuestras cosas en la precaria y costosa cabaña y salimos a caminar por uno de los principales senderos de la reserva, al empezar la caminata nos encontramos con Kurt y Tracy, unos amigos gringos con los que habíamos estado en Lamanai (el fue uno de los que me ayudo cuando me cai de la ruina), ellos, mas vivos que nosotros, se habían hospedado en el Maya Center, población fuera de la reserva, en un cómodo lugar. Quedamos en hacer una caminata nocturna a las 7 pm y nos despedimos.


Huella Fresca de Jaguar


Caminamos cerca de 3 horas por la reserva, vimos algunos pájaros e insectos, los zancudos y mosquitos se burlaban de nuestro repelente, a mitad de camino nos cruzamos con una familia de Sajinos (un tipo de jabalí), nos vieron como quien no quiere la cosa y siguieron su camino.
Regresamos a la cabaña a descansar un par de horas, comimos lo poco que habíamos llevado, pan, jamón en lata, salchichas en lata y mantequilla, a las 7 pm salí a encontrarme con nuestros amigos gringos, Charito decidió quedarse sola en la cabaña, sola, con la compañía de una pequeña linterna.
Me encontré con Kurt y Tracy y junto a Ernesto, un guía de origen maya, empezamos nuestro recorrido, en el camino vimos algunas ranas, dos picuros (roedores de tamaño mediano), algunos insectos y aves nocturnas, nada impresionante. Caminamos dos horas, me despedí de los gringos y a las 9 pm regrese hacia la cabaña, al entrar encuentro dentro de la oscuridad (no había luz en la reserva) a Charo sentada en la cama alumbrando hacia nuestras bolsas con resto de comida, apenas me fui apareció un roedor merodeando dentro de la cabaña, este no había dejado tranquila a Charo durante toda mi ausencia, yo, que no soy muy amante de los roedores, saque las bolsas de la cabaña y, al parecer, el roedor salio tras ellas.
La noche fue larga y fea, los zancudos y la incomodidad de las camas no nos dejaron pegar un ojo, fueron esas noches que uno espera despierto a que amanezca.


Charo Bañandose en Cascada dentro del Cockscomb Basin Wildlife Sanctuary


Apenas salio el sol nos levantamos de nuestros catres, alistamos nuestras cosas y salimos ha hacer una caminata matutina por la selva, era el cumpleaños de Charo y no lo habíamos recibido de la mejor manera. Caminamos cerca de 45 minutos por un sendero, bajando una quebrada nos encontramos con una hermosa cascada que caía sobre las aguas de una cristalina laguna, eran las 7 am y sin dudarnos nos metimos como dios nos trajo al mundo a disfrutar de un refrescante baño, el agua estaba increíble, fue uno de esos momentos que uno se siente solo en el mundo rodeado de la naturaleza mas pura, ahora si, Charo estaba disfrutando su santo al máximo, solo nosotros, el agua y los árboles.
Chapoteamos unos 30 minutos y regresamos por donde vinimos hacia el carro, en el camino vimos algunas huellas de jaguar, luego partimos cerca de las 9 am, debíamos tomar la Manatee Road que nos llevaría a Belize City.

Gales Point, un rincón de África en el Caribe

Salimos hacia la carretera y entramos al Manatee Road, una carretera alternativa sin asfaltar hacia Belize City, a mitad del camino encontramos un desvío hacia Gales Point, consultamos nuestro infaltable Lonely Planet para averiguar un poco mas del lugar y decidimos visitarlo.
Gales Point es un pequeño poblado de solo 450 habitantes Garifunas (descendientes de África) en su mayoría, esta ubicado en una estrecha península que se adentra en la Southern Lagoon, esta enorme laguna goza de la mayor concentración de Manatíes de todo el caribe y alberga mas del 60% de las tortugas marinas de Belize.


Ventana de Casita en Gales Point


Al entrar al pueblo de una sola carretera el territorio se comienza a estrechar hasta volverse muy delgado, la mayoría de sus casas son de colores muy pintorescas, en la punta de la península existe un hotel de propiedad de una simpática señora norteamericana, conversamos un rato con ella y regresamos hacia la carretera, a mitad del camino encontramos una simpática casita de color morado con algunos tambores afuera, bajamos del carro y nos cruzamos con un tipo con pinta de rasta que nos ofreció los tambores en venta, poco rato después apareció Emmeth Young, un simpático personaje rasta hasta los huesos que fabricaba tambores, conversamos un rato con ellos y terminamos en un concierto espontáneo y gratuito de tambores dentro de su cabaña, una experiencia alucinante. Le compre un CD (había podido grabar un disco de música Africana), un pequeño tambor y partimos luego de despedirnos de nuestros amables y talentosos amigos.


Yo Junto a Emmeth Young y uno de sus Amigos Músicos



Uno de Nuestros Amigos Tocando Magistralmente el Tambor


Seguimos nuestra ruta por la Manatee Road por una hora mas, luego entramos a la carretera principal, estábamos a solo 30 km de Belize City.
Al llegar a Belize City encontramos una ciudad desordenada y caótica, mucho tráfico y bulla. La población de la Belize City es de aproximadamente 70.000 habitantes. La ciudad se encuentra en la desembocadura del río Belize, en la costa del mar Caribe. Belize City es también el principal puerto del país, su eje industrial y financiero, fue fundada a mediados del siglo XVII por leñadores y madereros británicos. El emplazamiento había sido anteriormente una pequeña ciudad maya. La población de Belice también se convirtió en el hogar de miles de esclavos africanos comprados por los británicos para trabajar en la industria maderera.
Cruzamos la ciudad hasta llegar al puerto donde parten los Water Taxis que nos llevarían a Caye Caulker, nuestro siguiente destino.

Caye Caulker, Mar, Playa y Diversión

Esperamos mas de una hora a que parta nuestro Water Taxi Hacia Caye Caulker, nos embarcamos poco antes de las 6 pm, el viaje de 40 minutos hacia la isla fue un poco pesado debido a la fuerte lluvia caribeña que nos empapo en el camino. Llegamos de noche a la isla, tomamos un taxi y nos hospedamos en el Hotel Tropical Paradise con una linda vista al mar. En Caye Caulker todos los autos, incluyendo los taxis y los de policía son carritos de golf, no hay autos normales.
Caye Caulker está a 33 kilómetros de Belize City, es una alargada isla de 6 kilómetros de longitud pero menos de uno de ancho. En el año 1961 el huracán Hattie partió la isla en dos.



Niños de Caye Coulker


El pequeño pueblo de esta isla solo tiene tres calles: Front Street, Middle Street y Back Street En todo el cayo se respira un ambiente de relajo que se siente y disfruta desde el momento en que uno llega. En Front Street se encuentran la mayoría de los hoteles y restaurantes. A lo largo de la costa de Belice se extiende la barrera de coral más larga del hemisferio occidental y la segunda del mundo, después de la de Australia.


Amanecer en Nuestro Hotel de Caye Coulker


En nuestra primera noche solo tuvimos fuerzas para caminar un rato por el pueblo e ir a dormir, el día había sido agotador.
Me levante muy temprano a fotografiar el amanecer, estaba increíble, antes de las 7 am ya estaba disfrutando su delicioso mar, nade unos 45 minutos, tomamos desayuno y caminamos hacia el otro extremo de la isla, en la punta de esta existe un bar increíble, el Lazy Lizard, el ambiente es súper bacán, música en su mayoría reggae, las mesas están metidas dentro del mar y la gente se relaja tomando sol, bailando o simplemente conversando disfrutando de una cervecita helada o de un delicioso Panty Ripper (trago típico preparado con Ron de Coco y Jugo de Piña).


Tomando un Refrescante "Panty Ripper" en el Lazy Lizard



Charito tomando una Belkin, Cerveza Típica de Belize


Mientras disfrutábamos de unos deliciosos Panty Rippers conocimos a, tal vez, el personaje mas representativo de Caye Caulker, Ras Creek, un rasta de 45 años que vive en un barco muy peculiar decorado por él, el ofrece tours alrededor de la isla. Después de conversar un buen rato terminamos sentados en su colorido barco dando una vuelta a la isla, la verdad es que no había mucho que ver en el tour aunque el solo hecho de estar paseando y conversando con Ras Creek hacia que el viaje sea muy placentero y entretenido. Luego de casi dos horas desembarcamos en el hotel y nos fuimos muy hambrientos al “Happy Lobster” a comer una jugosa langosta, muy común y barata en esta zona del Caribe.
Nos acostamos temprano, al dia siguiente nos tocaba una larga sesión de snorkel.



Ras Creek en el Barco donde Vive y Hace Tours

Ras Creek, una de las Personas mas Típicas de Caye Caulker


Hol Chan, Shark Ray y Coral Gardens, Buceando entre Rayas, Morenas y Tiburones

Cerca de las 9 am fuimos a buscar a Carlos Ayala, un beliceño amante del mar, el iba a ser nuestro guía en esta experiencia marítima que nos iba a tocar vivir.
Zarpamos a las 10 y 30 am, nuestro primer destino seria la Hol Chan Marine Reserve, esta fue la primera reserva natural que se creo en Centro America, desde el bote uno podía observar la transparencia del mar y grandes cardúmenes de peces nadando por la barrera coralina. Nos enfundamos nuestras aletas, mascara y snorkel e hicimos nuestra primera inmersión al mar, pudimos ver muchos peces de colores de todas formas y tamaños, a una gran morena y a una verdusca tortuga marina nadando al lado nuestro.


Tortuga Marina en Hol Chan


Luego de 40 minutos retornamos al bote, íbamos a visitar San Pedro, población ubicada en el cayo Ambergris, mas conocida como la “Isla Bonita” gracias a la popular canción de Madonna, ella se inspiro en esta isla para componer esta canción y cuentan que la visita frecuentemente. Caminamos un rato por San Pedro, la isla mas grande y poblada de Belize, no me gusto mucho, ya nos habíamos acostumbrado a la pacifica y relajada Caye Caulker, una hora después partimos hacia nuestro siguiente punto de snorkel, Shark Ray Neighborhoods, al llegar un gran grupo de cerca de 20 tiburones nodriza comenzaron a dar vueltas a nuestro bote, nuestro guía, Carlos, salto primero, nadie en el bote quería ir segundo, tome aires de valentía y salte al agua, fue una experiencia fascinante, tanto así que uno se olvida por un momento que esta rodeado de tiburones y rayas venenosas, me quede contemplando estos hermosos animales mientras los otros miembros del grupo se animaban a saltar. Nadamos con los tiburones, las rayas, pulpos, cangrejos y muchos peces de colores, 45 minutos después subimos nuevamente al bote, nos faltaba visitar el ultimo punto de esta excursión, el Coral Gardens.


Tiburón Nodriza en el Shark Ray Neighborhoods


Buceando en el Shark Ray Neighborhoods


Este ultimo punto como paisaje marino lejos es el mas bonito de los tres que visitamos, no encontramos muchos animales marinos, pero la barrera coralina que identifica esta parte del mar beliceños valía la inmersión. Luego de 35 minutos subimos por ultima vez al bote de Carlos Ayala y retornamos a Caye Caulker. Por la noche salimos a comer y a tomar unos Panty Rippers, teníamos que despedir a la ultima noche que pasábamos en esta maravillosa isla.



Charo y Yo Buceando en el Coral Gardens


Madrugue una vez mas, era 9 de noviembre, nuestro treceavo dia de viaje, aproveche para bañarme por ultima vez en este mar que nos trato tan bien, desayunamos los mejores sándwiches mixtos que he comido en mi vida y partimos a las 10 am hacia Belize City, al llegar, rápidamente recogimos nuestro Chevrolet Chevy Azul y recorrimos los 130 kilómetros que nos separaban de la frontera con México, mientras manejábamos y nos acercábamos a la frontera nos entro una angustia y pena muy grande al darnos cuenta que en pocos minutos íbamos a abandonar este alucinante país, es increíble que en un territorio tan pequeño uno pueda encontrar un país tan diverso, lleno de fauna, grandes Selvas, mucha historia, paradisíacas playas y gente increíble, una experiencia inolvidable.
Aun nos quedaba una semana mas de viaje, nos faltaba explorar la península de Yucatán en México, aún quedaba mucho por descubrir.

lunes, 30 de noviembre de 2009

Tikal una Maravilla; Actun Tunichil Muknal una Aventura

Crooked Tree, Community Baboon Sanctuary y Belice Zoo, Camino a San Ignacio

Continuamos nuestro camino, queríamos llegar a San Ignacio antes que anochezca. Nuestra siguiente parada fue el Crooked Tree Wildlife Sanctuary, 12 km2 de pantanos y lagunas donde acuden muchas aves migratorias, la vedette de este lugar es la Cigüeña Jabirú, llamativa ave de plumas blancas cabeza negra y cuello rojo que llega a medir cerca de 1.50 mts de altura. Al llegar a la caseta de control de la reserva el encargado nos dio la desafortunada noticia que las aves estaban en época de anidamiento y era muy difícil verlas, así que dimos media vuelta y continuamos nuestro camino. Como anécdota quedo que la persona encargada de la caseta de control nos comento que en 15 años que trabajaba en el registro de visitantes era la primera vez que veía peruanos.




Aullador Negro en el Community Baboon Sanctuary


Seguimos nuestro camino hacia el sur hasta llegar al poblado de Burrell Boom, ahí tomamos un desvío que nos llevaría a la Community Baboon Sanctuary. El nombre de este santuario no va muy de acuerdo con el lugar, ni en Belice, ni en America hay monos Babuinos (traducción de Baboons), pero extrañamente utilizan este nombre para designar al Mono Aullador Negro, autóctono de Centroamérica. La particularidad de este lugar es que los monos aulladores viven y conviven con los pobladores de Bermudian Landing, ellos están establecidos entre los árboles y la selva aledaña a esta población. Esta es la única reserva de Belice que funciona exclusivamente con la ayuda de donaciones voluntarias.
En la caseta de control pagamos un derecho de entrada a la reserva, nos acompaño Richard, un lugareño garifunas (descendiente de africanos) el cual hablaba un ingles casi indescifrable, caminamos por 15 minutos al lado de la carretera y cuando esperábamos entrar a la selva para encontrar a estos simpáticos primates nos topamos con un grupo de 8 ejemplares en un árbol dentro del jardín de una casa, nuestro peculiar guía garifunas, saco un plátano y uno de los ocho monos se animo a bajar, estaban tan acostumbrados a la presencia humana que te agarraban de la mano y te jalaban los dedos pidiéndote mas comida. Observamos a los monos aulladores por 25 minutos y regresamos a la caseta de control, pocos metros antes de llegar se desato una lluvia torrencial que nos hizo correr hacia el auto, subimos y continuamos nuestro camino.
Recorrimos los 10 Km. del desvío que habíamos tomado y salimos por la Western Highway, nos faltaba visitar el ultimo punto de ese dia antes de llegar a San Ignacio, el Belice Zoo.


Jaguar en el Belize Zoo

El Belize Zoo & Tropical Education Center es un zoológico poco convencional, se creo en el año de 1983 luego de la filiación del documental " Path of the Raingods", los 17 animales salvajes utilizados para la filmación ya se habían amansado y acostumbrado al hombre, devolverlos a su hábitat podía ser fatal para ellos, así fue que se fundo este zoológico de 12 hectáreas de extensión, donde hoy en dia viven alrededor de 125 animales autóctonos de las tierras Beliceñas, encontramos Jaguares, Pumas, Ocelotes, Águilas Arpía, Cocodrilos, Guacamayos, Tapires, entre otras especies. Uno de los principales objetivos de este parque es concientizar a la población beliceña sobre la necesidad de proteger la fauna y flora de la región, llama la atención los distintos carteles que uno lee en las inmediaciones del zoológico que recuerdan a los visitantes a no cazar, despellejar o comer animales salvajes.
Estuvimos cerca de una hora recorriendo el zoológico, cerca de las 4 PM seguimos nuestro camino.




Aguila Arpía


Llegamos a San Ignacio acompañados de la luna llena, de una lluvia torrencial y de un dolor de coxis producto de mi aparatosa caída en Lamanai el dia anterior. San Ignacio es una población de cerca de 14,000 habitantes ubicada en el valle tropical del río Macal, si bien no hay mucho que ver en el poblado de San Ignacio, muchos viajeros utilizan San Ignacio como base para visitar los distintos atractivos de la zona.
Nos ubicamos en unas simpáticas cabañas en los alrededores de San Ignacio, comimos una grasienta pero sabrosa pizza en el pueblo, tome algunas fotografías de ranas y insectos nocturnos y agotados nos fuimos a descansar.




Rana Nocturna





Colorida Ave en los Alrededores de San Ignacio


Tikal, una Breve pero Inolvidable Incursión por Guatemala

Nos levantamos a las 6 AM, hoy es 2 de noviembre, aproveche el bosque que rodea la cabaña donde pasamos la noche para fotografiar algunos pajarillos matutinos. Cerca de las 9 AM salimos del hotel, llenamos el tanque del auto y nos dirigimos a la frontera con Guatemala, a escasos 14 Km. de San Ignacio.
La salida de Belice fue rápida, los problemas empezaron en la garita de control de ingreso a Guatemala, primero no me dejaban entrar porque, según ellos, con visa americana no estaba permitido el ingreso a su país, cosa contraria a lo que me dijeron la embajada guatemalteca en Lima, tuve que volver a cruzar la frontera e ir en un taxi al consulado de Guatemala en Belice, ahí el cónsul me pidió disculpas y me dijo que efectivamente si podía ingresar al país con la visa gringa, esa equivocación por parte de los guatemaltecos me costo varios dólares y mas de una hora de tiempo perdido. El segundo problema vino con el auto alquilado, uno de los números de serie estaba mal escrito y no permitían que pase, la final fueron dos horas mas de coordinaciones hasta arreglar el problema, no note mucha colaboración de parte de las autoridades guatemaltecas ni de la gente del Melchor de Mencos, población fronteriza.




Isla Flores en el Lago Petén Itza


Solucionado los problemas enrumbamos hacia Flores, pequeña y pintoresca isla de coloridas callecitas y tejados rojos cuenta con cerca de 2,000 habitantes, está ubicada en el lago Peten Itzá a 1 y 30 horas desde la frontera. Flores fue considerada como el ultimo gran centro ceremonial maya, estaba lleno de pirámides, templos e ídolos: en la conquista, los españoles, llevados por el fanatismo religioso, destruyeron todo para someter a los pobladores a la religión católica.
En Flores decidimos almorzar, caímos en un simpático restaurante llamado Luna, comimos buenazo, dimos una vuelta por la isla y partimos con destino a Tikal, a 75 Km, la idea era pasar la noche en algún hotel cerca de las ruinas para visitarlas al dia siguiente muy temprano.
Llegamos pasadas las 6 PM a Tikal, hay 3 hoteles dentro del Parque Nacional, nos inclinamos por el Jaguar Inn para pasar la noche.




Ruinas de Tikal Vistas Desde la Parte Alta del Templo IV


Nos levantamos de madrugada, rápidamente nos duchamos y salimos hacia las ruinas, Tikal es la más grande de las antiguas ciudades de los mayas del período clásico, el nombre "Tikal" significa "Lugar de las Voces", estas impresionantes ruinas, como parte del Parque Nacional Tikal, fueron el primer sitio arqueológico en ser declarado Patrimonio de la Humanidad en 1979, y así mismo, el primer Patrimonio de la Humanidad mixto (ecológico y arqueológico) del mundo. Sus principales templos son: Templo del Gran Jaguar, con una altura total de 55 m; El templo II, denominado Templo de las Máscaras o "Pirámide de La Luna", con una altura de 50 m; El Templo III, o Templo del Gran Sacerdote; El Templo IV o Templo de la Serpiente Bicéfala, es el más alto del sitio con 64 m; El Templo V y el Templo VI.




Plaza Principal de Tikal


Caminar desde la garita hasta la Plaza Principal donde se encuentra el Templo del Gran Jaguar toma unos 25 minutos por un sendero amplio rodeado de tupida vegetación, me quede impresionado con la cantidad de fauna que uno puede observar en tan corto trayecto, se nos cruzaron añujes, coatíes, paujiles, monos araña entre otros animalitos, pasamos la plaza principal y nos dirigimos al Templo IV, el mas alto de la reserva arqueológica, subimos a la parte alta del templo y nos quedamos mas de una hora contemplando el maravilloso paisaje, por un lado veíamos salir de la frondosa vegetación selvática la punta de dos de los templos principales de Tikal, al otro lado una familia de 3 ejemplares de monos araña nos miraban mientras el mas pequeño de ellos jugaba entre las ramas de los árboles, es uno de esos lugares de los que uno se quedaría todo el día contemplándolo.




Cría de Mono Araña en los Alrededores de Tikal


Al bajar del Templo IV dimos una vuelta por el Mundo Perdido, un conjunto de 38 estructuras con una gran pirámide en el centro, luego nos dirigimos nuevamente a la Plaza Principal y subimos al Templo II, de ahí se tiene una vista impresionante de la Plaza Principal y del Templo del Gran Jaguar. A diferencia de Lamanai, donde sufrí una caída, en Tikal han construido responsablemente escaleras laterales de madera para poder subir a los templos y evitar accidentes.




Charo al Pie del "Templo del Gran Jaguar"


Cerca del mediodía regresamos hacia el hotel, en el camino seguían apareciendo distintos animalitos que le daban un toque especial al sendero. Las ruinas de Tikal son espectaculares, uno de los sitios mas impresionantes que he conocido, la atmosfera selvática donde se encuentran le dan un toque mágico y especial. Lo único que me disgusto fue el trato de la gente que esta a cargo del cuidado del complejo, tuve algunos altercados con dos de ellos debido a su mala manera de hablarle y contestarle a los visitantes, un punto que en mi humilde opinión tienen que mejorar.




Charo Caminando en la Selva del Parque Nacional Tikal


A la 1 PM salimos hacia la frontera, volvíamos a Belice, nos tomo 2 horas llegar a la frontera, nuevamente tuve algunos problemas para pasar el auto pero se solucionaron rápidamente, cerca de las 4 y 30 PM ya estábamos nuevamente en San Ignacio, sin pensarlo dos veces volvimos a las cabañitas donde dormimos 2 días atrás, comimos y nos fuimos a dormir, al dia siguiente nos esperaba una gran aventura, las cuevas de Actun Tunichil Muknal.

Actun Tunichil Muknal, Ingresando al Corazón de los Mayas

Nos levantamos temprano, desayunamos y cerca de las 9 am nos recogieron del hotel Midas, nuestro destino era las cuevas de Actun Tunichil Muknal, para ir a este lugar es indispensable contratar un servicio en alguna agencia de turismo, esta prohibido entrar sin un guía certificado, al dia no se permites mas de 30 visitantes.
Nos trasladaron desde San Ignacio 40 minutos en auto hasta que empezó la caminata, son 45 minutos por un sendero llano rodeado de un frondoso paisaje selvático el cual cruza el río Roaring Creek en 3 oportunidades, uno se llega a mojar hasta la cintura en cada uno de los cruces.




Cruzando el Rio Roaring Creek


La cueva de Actun Tunichil Muknal, también conocida como ATM debido a la complejidad de su nombre, está localizada en el corazón de la Tapir Mountain Nature Reserve. Esta cueva es una de las cuevas más impresionantes del mundo maya.
Nuestro grupo estaba conformado por Martín (nuestro guía), una pareja de alemanes, Charo y yo, la entrada de la cueva es impresionante, el piso de esta es una laguna de agua turquesa, la única manera de entrar es lanzándose a la laguna y nadando cerca de 10 metros hasta una piedra en donde uno comienza recién el recorrido a pie. La cueva tiene cerca de 5 km de profundidad de los cuales solo es permitido entrar unos mil metros, durante este trayecto, en el cual hay que llevar si o si un casco y una linterna, hay que caminar por agua casi todo el recorrido, hay momentos que hay que nadar y otros caminar con el agua hasta la cintura. A la hora de camino, luego de atravesar diferentes obstáculos naturales, encontramos una gran catedral en la parte alta donde se llevaron a cabo ceremonias de sacrificios en la cultura Maya.




Charo y Yo en la Entrada a la Cueva





Nadando dentro de la Cueva, en Varias Partes no Habia Piso


Los Mayas se introdujeron en lo profundo de la cueva para llevar a cabo sus ceremonias. Actun Tunichil Muknal, significa “Cueva de la sepultura de piedra” y ha recibido este nombre después que se encontraron los restos de una joven Maya en una cámara de sacrificio dentro de la cueva. Actun Tunichil Muknal fue descubierta en 1989 y abierta al público recién en 1998.
Recorrimos la gran catedral natural por mas de una hora donde los restos humanos, vasijas y recipientes mayas pueden ser vistos en su contexto original, una experiencia inigualable.


Charo Nadando dentro de la Cueva




Caminando hacia la "Catedral Maya"


Recorrimos la catedral por mas de una hora, hay que andar con mucho cuidado para evitar pisar o tropezarse con alguno de los cientos de restos regados en el piso, luego regresamos por la misma vía por la que entramos hasta la salida de la cueva.
Salimos empapados de esta caverna después de mas de 3 horas de excursión, almorzamos y apurados por las picaduras de mosquitos y zancudos partimos a caminar 45 minutos y cruzar nuevamente 3 veces el río que nos separaba de la camioneta, nos pusimos ropa seca y regresamos a San Ignacio. Una vez en el hotel tomamos la decisión de partir hacia Hopkins, una playa ubicada al sur de Belice. Manejamos mas de 2 horas por una oscura y desolada carretera hasta llegar a Hopkins, pasamos la noche en la casa de una simpática señora holandesa que alquilaba cuartos a los eventuales viajeros que le tocaban la puerta, la idea era pasar la noche ahí para partir la mañana siguiente a la reserva Cockscomb Basin Wildlife Santuary.




Restos de Mujer de Alrededor de 16 Años Sacrificada a los Dioses Mayas

Subiendo Hacia la Parte Alta de Actun Tunichil Muknal

Restos Humanos Dentro de la Caverna

Algunas Vasijas y Cerámicas que Utilizaron los Mayas para sus Rituales en los Sacrificios Humanos

lunes, 23 de noviembre de 2009

De Playa del Carmen a Belize: Bacalar, Lamanai y Menonitas

Hace unos tres meses, cuando estaba pensando y buscando algún lugar interesante para hacer un viaje de unas tres semanas, decidimos, junto a Charo, mi esposa, viajar a la Península de Yucatán – México, nuestro vuelo tendría que llegar a Cancún y luego alquilar un auto para recorrer la famosa Rivera Maya.
Investigando un poco en Internet y viendo algunos mapas, nos dimos cuenta que la frontera con Belice, un país que toda la vida quise conocer, quedaba a escasos 400 Km. de Cancún, poco a poco comenzamos a alargar nuestros destinos y tiempos de viaje incluyendo en nuestro itinerario parte de Belice y a las ruinas de Tikal en Guatemala.
Partimos el 28 de Octubre del 2009 a Cancún, vía Panamá, llegamos cerca de las 10 PM, Charo, yo y una maleta, la mia no llegó, después de discutir con los encargados de la aerolínea por mas de una hora salimos del aeropuerto, alquilamos un pequeño Chevrolet Chevy y nos dirigimos a Playa del Carmen, teníamos planeado partir al dia siguiente hacia la frontera con Belice, aunque el inconveniente con la maleta iba a retrasar nuestros planes.



Laguna de Bacalar en Mexico, a 20 km de Belice


Nos levantamos temprano al día siguiente, yo estaba con un pantalón largo y un polo de manga larga, me estaba ahogando con el calor caribeño y aun no tenia novedades sobre mi maleta, tuve que salir de urgencia del hotel a comprarme una ropa de baño y un polo turístico en "SALE" hasta que llegara mi equipaje. Dimos una vuelta por la 5ta Avenida de Playa del Carmen, esta avenida peatonal se extiende paralelamente a la playa por alrededor de 30 cuadras llenas de hoteles, restaurante, boutiques, tiendas de souvenirs, agencias de turismo, bodegas, bares, entre otro tipo de negocios, encuentras de todo aunque un poco mas caro que lo normal.
Por la tarde llegó la esperada maleta, estábamos listos para partir al dia siguiente. Por la noche aprovechamos nuestra estadía en Playa del Carmen para ir a tomar unos exóticos traguitos de colores al Sr. Frogs y recargar fuerzas para el largo viaje que nos esperaba.
A las 8 y 30 AM del 30 de octubre partimos en nuestro Chevy azul hacia Belice, eran 350 Km. desde Playa del Carmen, tomamos un desayuno relámpago en un grifo y no paramos hasta llegar a la Laguna de Bacalar, cerca a la frontera con Belice, esta hermosa laguna de 42 Km. de largo y solo 2 Km. en su parte mas ancha, es conocida también como la Laguna de los 7 Colores debido a las 7 tonalidades de azul que se pueden observar en sus aguas. No dudamos en enfundarnos nuestras ropas de baño y darnos un refrescante chapuzón en sus multicolores aguas.

De Mexico a Belice, un Cambio Radical

Cerca de la 1 y 30 PM pasamos Chetumal, ciudad fronteriza mexicana y llegamos a Belice, al pasar la frontera todo cambia radicalmente, Belice es un país relativamente nuevo, llamado antiguamente "Honduras Británica" se independizo recién de Inglaterra en el año 1981, aunque su reina sigue siendo la Reina Isabel, su imagen esta en todos los billetes. En Belice se hablan tres idiomas, aunque el ingles es el oficial, mucha gente habla también español. Entre sus pobladores, que no pasan los 300,000 en todo el país, se comunican en Criollo Beliceño o Creole, este idioma es una mezcla de ingles y español con una fonética inentendible para cualquier foráneo. En Belice uno encuentra una gran diversidad racial, existen los mayas, los garifunas (africanos), chinos, arios, hindúes entre otras razas.



Enorme Cocodrilo a las Orillas del Rio Lamanai


Belice solo tiene 23,000 Km. cuadrados de extensión, casi el 10% del territorio son lagunas. De lado a lado tiene aproximadamente 250 Km. y no mas de 100 Km. de ancho, mas del 40% del territorio nacional son parques y reservas. Belmopan, con 9,000 habitantes es la Capital, aunque Belice City con 70,000 habitantes es la ciudad principal
Su moneda es el dólar beliceños (B$ 2.00 x US$ 1.00), su economía esta basada en la agricultura, la pesca y el turismo que cada vez toma mayor fuerza, Belice posee la segunda barrera mas extensa de coral en el mundo, eso hace que sea un destino de ensueño para cualquier amante al buceo y la vida marina, se calcula que el 80% del turismo receptivo en Belice se concentra en sus playas y cayos (islas).
Los tramites en la frontera fueron un poco desordenados, nos demoramos cerca de 1 hora y media en cruzarla, nuestro destino era el pueblo de Orange Walk a 50 Km. (45 minutos) de la frontera, aunque nuestro recorrido demoro varios minutos mas debido a que tomamos un camino equivocado, la señalización de las carreteras en Belice es bastante deficiente.

Orange Walk, Tierra de Mayas, Menonitas y de Rossy War

A las 4 y 30 PM al fin llegamos a Orange Walk, esta población es la segunda mas importante de Belice, tiene cerca de 18,000 habitantes, es uno de los centros agrícolas mas importantes del país, si bien el turismo esta tomando mas fuerza en esta región, Orange Walk no esta muy preparada para el turismo, hay algunos modestos hoteles y un par de restaurantes recomendables.



Aratinga en los alrededores de Lamanai


Muertos de hambre, consultando nuestro "Lonely Planet" (clave para el viaje), llegamos a almorzar al Lamanai River Side, este es uno de los restaurantes mas conocidos de la población, desde acá parte la lancha para visitar las ruinas mayas de Lamanai, principal atractivo de esta zona. Mientras almorzábamos unas enchiladas vimos un enorme cocodrilo acercándose a la orilla del río, resulto ser un viejo amigo del Lamanai River Side que se acerca algunas veces al mes por lago de comida que los dueños del restaurante le dan. Conversando con la gente y al decirles que éramos de Perú, nadie nos hablaba ni de Machu Picchu, ni de los Incas, ni del ceviche, lo primero que nos decían era, "De Perú es Rossy War", investigando un poco resulta que nuestra compatriota, conocida por su canción "Que te Perdone Dios" es bastante conocida en Orange Walk, la gente escucha mucho su música y hace unos años dio un concierto en esta población, gran sorpresa para nosotros.

Ruinas de Lamanai, Casi no la Cuento

Nos hospedamos en el hotel St. Christophers, (Rossy War también se había hospedado ahí) y a la mañana siguiente salimos hacia las ruinas de Lamanai. En el Lamanai River Side subimos a la lancha que nos llevarían a estas ruinas mayas. Compartimos la embarcación con 2 gringos (Kurt y Tracy, de los que terminamos siendo amigos), 2 ingleses, 2 canadienses y un guatemalteco. La ruta por el río Lamanai duraba cerca de hora y media. Por la rivera del río se observan gran cantidad de aves, algunos reptiles y monos, vimos gran variedad de garzas, águilas, martines pescadores, iguanas y monos araña entre otras especies, a la mitad del camino se desato una fuerte lluvia torrencial, no quedo otra que cubrirnos con impermeables y tratar de mojarnos lo menos posible. Antes de llegar a las ruinas el río se ancha formando la New River Lagoon. Desembarcamos, pagamos nuestro derecho a entrar y caminamos unos minutos, en el camino desde los árboles nos observaban un pequeño grupo de monos aulladores negros.



Mono Araña Cerca a las Ruinas de Lamanai

Iguana Mimetizada, Tratando de Pasar Desapercibida


Lamanai es una expresión Maya Yucateca que significa "Cocodrilo Sumergido", este lugar adquirió gran importancia entre los mayas entre el siglo IV a. C. y el siglo I a. C., a pesar de ello posee construcciones posteriores y al parecer siguió ocupada por grupos humanos hasta el siglo XVII de nuestra era. Caminando por los senderos llegamos a tres templos de mediano tamaño, el Templo de los Mascarones, el Templo de las Máscaras de Jaguar y el Templo Alto.



Una de las Pirámides de las Ruinas de Lamanai

Charo Fotografiando en las Ruinas


La lluvia nos seguía, era intermitente, con Charo decidimos subir al Templo Alto, son decenas de escalones de piedra muy típicas en la gran mayoría de construcciones mayas, al medio de estas había una soga que servía de apoyo para los que subían, una vez arriba la vista era impresionante, se podía observar la inmensa selva que rodea estos restos arqueológicos. Antes de empezar a bajar la lluvia comenzó a ser mas intensa, mientras bajábamos Charo apoyándose en la soga y yo por uno de los lados de la escalera, cuando faltaban unos 15 a 20 escalones para llegar me resbale y caí aparatosamente hasta el ultimo escalón, Charo pensó que ahí quedaba, mientras caía pensaba en dos cosas, tratar de frenar como sea y evitar golpearme la cabeza. En fracciones de segundo me encontraba tendido al pie de la escalera, me dolía todo y vi la turba internacional de compañeros de viaje corriendo a auxiliarme, la saque barata, termine con golpes y arañones en el brazo y la pierna derecha y con una contusión y una liguera fisura en la zona del coxis, tuve la suerte de tener mi mochila puesta, eso evito que me lesione la espalda.



Minutos Antes de Rodar por Estas Escaleras

Charo Bajando por la Ruina Principal, Esta fue la Ultima Foto que le Tome antes de Caer


Me ayudaron a pararme y medio choqueado camine cojeando hacia la lancha a esperar que lleguen los demás para regresar, una vez sentado en el muelle me puse a reflexionar sobre lo que me había pasado y gran parte del motivo del accidente fue el exceso de confianza que tenia al caminar por las ruinas, decidí que para la próxima voy a andar con mas precaución, si me caía desde mas arriba, cosa que tranquilamente pudo haber sucedido, no la estaría contando.
El regreso fue sufrido por el dolor de coxis que no me dejaba sentarme bien, llegue al hotel, me di una refrescante ducha, me cure las heridas con alcohol y salimos a comer al mejor restaurante de Orange Walk, el "Nahil Mayab", muy bueno, de ahí a descansar. Toda la noche no paro de llover.

Shipyard, Un Viaje por el Pasado

Nos levantamos muy temprano, a las 7 y 30 AM salimos del hotel a recorrer y toma algunas fotos por Orange Walk, la noche anterior nos había llamado mucho la atención ver a dos mujeres y dos niños rubios y muy blancos vestidos como en los años 1900, ellos estaban fuera de un bar restaurante, dentro habían dos señores con las mismas características conversando entre ellos y tomándose algo, preguntamos e indagamos y nos enteramos que a 25 minutos (30 Km.) de Orange Walk hay una población muy grande de menonitas, yo nunca había escuchado hablar de ellos, Charo si. Nos entro la curiosidad y nos dirigimos a Shipyard.
Los menonitas son un grupo elemental dentro de la diversidad étnica que tiene Belice, equivalen al 10% de la población. Esta singular comunidad surge durante la reforma radical que tiene lugar en Europa durante el siglo XVI. Perseguidos por sus creencias, los menonitas emigraron de Holanda a Alemania y luego a Prusia, hablan un dialecto propio, una mezcla del holandés con el alemán que ha subsistido durante más de 4 siglos. Las migraciones continuaron durante los siglos XVII y XVIII, hacia Norteamérica. Años más tarde, algunos de ellos emigraron a México y luego en 1959 3,000 menonitas se trasladaron a tierras beliceñas. En las cercanías de Orange Walk encontraron la libertad que buscaban tras la persecución religiosa que habían sufrido, así como un lugar lejos de las presiones de la sociedad moderna.



Grupo de Niños de Shipyard


Los menonitas firmaron un tratado con el gobierno beliceño de la época el cual los exoneraban de hacer el servicio militar y aplicaban a un sistema de impuestos prácticamente nulo que garantizaba su completa libertad para ejercer su particular forma de protestantismo y trabajar en granjas construidas en comunidades cerradas. Ellos tienen sus propias escuelas, bancos y negocios. En las escuelas tienen como base educativa 2 cursos principales, religión y matemáticas, ellos basan su éxito moral y económico en esos dos pilares.



Carretas, Medio de Transporte Utilizado en Shipyard


En Shipyard hay 24 campos, cada uno conformado por varias familias, cada 3 o 4 campos existe una escuela. Aunque viven aislados del resto de culturas de Belice, participan activamente en la economía del país, los menonitas producen alrededor del 90% de productos de consumo diario del país como pollo, huevos y vegetales. A parte de ser excelentes agricultores y ganaderos, tiene muy buena mano con la mecánica e ingeniería, construyen cualquier tipo de pieza y fabrican artesanalmente cuidados muebles de madera que se venden en todo el país. La gran mayoría de menomitas tiene un aspecto semejante a rubios granjeros alemanes; los hombres andan con pantalones oscuros, tirantes y sombrero vaquero, las mujeres con largos vestidos muy recatados, pañuelo cubriendo el pelo y sobre éste un sombrero de ala ancha.



Familia Menonita Reunida en la Terraza de su Casa

En Shipyard los menonitas aún mantienen su estilo tradicional rechazando el uso de vehículos y trasladándose en carruajes tirados por caballos, sus principios les prohíben fumar, beber, jugar en casinos, usar teléfono, escuchar radio, ver televisión, acudir a fiestas y bailar; tampoco conducen vehículos motorizados, salvo tractores para trabajar el campo. Cuando un menonita mantiene una relación sentimental con alguien no menonita, es expulsado de la comunidad.
En la religión menonita se han creado varias ramas a lo largo de la historia, principalmente diferenciados entre sí por el grado de austeridad. Una de esas ramas se transformó en los conocidos Amish.



Adolescente Junto a Dos Niños Menonitas


Tuvimos la suerte de llegar a esta increíble comunidad, congelada en el tiempo, un dia domingo por la mañana (por creencias religiosas nadie puede trabajar ese día), todos se trasladaban en carretas desde la iglesia a sus casas, el espectáculo era increíble. La curiosidad de saber un poco mas de ellos nos llevo a parar una de las carretas con 3 jóvenes, un hombre y dos mujeres de aproximadamente 18 a 20 años, conversamos con él y nos contó tímidamente algunas costumbres cotidianas de su comunidad, las dos chicas miraban al suelo y no pronunciaron una sola palabra. Nos contaban en un restaurante de Orange Walk que cuando una familia menonita llegaba ocasionalmente a comer el único que se dirigía al mozo y pedía por toda la familia es el hombre, las mujeres y los niños no se les permite comunicarse con extraños.



Tres Jóvenes Menonitas con los que Logramos Conversar unos Minutos


De las 5 o 6 comunidades menonitas en Belice Shipyard es una de las mas radicales, en otras zonas del país ya se están abriendo cada vez mas a la tecnología y a insertase en la sociedad beliceña, hoy en dia algunos ya participan activamente en política, un ministro beliceño en la actualidad es menonita.
Luego de tomar algunas fotografías en Shipyard (la mayoría se tapaba la cara la ver el lente de la cámara), optamos por seguir nuestro viaje, nos retiramos con una sensación de haber entrado en una maquina del tiempo y haber retrocedido 100 años, realmente una experiencia muy enriquecedora y fascínate, algo que nunca había visto ni vivido.



Grupo de Carretas Regresando de la Iglesia

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...