domingo, 25 de agosto de 2013

Isla del Sol: Historia Inca, Trekking y Hermosos Paisajes sobre el Lago Titicaca


Llegamos caída la noche a la frontera peruano boliviana. En el lugar nos enteramos que el auto alquilado en Puno no podía cruzar la línea fronteriza. Rápidamente, antes que nos cierren el paso, dejamos el vehículo en una cochera improvisada en Yunguyo (pueblo limítrofe), tomamos nuestras maletas y cruzamos a Bolivia. Nuestra sorpresa fue grande al percatarnos que nadie, ni en Perú, ni en Bolivia nos pidió documentos.

Trekking en la Isla del Sol
En el vecino país tomamos un taxi hacia Copacabana, a solo 7 kilómetros de la frontera. Nos ubicamos en un céntrico hotel de la ciudad boliviana y luego de comer algo y hacer la logística para la visita del día siguiente a la Isla del Sol nos fuimos a dormir, nos esperaba un largo y agitado día.

Puerto de Copacabana
Copacabana es una de las principales ciudades ribereñas del Lago Titicaca. Se encuentra a escasos 155 km de La Paz, capital de Bolivia. La ciudad está construida entre los cerros Calvario y Niño Calvario y tiene cerca de 6000 habitantes.

Bella playa en la Isla del Sol
La playa sobre la bahía de Copacabana está considerada como una de las mas altas del mundo (3841 msnm), sus heladas aguas son un sitio predilecto para la práctica de deportes acuáticos y sobretodo es el punto de partida para visitar la hermosa Isla del Sol.

Comenzando caminata hacia el lado sur de la isla
Amanecimos venciendo el frío de Copacabana, a las 8 y 30 am nos encontrábamos en el puerto a punto de partir hacia la Isla del Sol, nuestro primer destino era la zona norte de la Isla, lo que nos tomaría cerca de 2 horas llegar.

La Isla del Sol tiene 14.3 km²
Desembarcamos en Challapampa, una de las tres comunidades que existen en la isla, hicimos una breve visita al museo del lugar y empezamos nuestro recorrido por la isla.

"Apachetas" en la Isla del Sol
La Isla del Sol, también conocida como Isla Titicaca, tiene una longitud de 9.60 km por 4.60 km de ancho lo que da una superficie total de 14.30 km², lo que la convierte en la isla mas grande del lago Titicaca. El nombre de Isla del Sol viene de la época incaica, en ella exista un templo habitado por vírgenes dedicadas exclusivamente al Inti o dios Sol.

La isla está poblada por quechuas y aymaras
La mayor parte de la isla está poblada por indígenas de origen aymara y quechua dedicados en su mayor parte al turismo, la agricultura, la artesanía y al pastoreo.

Niños jugando en una de las playas de la Isla del Sol
La ruta que tomamos cruza por la orilla de una hermosa playa de aguas azules y trasparentes, luego asciende al lado de un barranco por casi dos kilómetros. Vamos dejando atrás la Isla de la Luna, vecina a la del Sol.

Bellos paisajes rodean la isla
Los paisajes son hermosos, mientras mas ascendemos mas apreciamos el contorno de la isla sobre las calmas aguas del Lago Titicaca, estábamos disfrutando a mil cada minuto de esta corta pero reconfortante caminata hacia los restos arqueológicos de "La Chinkana".

Restos arqueológicos de "La Chinkana"

Dimos un breve vistazo a la “Roca Sagrada” o “Roca de los Orígenes”, donde, según la leyenda, fue el lugar desde el cual salieron Manco Cápac y Mama Ocllo a fundar la ciudad del Cuzco. Muchos de los visitantes se toman largos segundos tocando la piedra o sentándose en ella donde aseguran que se recargan de energías, no tuvimos tiempo de testear esa sensación.

Puerta en "La Chinkana"
Docientos metros adelante llegamos a “La Chinkana”, que significa laberinto. Estos son restos arqueológicos semisubterraneos con una serie de pasillos y recovecos que conducen a diversas salas, muchas de ellas con varias puertas de acceso.

Vista del lago Titicaca desde "La Chinkana"
“La Chinkana” es una muestra única de este tipo de construcción laberíntica en el mundo. Se cree que se utilizó para la meditación y/o la iniciación de sacerdotes ligados al culto al Inti y a la “Roca Sagrada”

"La Chinkana" es una construcción laberíntica única en el mundo
Unos 20 metros mas adelante se levanta un conjunto de restos arqueológicos en los que destacan solidos muros y habitaciones de hasta dos plantas. Las crónicas cuentan que en este lugar existió un ajlla wasi o Casa de las Escogidas Vírgenes del Sol.

En este lugar existió una casa de Vírgenes del Sol
Luego de visitar estos interesantes vestigios al pie del Titicaca comenzamos una larga caminata hacia la a la zona sur de la isla donde nos esperaría la embarcación que nos llevaría de regreso a Copacabana.

Ruta que nos lleva del lado norte al lado sur de la isla
Arrancamos un poco tarde el trekking de 8 km que cruza la isla, debíamos estar en el puerto de Yumani antes de las 3 y 30 pm, teníamos dos horas y media para realizar dicha travesía.

Uno de los pocos restos arqueológicos
en la ruta
La ruta es de pendiente irregular, subes, bajas, subes y bajas en contadas ocasiones, llegando a puntos sobre los 4000 msnm. La belleza escénica es indescriptible siempre enmarcada por el majestuoso Lago Titicaca.

Trekking de 10 km entre las zonas norte y sur de la isla
Cruzamos la comunidad de “Challa” y continuamos nuestro camino, nos enteramos de cada llegada a una nueva comunidad debido al cobro que nos hacían al llegar, fueron en total tres.

Brazo que la isla que se introduce en el Titicaca
La ruta es solo paisajística pero bien que vale la pena, no podíamos evitar parar en repetidas ocasiones a tomar fotos sabiendo en el fondo que estábamos contra el reloj y nos tomábamos el riesgo de perder nuestro transporte de regreso a Copacabana.

Niños en la ruta
Llegamos sobre la hora a Yumani, minutos antes de llegar Michelle se adelanto, yo me distraje y cometí el grave error de bajar (mas o menos 150 mts de desnivel) al puerto equivocado, recapacite tarde, cuando ya estaba casi al nivel del lago.

Llegando a Yumani 10 km después
Di media vuelta y emprendí mi viaje de retorno a la mayor velocidad que el cuerpo me permitía, los 10 km en las piernas, la pendiente pronunciada y la altura me estaban jugando una mala pasada, a eso tenia que sumarle la hora, la cual ya me había pasado por largos minutos.

Puerto alterno donde baje por equivocación
Hice todo mi esfuerzo posible y llegue con 30 minutos de retraso, Michelle me esperaba preocupada en el puerto, el barco ya nos había dejado. Gracias a dios había una última embarcación que salía a las 4 pm, tuvimos que comprar nuevos boletos y partimos en el.
En "La Chinkana"
Nos tomo una hora llegar a Copacabana, con el cuerpo molido gracias a los 12 km recorridos en la isla. Recogimos nuestras maletas del hotel y nos enrumbamos nuevamente a la frontera peruano – boliviana, sacamos el auto alquilado del garaje y partimos con destino a Puno (160 km aprox), previa parada en el bello pueblo de Pomata a ver el atardecer.

Atardecer en el Titicaca
Llegamos a Puno, muy cansados, pasada las 8 pm, comimos algo y nos fuimos a descansar, había que madrugar nuevamente, al día siguiente nos tocaba visitar las Islas de los Uros y la Isla de Taquile.

Hermosa iglesia de Pomata - Puno

Regresando a Copacabana


viernes, 2 de agosto de 2013

Vilca: Paraíso en las Alturas del Río Cañete


Luego de la larga travesía del día anterior, amanecimos en Vilca (3650 msnm), pintoresco pueblo escondido entre los andes. Pasamos la noche en un rústico hospedaje. Las primeras horas de la mañana revelaban que el frío nocturno había sido intenso.

Cascadas en Vilca
Tomamos un nutrido desayuno y partimos hacia el “Bosque del Amor”, uno de los lugares mas hermosos de la Reserva Nor Yauyos Cochas. Aunque el nombre no ayuda mucho al “marketing” este lugar es realmente impresionante.

Hermoso camino hacia el "Bosque del Amor"
El “Bosque del Amor” tiene una extensión de 9 Ha. Este impresionante bosque hace la función de una represa natural, la cual permite la formación de la laguna de Papacochas y dispersa sus aguas para continuar su ruta por el río Cañete, formando lagunas y cascadas de aguas cristalinas y turquesas de una belleza incomparable.

Laguna de Papacochas
Este bosque de karkac (Escallonia myrtilloides) lleva el peculiar nombre de “Bosque del Amor” gracias a una leyenda. Se cuenta que en Vilca existía una pareja de enamorados que al no ser aceptados por sus familias decidieron escapar en dirección de la laguna Papacocha y lanzarse para ser felices y formar parte de este hermoso paisaje.

Paisaje en los alrededores de Vilca
El bosque, además de ser un apreciado atractivo turístico, sirve de fuente de energía para la población local, sus ramas contienen un alto poder calorífico lo que hace que se emplee como leña para la preparación de alimentos.

Regresando del Bosque del Amor
Subimos unos 20 minutos hasta la parte alta, recorrimos un buen rato este paradisiaco lugar y retornamos a Vilca. Las lagunas y cascadas las habitaban una gran variedad de aves entre las que destacaban las huayllatas, los yanabicos, las gallaretas y algunos inquietos patos silvestres.

Gallareta con pichón
Entramos a Vilca cruzando el Puente Centenario, el cual data de 1929. Consta de 4 arcos construidos en base a piedras de canto rodado, cáscaras de huevo y cal.

Puente Centenario al pie del poblado de Vilca
Subimos a la camioneta y trepamos unos pocos minutos a la zona del mirador, donde nos esperaba un llamativo bosque de eucaliptos. Desde esta parte se llega al lado opuesto del “Bosque del Amor”. Gozamos por enésima vez del bello paisaje que rodea Vilca, tomamos una gran cantidad de fotografías y partimos con destino a Huancaya.

Laguna en el "Bosque del Amor"

Los poco mas de 15 kilómetros que separan ambos pueblos son paisajísticamente espectaculares. Pasamos al lado de las lagunas de Huascacocha, Huarimanca, Cuchupasca hasta llegar a la bella laguna de Huallhua.

Hermosa laguna de Huallhua
La laguna de Huallhua, de impactante color turquesa, es definitivamente una de las mas hermosas de la Reserva Paisajística Nor Yauyos Cochas. En esta existe una piscigranja la cual abastece de peces al poblado de Huancaya.

Pato Silvestre
El conjunto de cascadas provenientes de las laguna de Chuchupasca que alimenta la laguna de Huallhua es probablemente uno de los parajes mas bonitos de la reserva.

Huancaya
Puente de Huancaya
Llegamos a Huancaya una hora después, paseamos unos minutos por los antiguos puentes que cruzan el río Cañete, contemplamos sus lagunas y caídas de agua y partimos con destino a Lima. Paramos unos minutos en el pueblo de Vitis y continuamos nuestro camino.

Iglesia de Vitis
El viaje había sido agotador, aún nos quedaban cerca de 6 horas de camino. Entramos a Lima bordeando las 8 pm, sorprendidos de toda la belleza paisajística que había pasado delante de nuestros ojos en un solo fin de semana.

Laguna de Piquicocha

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...