lunes, 16 de febrero de 2009

Marcahuasi

Sábado 1 (Lima – San Pedro de Casta – Marcahuasi)

Partimos Machucado, Pascual, su enamorada, el Pato Florez, Andrea y Vanessa, Chiesa y el Chato Sven. Cuando pensé que estabamos completos me enteré que faltaba un carro con unos amigos de la enamorada de Pascual, llegaron una hora después. Con el Team completo pasamos por el grifo a llenar los tanques, desayunar la típica oferta de hot dog y Coca Cola y partimos con dirección a la carretera central.
La carretera se encontraba bien hasta Santa Eulalia, ahí se unieron con los últimos cuatro miembros del grupo, ellos eran Pedro Rachitoff, Raulito Aramburú, su enamorada y su hermana, casi de inmediato nos dirigimos a San Pedro de Casta. Para llegar a este pueblo hay que subir por una carretera en malas condiciones (aprox. 30 km). Luego de recorrer poco mas de 100 km en 3 horas de camino, con previa equivocada de ruta, llegamos a San Pedro de Casta, ya ha esas alturas del viaje el Pato nos había sorprendido con su KIT completo de salvataje, cuando uno de los carros se atasco, como por arte de magia, sacó una cuerda, cuando Sven se cayó a la zanja, apareció, inesperadamente, con una tabla especial “para sacar camionetas de las zanjas” y por ultimo empezó a hacer un poco de frío, sacó con un termo con mate de coca “calientito”, fue realmente preparado.
En San Pedro alquilamos unos burros para que lleven nuestro equipaje mientras la neblina comenzaba a subir, pagamos la módica suma de S/. 3 soles (nos vieron cara de estudiantes) por derecho de entrada a la meseta y partimos caminando muy entusiasmado hacia la cumbre. Todos, sin excepción, tomamos el camino que nos llevaría al anfiteatro, este está considerado como el camino largo y mas facil, es ancho, la parte mas dura es la última, en donde el camino se pone un poco mas rocoso y empinado. Cuando faltaba poco para llegar y subía junto a Charo y Pedro, escuchamos un silbido y luego la frase "Abran Paso" que rebelaba la primera “arruga” del viaje, Raulito nos paso sobre el lomo de un burro, mostrandonos una flamante sonrisa de oreja a oreja.
Al fin llegamos al anfiteatro (4100 msnm), es una pena que este lugar se encuentre descuidado, encontramos basura y muchas de sus piedras tienen diversas inscripciones tipo "Johny 98" y cosas por el estilo, realmente todavía existe mucha gente ingorante en nuestro país. Los primeros en llegar fuimos Pedro, Charo y yo, subimos en 1 hora y 55 minutos, 20 minutos después llegó el segundo grupo compuesto por Sven, Carolina y Machucado, luego el Pato, de ahí Pascual y Vanessa (bien por ella, junto a Charo y Carolina fueron las únicas mujeres de nuestro grupo que llegaron caminando), en caballo llegaron los demas, lo mas importante de todo era que el grupo completo ya se encontraba arriba. Lo primero que hicimos fué armar nuestras carpas, los que “pagaron pato” fueron las dos parejas de amigos de Ximena a las cuales le afectó la altura, después de armar sus carpas, se metieron a dormir (solo salían para vomitar) y casi no se les vio hasta las 6 am del día siguiente hora que partieron de regreso a Lima. Una vez con el campamento listo, me calenté una lata de frijoles, nos relajamos un rato y salimos a caminar, nos sentamos en una roca situada en uno de los bordes de la meseta a conversar, hablamos de temas tan diversos como guacamayos y anacondas, luego la conversación salto inesperadamente a hablar sobre donde se consiguen jeanes baratos, para luego volver a los guacamayos. Después de un buen rato volvimos al campamento.

Luna Llena en Marcahausi

Cayó la noche y la neblina seguía ahí, eso evitaba que podamos apreciar bien la enorme luna llena, prendimos una fogata para contrarrestar un poco el frío, que cada minuto, se volvía mas intenso. La noche avanzaba y los campamentos aledaños se emborrachaban, tuvimos dos coros a los lados, cantandonos, sin pedírselo, todo el repertorio de las mas solicitadas radios limeñas, mientras otro campamento cercano lanzaba cohetones al aire rompiendo con la paz y el silencio que intentábamos disfrutar. En ese momento las hermanas Chiesa, junto al Pato, se encontraban dentro de la carpa, sufriendo los estragos de la altura. Poco rato antes de irnos a dormir preparé unos suculentos y mazacotudos tallarines con tuco, los cuales fueron devorados en 3 minutos, luego nos fuimos a dormir. A las 3 am, sentí bulla, miré por la puerta de mi carpa y me encontré cara a cara con un burro lamiendo mi olla con restos de tallarines junto a otros dos en cola esperando su turno, solo atiné a espantarlos.
Fue una larga y fria noche en la cual, me imagino, llegue a dormir algo.

Amanecer en Marcahuasi

Domingo 2 (Marcahuasi – San Pedro de Casta – Lima)

Me levante a las 5 am, después de pasar una pésima noche, me abrigue, salí de la carpa y encontré una luna llena alucinante, tome mi cámara y empece a disparar, media hora después levante al Chato Sven y a Machucado (roncaba sincronizadamente con Pedro, hacían un buen dúo) para ir hacia uno de los lados de la meseta a esperar el amanecer mientras conversabamos echados sobre una piedra. A los 10 minutos regresamos al campamento para dejar nuestras casacas y pasarle la voz a la gente que aún dormia.
En el campamento tomamos un par de fotitos en grupo y salimos a caminar con destino a la Fortaleza. El camino, de aprox. 1 hora a paso bien tranquilo, es muy bonito, se pasa por 4 o 5 lagunas (estabamos saliendo de epoca de lluvias), si uno esta inspirado puede encontrar las mas diversas formas en las piedras. En la fortaleza, nos relajamos un rato y salimos de regreso al campamento, el camino de retorno fué mas rápido, ya nadie paraba a tomar fotos, ni a ver el paisaje. Llegamos al campamento y con las mismas desarmamos carpas, chapamos un burro para que cargue las cosas y partimos hacia el otro lado de la meseta. Acordamos con los dueños de los burros de que ellos bajen por el anfiteatro, mientras nosotros visitaríamos las chulpas y la “Cara de la Humanidad” y tomaríamos el camino corto (la “Cabaña”), así que dicho y hecho pasamos por las chulpas, las cuales no tuvieron mucho rating (me imagino que fue por el cansancio y el afán de ya querer bajar) y enrumbamos hacia la “Cara de la Humanidad”, la gente aprovechó en tomarse las respectivas fotos, apreciando y disfrutando de la formación petrea mas representativa de Marcahuasi.

Laguna en la Meseta de Marcahuasi

A medio día empezó el desenso, mientras caminábamos la neblina se hacia mas densa. A la hora de haber partido comenzó el primer dilema, no sabíamos si continuar el camino hacia abajo, ya que este estaba interrumpido por un muro y un reservorio de agua, o seguir un marcado camino hacia el lado izqierdo. Optamos por la segunda opción, la incorrecta, ya que alguien que no fue identificado debido a la neblina (hasta ahora nadie asume la culpa) grito, refiriéndose al primer camino, “por acá no es”, y en manada tomamos el camino equivocado. El grupo que se perdió lo conformábamos Charo, Pato, Andrea, Vanessa, Raulito, Bárbara, Arlette y yo; Sven, Machucado y Carolina inteligentemente, no nos siguieron y tomaron el camino correcto, Anduvimos perdidos por casi dos horas, entre que tomábamos caminos incorrectos y regresábamos por los mismos, la visibilidad cada vez era menor, gracias a dios la gente no se desesperó, salvo algunos “AUXILOS” femeninos espontaneos que se escuchaban cada cierto tiempo y las quejas de Raulito culpándome por la equivocación. Al no encontrar el camino correcto pensamos en retomar la primera opción y retornamos al camino que iba hacia abajo, 50 metros despues nos topamos con el camino principal, la felicidad fue general. Caminamos 20 minutos y llegamos, al fin, a San Pedro de Casta después de mas de 3 horas de dar vueltas. Trepamos las cosas al carro y arrancamos con destino a Lima, super cansado y convencido que Marcahuasi, es un lindo y mágico el cual las autoridades de San Pedro de Casta deben preservar mejor y los visitantes a respetarla y mantenerla limpia.





2 comentarios:

  1. Artur, que espectacular tu blog, tus fotos y la narración de aquel viaje inolvidable... un beso, Andrea!

    ResponderEliminar
  2. Hola Andrea, que bueno que te guste el blog, de hecho ese viaje fue inolvidable, muchas anecdotas.
    Cuando tengan planeado venir por Lima avisen para vernos.
    un beso

    Arturo

    ResponderEliminar

Espero sus comentarios

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...