martes, 16 de febrero de 2010

Pampas Galeras y Huancavelica, Un Recorrido por el Perú Profundo

Este viaje de 5 días por las provincias de Lima, Ica, Ayacucho, Huancavelica y Junín lo realizamos hace ya varios años (90's), en esta ocasión nos juntamos Pedro Rachitoff, mi hermano José Ignacio y yo, un viaje lleno de anécdotas y aventuras.

Partimos un jueves a la una de la madrugada con destino a Nazca, previa compra de algunas provisiones y una necesaria llenada de tanque.
El camino hacia Nazca fue tranquilo, un par de controles policiales y un loco sentado en la mitad de la panamericana sur a las 3 am, el cual por poco atropello, fueron los sucesos que nos entretuvieron durante las mas de 5 horas de camino.
Después de recorrer 450 Km. llegamos a Nazca a las 6.10 am, llenamos el tanque y al toque partimos hacia la Reserva Nacional de Pampas Galeras. Después de 2 horas de recorrer un hermoso paisaje andino divisamos las primeras de las miles de vicuñas que se nos cruzarán por este camino. Luego de 90 Km. (aprox. 2h.45m), llegamos a las oficinas e instalaciones de la Reserva de Pampas Galeras (4000 msnm), la carretera, hasta este punto, se encuentra en excelentes condiciones, acá nos recibieron muy bien y nos brindaron hospedaje gratuito.

Tropilla de Vicuñas en la Reserva de Pampas Galeras

La Reserva Nacional Pampas Galeras – Bárbara D'Achille, esta ubicada en la provincia de Lucanas en Ayacucho, es la mayor reserva de vicuñas del Perú y del mundo, fue creada en el año de 1967 con el fin de parar la caza furtiva de este camélido y la comercialización ilegal de su valiosa fibra, su vellón produce la lana mas fina del mundo. Gracias a este proyecto hoy en dia las vicuñas en esta zona se han multiplicado considerablemente y sirven para repoblar de vicuñas otros lugares de nuestros andes.
En Pampas Galeras encontramos una rica y variada fauna altoandina, es también territorio del cóndor, el guanaco, el zorro, los flamencos entre otras especies.

Paisaje en los Alrededores de Lucanas

Una vez instalados partimos con John Martínez (guía local) a recorrer la reserva, primero paramos a ver un grupo grande de vicuñas mientras nos explicaba algo mas sobre estos camélidos sudamericanos, luego fuimos hasta el pueblo de Lucanas (2950 msnm), a 35 Km. de la reserva. En Lucanas existen unas ruinas en la parte superior de un cerro, sin pensarlo dos veces subimos hacia las ruinas de Pulapuco (10 min. a pie) pertenecientes a la cultura pre-inca de los Rucanas, éstas se encontraban bastante deterioradas por culpa de los inconcientes huaqueros, solo habían 2 construcciones en buenas condiciones, todo lo demás estaba destruido. A todo esto Pedro venía agitadísimo, tenía una mezcla de soroche con resfrío, se estaba muriendo. Dimos una vuelta por el sitio, bajamos a tomar una refrescante Coca Cola y regresamos hacia Pampas Galeras.
Una vez en la reserva, almorzamos, dimos una vuelta por las instalaciones y a golpe de las 6 pm. y después de casi 36 horas despiertos, caímos, cual costales, hasta la mañana siguiente.

Ruinas de Pulapuco en Lucanas

El viernes nos levantamos a las 5:30 am. luego de dormir a pierna suelta 12 horas seguidas. Arreglamos nuestras cosas, le dimos una ojeada al museo de sitio de la reserva y partimos con destino a Huancavelica alrededor de las 7 am. La bajada se hizo menos atractiva que la subida ya que ver las vicuñas se había vuelto algo habitual, 1 hora y 40 minutos después pasábamos Nazca, paramos un rato en las líneas desde el mirador al lado de la carretera y continuamos nuestro camino hacia Pisco. Ya en Pisco echamos gasolina, nos duchamos en una estación de gasolina y tomamos el desvío hacia Ayacucho, a los 40 Km. llegamos a las ruinas de Tambo Colorado.
Tambo Colorado fue un asentamiento inca (1450 D.c.) edificado durante el reinado del Inca Tupac Yupanqui para controlar a las poblaciones conquistadas y el trafico costa- sierra. El nombre que se da al conjunto se debe al predominio del color rojo en las edificaciones.

Jose Ignacio, Pedro y yo en las Ruinas de Tambo Colorado a 40 km de Pisco

Tambo Colorado es uno de los sitios arqueológicos mejor conservados del Perú, presenta la singularidad de estar construido en adobe. Fue uno de los centros más importantes establecidos por los incas en la costa.
Continuamos nuestro camino y a la altura del Km. 79 de la carretera Pisco - Ayacucho tomamos el desvío hacia Huancavelica, la pista esta afirmada y se encuentra en regular estado, pasamos varios pueblos, Chacoya (Km. 43), Jactas (Km. 52), Sinto (Km. 60), para luego de 2 horas y 15 minutos llegar al poblado minero de Castrovirreyna (a 71 Km. del desvío y 3950 msnm). El camino estaba bueno en general, tenía pequeñas partes con lodo, pero transitables, el único inconveniente fue que cuando andábamos al lado de un profundo precipicio y Pedro iba al volante, un abejorro se metió por la ventana, el problema vino cuando Pedro prefirió defenderse del intruso insecto y soltar el timón antes de evitar caer al abismo; gracias a dios todo quedó solo en un buen susto.

Laguna de San Francisco en la parte alta de Castrovirreyna

En Castrovirreyna paramos solo 10 minutos para comprar unos ricos chocolates Sublime, luego partimos a recorrer la meseta de Castrovirreyna y sus hermosas lagunas, primero pasamos la laguna de Pacocha (Km. 86), al lado de un pueblo bautizado con el mismo nombre, luego paramos unos minutos en la bella laguna de San Francisco (Km. 91) y continuamos para llegar a la laguna de Ocracocha (Km. 108), en el camino Pedro juró haber visto una ardilla, la cual no era mas que una linda vizcacha, roedor sudamericano de grandes orejas que vive el las alturas andinas, desde ese momento se nos comenzaron a cruzar a cada rato por el camino, nunca en mi vida había visto tantas vizcachas a la vez.

Vizcacha cerca a la laguna de Choclococha

Pasando Ocracocha llegamos al pueblo de Santa Inés, ahí se bifurca la carretera, para el lado derecho se va a Ayacucho y para el otro a Huancavelica, como ya era tarde decidimos acampar al pie de la laguna de Ocracocha (4800 msnm), armamos la carpa y nos preparamos unos tallarines con tuco, la temperatura bajaba considerablemente mientras caía la noche. Bien alimentados, asorochados y muertos de frío, a golpe de 8 pm., nos fuimos a dormir.

Espectacular Amanecer en la Laguna de Ocracocha (4800 msnm)

A la mañana siguiente me levanté a las 5 am., después de una mala noche, a esa hora la fría carpa me estaba botando, salí a mirar la laguna, recién estaba amaneciendo y el frío era insoportable, todo amaneció escarchado, 15 minutos después salió Pedro y luego José Ignacio, vimos el amanecer mas bonitos de nuestras vidas. Los pescadores del grupo, José Ignacio y Pedro, hicieron un pequeño intento a ver si picaba algo en la laguna, no pasó nada, tomamos algunas fotos y partimos hacia Huancavelica. El día estaba un poco nublado, pasamos Choclacocha (Km. 118), la laguna de Pultrocc (Km. 124), y luego nos enrumbamos para cruzar el abra (cruce de cordillera) de Chonta, realmente es un paso alucinante, pasamos Astobamba de San José (Km. 151), pequeño pueblo con una linda iglesia, ahí una señora nos vendió 7 panes por 1 sol, eran los panes mas duros que había tocado en mi vida, estaban incomibles, pasamos Lacho (Km. 168) y luego de serpentear por una pista bastante mala (la peor hasta este momento) llegamos a Huancavelica (186 Km.) 3 horas y media después.

Catedral de Huancavelica

Huancavelica es la provincia mas pobre del Perú, sufrió mucho, junto a Ayacucho, en los años ochentas cuando el terrorismo se apodero de gran parte del país. Es una ciudad asilada, la única manera de llegar a ella es através de la carretera por donde llegamos o por el Ferrocarril Huancayo-Huancavelica también conocido como "El Tren Macho" ya que, el mal estado de las locomotoras causa recurrentes retrasos. Se le dio el apodo de macho por que, según el decir popular, este tren "sale cuando quiere y llegaba cuando puede".
Ya en Huancavelica (3000 msnm), buscamos a Héctor Lulo, un amigo huancavelicano, al no encontrarlo decidimos partir a buscarlo a su pueblo. Salimos por la carretera que nos lleva a Huancayo, 20 Km. nos topamos con el bosque de piedras de Sachapiti y un letrero que nos indicaba a 8 Km. las ruinas de Uchkus-Inkañan, democráticamente pregunte si es que les provocaba ir para allá y como era temprano, nadie se negó. La pista se encontraba en pésimas condiciones, y el auto VW Gol estaba sufriendo las consecuencias. A la altura del Km. 5, frente a un charco de lodo, escuché “Arturo, pasa por este lado” y 3 segundos después me encontraba metido en el barro atascado, al bajar del auto, me percaté que una de las llantas estaba bajándose. Luego de 45 min., en medio del lodo, logramos sacar el auto, no pasó un minuto más y retrocediendo al salir del charco caí en otro y me atollé de nuevo, ahora si realmente estábamos en problemas, la otra atollada era un juego de niños al lado de ésta, no encontrábamos manera de poder salir, el carro se encontraba con dos llantas casi en el aire, cuando la esperanza se nos había acabado y nos resignábamos a tener que caminar hacia algún pueblo cercano para pedir ayuda, apareció una solitaria camioneta, la cual luego de varios intentos nos logró sacar del lodo, cambiamos la llanta y regresamos a la ciudad de Huancavelica, no queríamos tomarnos el riesgo de andar de noche y sin llanta de repuesto.

Una de Nuestras Dos Atolladas camino a las Ruinas de Uchkus-Inkañan, Nunca Llegamos

Llegamos a Huancavelica, muy cansados y estresados, alquilamos una “suite” triple, en el hostal “Ascensión”, con olor a insecticida incluido, por la módica suma de 21 soles (6 dólares) la noche. Una vez instalados salimos a almorzar y a parchar la llanta.
Por la noche dimos una vueltita por la pequeña ciudad y nos echamos a dormir.

Niña de Tinllacya

A las 7:30 am del domingo nos levantó Héctor Luyo, nuestro amigo huancavelicano, alistamos nuestras cosas y partimos hacia su pueblo, Tinyaclla (4200 msnm), subimos por una carretera afirmada en buenas condiciones por dos horas. Tinyaclla es un pueblo chico y muy pintoresco. Bajamos nuestras cosas y partimos a las 11:15 hacia la laguna de Jampatococha (4400 msnm) a 11 Km. del pueblo, el camino era bien bonito, pasamos por un par de lagunas y después de 35 minutos llegamos, esta laguna se encuentra al pie de un pueblo llamado Pueblo Libre, las autoridades nos recibieron muy bien y nos dieron la autorización para pescar. Empecé a caminar alrededor de esta tomando fotografías de aves, habían gallaretas, gaviotas, yanabicos, zambullidores, patos, etc., una variada fauna, cuando llegué al lugar donde estaban pescando me di con la sorpresa de que Pedro había sacado una trucha inmensa de aprox. 5 Kg., estaba que no cabía en su pellejo y la envidia de José Ignacio, su maestro y guía en la pesca, se notaba a leguas, después de eso no pico nada más, caminamos redondeando la laguna y a unos 500 mts del auto comenzó a granizar levemente. El granizo fue en aumento, no quedo otra que correr hacia el auto. Partimos como a las 3 y 30 pm. de regreso a Tinyacclla.

Hector Lulo y Pedro con la Trucha que Pescaron en la Laguna de Jampatococha (4400 msnm)

José Ignacio y Yo Posando con los Pobladores de Pueblo Nuevo, Trucha en Mano

De bajada nos agarró una nevada alucinante, bajamos tomando fotos y filmando todo el camino. Al llegar al pueblo preparamos media trucha a la parrilla, quedo exquisita, cansados nos trasladamos al lugar donde íbamos a pasar la noche, un pequeño cuarto en un segundo piso sin puerta, para subir había una escalera de madera muy empinada, tuve la mala suerte que subiendo en medio del camino se rompió uno de los escalones y cai unos dos metros hacia el suelo sobre unos fierros de construcción, la suerte estuvo en que no me saque la mochila y esta me protegió de los tubos y la caída, aunque el susto me duro varios minutos.

Pueblo de Tinllacya (4200 msnm)

El lunes nos levantamos a las 6 am., no estábamos todavía decididos a subir de nuevo a la laguna de Jampatococha, José Ignacio se moría de ganas de pescar, su ego no le permitía que el pupilo haya superado al maestro el dia anterior, nos despedimos de la amable gente de Tinyacclla y partimos a tomar algunas fotos de la parte superior del pueblo, luego de 1 hora y media de pasear por los nevados emprendimos nuestro viaje de regreso.

El Ichu, Pasto Altoandino que crece sobre los 4000 msnm

De bajada, por una pista de regulares condiciones, pasamos por el pueblo de Cunaicasa (Km. 8.5), la pista se unió a la carretera Huancavelica – Huancayo y cruzamos Huando (Km. 27) una hora y media después llegamos a Izcuchaca, un bonito pueblo con un hermoso puente sobre el río, tomamos algunas fotografías y continuamos el viaje, el resto del camino hasta Huancayo estaba en malas condiciones, ya lo único que todos queríamos era llegar, sonaba un CD de Fito Páez que daba vueltas y vueltas y nadie tenia el animo de cambiarlo. Pasamos Acostambo (Km. 68), Huayucachi (Km. 103) y poco rato después arribamos a Huancayo (Km. 109).

José Ignacio, Pedro y yo cerca a Izuchaca

Cruzamos la transitada y caótica ciudad de Huancayo y llegamos a Jauja, visitamos la turística laguna de Pacca, paramos a comer un grasiento pollo a la brasa en el restaurante “El Ganso Feliz” y a las 2 y media de la tarde partimos hacia Lima, cruzamos Ticlio (4818 msnm) y comenzamos el descenso hacia la capital, todo iba bien hasta que cerca de las 6 de la tarde, de la nada, apareció una densa neblina acompañada de una leve llovizna, cosa que hizo el viaje de regreso bastante más pesado, era el ultimo reto que se nos puso en el camino. A la altura de Ricardo Palma (cerca de Chosica), la neblina desapareció, entramos a la carretera Domingo Priale y rápidamente nos dirigimos hacia las luces que me indicaban la entrada a Lima, llegamos cansados, pero contentos de todo lo que pudimos apreciar en los 1860 Km. recorridos en estos 5 maravillosos días, por 5 provincias del Perú, una muestra mas de la gran diversidad de climas, gente, paisajes, flora y fauna con la que contamos en nuestro país.

Vizcacha a Contraluz

Yo en la laguna de San Francisco, Castrovirreyna

Pedro, José Ignacio y yo Congelándonos en Amanecer en la Laguna de Choclococha

7 comentarios:

  1. Estan mostras las fotos Artu!! la ventana esa de Pulapuco es mostra!! y que te puedo decir de tu fiel Gol...
    Mariale

    ResponderEliminar
  2. Asi es, el gol aguanto bien, suerte que lo vendi hace unos años sino con esta foto publicada nadie me lo iba a comprar.

    ResponderEliminar
  3. jajaja, ojala que no vea esto ahora porque sino te saca los trapitos al aire!

    ResponderEliminar
  4. me mandaron averiguar todo sobre ayacucho las pampas galeras..el pueblo de quinua la laguna de parinacochas y otros lugares turisticos...pucha y me hubiera gsutado viajar para saber..todos los lugares costos itpo claisficaión..costo ke suertudos

    ResponderEliminar
  5. TINYACCLLA MI PUEBLO... CHEVERE SALUDOS PARA TODOS. ATTE. VLADIMIR ARIAS.

    ResponderEliminar
  6. hola me llamo mirian ccente y me acabo de casar el 9 de noviembre en el consejo de tinyacclla fue lo mas hermoso y lindo haberme casado alla soy de lima pero mi padre era de alla, mi esposo fredy velasquez se quedo impactado con tanta belleza de este pueblo con sus paisajes sus costumbres su gente gracias a toda la familia que me apoyo amigos que DIOS LES BENDIGA

    ResponderEliminar

Espero sus comentarios

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...