viernes, 9 de septiembre de 2011

Lomas de Lachay: Misterioso Bosque entre la Neblina Costeña

Hace un par de semanas regresé después de casi 15 años las Lomas de Lachay, fue una visita rápida aprovechando que bajaba de visitar la ciudadela de Caral, la cual fue nuestro objetivo principal de este corto pero intenso viaje por el llamado norte chico.
Estuve solo tres horas recorriendo parte de la trocha principal, junto a mi frecuente compañero de viajes José Madalengoitia y a nuestro amigo y fotógrafo español Chema Fernández. Nos faltó tiempo pero nos sobró el entusiasmo, solo un pretexto para regresar pronto a estas hermosas lomas que ven nacer todos los años una densa y tupida vegetación acompañada de retorcidos árboles, grandes y fangosas rocas y cientos de aves, que nos brindan una paisaje digno de cualquier pintura surrealista; vegetación que asoma, de un momento a otro y solo por unos meses al año sobre las colinas de esta parte norte de la provincia de Lima.

Arboles en las misteriosas Lomas de Lachay

La Reserva Nacional de Lachay están ubicada dentro de los límites de la provincia de Huaral, a 105 kilómetros al norte de la ciudad de Lima. Abarca una extensión de 5,070 hectáreas y su altitud promedio de 150 msnm. El 21 de junio de 1977 fue declarada Reserva Nacional.
El fenómeno meteorológico que ocurre en Lachay se debe a que la niebla de la costa es arrasada por los vientos provenientes del Océano Pacifico y se estrellan contra las montañas. Este encuentro provoca que el excedente de humedad de la zona, en la temporada de invierno, genere una explosión de vida en medio del árido territorio costeño.

Retorcidos árboles y ramas abundan en Lachay

La temporada para visitar Lachay se inicia en los meses de mayo y/o junio y se extiende hasta los meses de octubre y/o noviembre. En esa época la vegetación, junto a la densa y fantasmagórica neblina, forman un bello y único paisaje que es visitado por centenares de personas todos los años. La temperatura promedio en esta temporada es menor a los 15 C y las lloviznas son frecuentes durante toda la temporada.

Húmedo trébol

Las laderas hacia las quebradas laterales son pronunciadas, muestran grandes pendientes que han sido erosionadas durante miles y miles de años por el viento y el agua, este hecho nos ofrece extrañas y atractiva formas en medio del denso y verdusco follaje.

La densa neblina caracteriza las lomas en la época húmeda

No todo queda ahí en Lachay, estudios arqueológicos revelan que estas lomas fueron ocupadas por el hombre desde tiempos remotos. La primera ocupación correspondió a tribus cazadoras y recolectoras. Una segunda y tercera ocupación fue protagonizada por poblaciones con influencia Chavín (1,200 ac) y Tiahuanaco (750 dc). Estas últimas han quedado demostradas con el hallazgo de restos cerámicos y evidencias de sitios arqueológicos.
Años después las lomas fueron tomadas por otras grandes culturas regionales como la Mochica, la Chimú y la Chancay, que finalmente las anexó el gran Imperio Incaico.

Arboles y verdes plantas se confunden entre la neblina de las Lomas de Lachay

En Lachay encontramos 96 especies de vegetales conformados por árboles, arbustos, cactus y hierbas. También podemos observar una gran variedad de algas, musgos y líquenes que aprovechan la humedad para desarrollarse sobre el suelo, piedras, cortezas y las ramas de los árboles.

Algas, musgos y líquenes crecen el las ramas de los árboles

Dentro de las Lomas de Lachay subsisten por lo menos 50 especies de aves, entre las que destaca el turtupilín (Pyrocephalus rubinus) de color rojo intenso en el pecho y plumaje negro. También nos es posible encontrar dos especies de aguiluchos, picaflores, lechuzas, al perico cordillerano, gorriones, perdices y una gran variedad de pequeñas avecillas que enriquecen este maravilloso lugar con sus bellos cantos melodiosos.

Gorrión americano

En Lachay encontramos al algunas especies endémicas, especies que solo encontramos en esta zona. Es el caso de la perdiz serrana y el pampero pico grueso.
Entre los reptiles abundan las lagartijas y las salamanquejas. Junto a ellas algunas serpientes, siendo el jergón de la costa (Bothrops pictus) una de las mas características.
Dentro de los mamíferos encontramos al zorro costeño, al zorro andino y a el zorrino, además ha sido reintroducido el venado gris, muy común hace muchos años en Lachay y que con el tiempo desapareció de esta zona.

El zorro costeño, habitante de las Lomas de Lachay

La Reserva Nacional Lomas de Lachay es un mágico lugar que vale la pena conocer, un atractivo fenómeno de la naturaleza ubicado a menos de dos horas de la capital, donde es posible caminar y acampar dentro del marco de un paraje con una belleza única y espectacular.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero sus comentarios

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...