miércoles, 23 de junio de 2010

Ruinas de Raqchi: Mágicas, Imponentes y Poco Conocidas

Durante mi ultimo viaje al Cuzco, el pasado mes de mayo, tenia en mente, si o si, visitar este increíble lugar. En los múltiples viajes que he hecho al Cuzco, he tenido la oportunidad de recorrer, en repetidas ocasiones, casi todos los atractivos de la provincia, es extraño que las Ruinas de Raqchi no estén incluidas dentro de los destinos tradicionales del que visita el Cuzco, yo había escuchado hablar de ellas, pero nunca había ido, ya tocaban.
De Cuzco a Raqchi se va por la carretera Cuzco – Sicuani - Puno, se encuentran a 117 km de la ciudad, recorriendo una pista en excelente estado. Nosotros alquilamos un servicio de taxi por todo el día, lo cual recomiendo, eso nos permitió quedarnos y disfrutar de Raqchi sin ningún horario ni apuro.

Impresionantes Ruinas de Raqchi

Luego de casi dos horas de camino llegamos al pintoresco pueblo de Raqchi (3460 msnm), ubicado en el distrito de San Pedro de Cancha, provincia de Canchis. Todo el pueblo gira alrededor de las ruinas y de su hermosa plaza de armas, adornada por una pintoresca iglesia del siglo XIX y por un mercado artesanal, lo interesante de este mercadito es que uno encuentra artesanías y productos muy distintos a los tradicionales, a los que uno ve en casi todas las esquinas, mercados, tiendas y galerías de la ciudad del Cuzco y alrededores. Este pequeño pueblo alberga cerca de 80 casas, sus pobladores llevan una vida precaria y tranquila fabricando cerámica y labrando la tierra para su auto consumo familiar. Me dio mucho gusto lo bien organizados que estaban como comunidad, atendiendo al visitante con mucho respeto y amabilidad.

Iglesia del Siglo XIX en la Plaza de Armas del Pueblo de Raqchi

Artesana Tejedora en el Mercado de Raqchi

El Complejo Arqueológico de Raqchi se encuentran al lado del pueblo del mismo nombre, sus grandes e imponentes muros se pueden ver desde cualquier punto de la población. Previo pago de 6 soles (2 dólares) por persona, entramos a la zona arqueológica. Me llama mucho la atención que en gran parte del país cobren un precio tan bajo para visitar algunos atractivos arqueológicos, si bien creo que si se deben manejar precios bajos para la gente del lugar, no deben ser tan bajos para los visitantes, esto ayudaría a mejorar la calidad de vida de los pueblos anexos, la gran mayoría de ellos muy pobres.

Toma de las Ruinas desde la Laguna

Debido a su ubicación estratégica, La ciudad lnca de Raqchi, además de ser una ciudad sagrada, era un gran centro Político-Administrativo, donde se juntaban diferentes etnias provenientes de partes altas de los andes y del valle del río Vilcanota.
El complejo arquitectónico de Raqchi es una de las construcciones más importantes del Imperio de los Incas, caracterizado por su extraña y extraordinaria técnica arquitectónica, totalmente diferente de las demás construcciones de la época. Lo que me llama la atención, es lo poco conocidas que son, sobretodo al encontrarse tan cerca de la antigua capital del Tahuantinsuyo.
La zona arqueológico, que colinda con el pueblo, tiene un área aproximada de mil hectáreas, una gigantesca muralla inca protege y rodea el parque, dentro de él también encontramos algunas construcciones como acueductos, tumbas subterráneas y recintos de culturas preincas.

Pobladores Cosechando Maíz al Pie de las Ruinas

El complejo fue construido en diferentes períodos. El primer sector fue construido durante el reinado del Inca Wiracocha, según lo señala el cronista Inca Garcilaso de la Vega. Su siguiente etapa fue construida 1439 y 1471, durante el gobierno de Pachacútec, y, finalmente, la tercera etapa la construyó el Inca Tupac Yupanqui, entre 1471 y 1493, según relata el cronista Cieza de León.
Aunque la mayor parte de construcciones son del periodo Inca (1450 a 1532) , la ocupación en Raqchi data de muchos años antes. En investigaciones arqueológicas realizadas en esta zona se han encontrado evidencias de restos y cerámicas que datan del año 200 A.c.
Posiblemente Raqchi fue un tambo (centros de acopio de alimentos) importante en la ruta hacia el "Collasuyo". La existencia de la casa de los chasquis y la gigantesca muralla inca que protege el mencionado centro arqueológico, hace suponer que era utilizado tanto como centro del correo inca, como para adiestramiento del ejército imperial.
Sin lugar a dudas lo que mas llama la atención dentro de este complejo arqueológico es el Templo de Wiracocha, este edificio es el único de su tipo dentro del género de "Kallancas" (La Kallanca es una construcción típica del diseño arquitectónico incaico). Estas son de forma rectangular y techo a dos aguas hecho de paja. Su tamaño es muy variable, pudiendo albergar desde unas cuantas personas hasta miles de ellas.

Raqchi

Exteriormente tiene 25.25 metros de ancho por 92 metros de largo y al menos 15 metros de altura. El muro central es el de mayor altura y en la actualidad su altura máxima es de 12 metros, pero hacia fines del siglo XIX, el viajero E. Middendorf visitó y describió el sitio, anotando como altura máxima 15 metros.
Según cuenta la leyenda, Raqchi fue mandado a construir por el Inca Wiracocha en homenaje al Dios Apu Kon Titi Wiraqocha. Se cuenta que el templo fue construido luego de la aparición de un hombre que hacía milagros, al cual los habitantes del lugar habían decidido apedrearlo; al ir en su busca lo hallaron arrodillado con la manos extendidas hacia el cielo e inmediatamente después cayó una lluvia de fuego; los hombres arrepentidos lo dejaron, el extraño hombre se fue hacia el mar y se sumergió en las aguas desapareciendo por siempre. Posteriormente a este suceso se decidió la construcción de un templo en su memoria. Es posible que la lluvia de fuego, de la que habla la leyenda, se refiera a alguna erupción del hoy apagado volcán de Kinsach'ata ubicado cerca del complejo arqueológico.

Pobladora de Raqchi

Hoy en día la comunidad campesina de Raqchi tiene una organización de empresarios emprendedores, habiéndose habilitado 11 casas familiares rurales en la que se ofrece el llamado turismo vivencial, en ellas se ofrecen servicios de alimentación y alojamiento. En esta oportunidad me quede con las ganas de quedarme un par de días en Raqchi, y aprender un poco mas sobre su cultura. Hace unos años tuve la oportunidad de pasar unos días en la isla de Taquile – Puno en la casa de una familia de la comunidad y la experiencia fue increíble y muy enriquecedora, si tienen la oportunidad de hacerlo alguna vez se lo recomiendo.

Gallareta en los Alrededores de las Ruinas

Huallata o Ganzo Andino, Habitante Frecuente en Nuestros Andes

Estuvimos casi 3 horas recorriendo el pueblo y sus ruinas. Al pie de una pequeña laguna dentro del complejo arqueológico, viven dos Huallatas (Gansos Andinos), ave típica de los andes, las cuales, a pesar de ser silvestres, no le temen a la gente y se acercan a escasos metros de los visitantes, cosa rara en esta especie de aves.
Luego de comprar algunas cositas en el mercado del lugar partimos de regreso al Cuzco, en esta misma ruta uno puede visitar el pueblo de Andahuaylillas y su tradicional iglesia (llamada huachafamente La Capilla Sixtina de los Andes), las ruinas preincas de Pickillacta y las hermosas ruinas de Tipón, todas ellas muy recomendables de las cuales hablare posteriormente.

La próxima vez que visiten Cuzco, no dejen de ir a Raqchi, no se arrepentirán.

Pobladora de Raqchi

Charo Fotografiando a las Dóciles Huallatas

Yo al Pie de una de las Grandes Murallas de Raqchi

Madre e Hijo en el Mercado de Raqchi


2 comentarios:

  1. Comparto contigo Arturin la sensación mágica de estar en este bellisimo lugar, sobretodo me encantó el pueblito de Raqchi y su gente!
    Fue una experiencia diferente a lo que uno normalmente ve cuando va a Cuzo, 100% recomendable!!!

    ResponderEliminar
  2. Excelente tu información, este domingo estoy llendo para Racqchi

    ResponderEliminar

Espero sus comentarios

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...