martes, 3 de agosto de 2010

Una Travesía hacia la Reserva del Pacaya Samiria (Pacaya Samiria Parte I)

Hace muchos años que tenia la ilusión de visitar la Reserva Nacional del Pacaya Samiria, por diferentes motivos aun seguía apuntada en mi cuaderno de sitios pendientes por visitar. Las opciones que encontraba por Internet no me convencían, Lodge cerca pero no dentro de la reserva y cruceros que navegan por los ríos aledaños a precios excesivamente altos, yo quería encontrar algo mas vivencial, mas puro. Buscando alternativas un día se me prendió el foquito y contacte con un amigo que conocí hace ya algunos años trabajando en la Reserva de Tambopata - Candamo, Aldo Villanueva, pensé que el me podía dar buenos datos para cumplir con este sueño y no me equivoque, me contacto con el Sr. Elvio Lomas, comunero de la localidad de San Martín de Tipishca, Aldo había trabajado un proyecto en este lugar hace unos 7 años. San Martín de Tipishca esta ubicada dentro de la zona de amortiguamiento de la reserva, al fin encontré la puerta de entrada que buscaba al Pacaya Samiria.

Pueblo de Belén, Iquitos

Volé junto a Charo, mi esposa, a la ciudad de Iquitos, en el departamento de Loreto, hacia muchos años que no iba por esos lares. En Iquitos nos esperaba nuestro anfitrión, el Sr. Elvio Lomas, hicimos algunas coordinaciones para nuestra visita a la reserva y luego aprovechamos de recorrer un poco de ciudad de Iquitos. Nuestro primer destino fue la zona de Belén, la llamada Venecia de Sudamérica, la cual lamentablemente esta muy descuidada y sucia, un lugar que podría ser de una belleza única y no esta aprovechado, hay mucho por hacer por este lugar. Tomamos un pequeño peque peque (pequeña embarcación con un motor de muy poco caballaje – de 5 a 10 HP- muy utilizado en nuestra selva) en el puerto de Belén y nos trasladamos, en poco mas de 20 minutos de recorrido por el rio Itaya hasta el malecón de Iquitos, en el centro de la ciudad, dimos una pequeña vuelta por la plaza de armas, comimos unas yuquitas fritas de ley y nos fuimos temprano al hotel a dormir, al día siguiente había que madrugar.

Un Largo Viaje por el Río Marañon en El Eduardo IV

Nos despertamos a las 3 y 15 de la mañana, a las 4 am Elvio nos esperaba con el taxi que nos trasladaría a la ciudad de Nauta, ubicada a poco menos de 100 Km. de la ciudad de Iquitos (1:30 horas), llegamos al puerto de Nauta a las 5 y 30 am, debíamos tomar uno de los barcos de la compañía "Los Eduardos". Este gran barco, repleto de carga y pasajeros, llevaba desde pequeños pescados hasta botes y mototaxis en su bodega, paso por Nauta a las 6 am, lo abordamos rápidamente y subimos hacia el tercer y ultimo piso de la nave, estos barcos hacen la ruta Iquitos – Yurimaguas (en aprox. 4 días) por el río Marañon y son el principal transporte de la gente en esta parte de la selva.

Amanecer en Nauta frente al Rio Marañon

Pagamos la módica suma de 15 soles (US$ 3.50) por persona, amarramos nuestras hamacas y nos instalamos en el barco, nos esperaba un largo viaje de mas de 11 horas hasta la zona de Shapajilla, el viaje, aunque fue muy largo, fue toda una experiencia, paraba cada cierto tiempo en distintos caseríos a recoger gente y carga, vimos un lindo amanecer, un colorido arco iris y un impresionante atardecer, matábamos el tiempo, leyendo, escuchando música, conversando y durmiendo.

Pasajero viajando comodamente entre las hamacas del Barco Los Eduardos IV

Charo descansando en pleno trayecto a la Reserva del Pacaya Samiria

Cerca de las 6 pm llegamos a nuestro primer destino, Shapajilla, ahí nos esperaba un bote (peque peque) de la comunidad, nos quedaban 1 hora y 45 minutos mas de recorrido hasta llagar a la comunidad de San Martín de Tipishca surcando el río Samiria.
Llegamos a cerca de las 8 pm al puerto de San Martín, después de un largo y eterno viaje, ahí estaban esperandonos nuestros nuevos amigos de Casa Lupuna, albergue creado por Elvio y apoyado por su esposa y algunos miembros de la comunidad, que tienen como fin brindar servicios turísticos y de guiado hacia la Reserva Nacional del Pacaya Samiria.

Barco Los Eduardos IV desenbarcandonos en la zona de Shapajilla luego de casi 12 horas de camino

San Martín de Tipishca: hermoso lugar, hermosa gente

En el albergue nos presentaron a los miembros de Casa Lupuna, conversamos un poco de nuestros planes por los días que íbamos a pasar por la reserva, Hitler, hermano de Elvio y parte del staff, saco su guitarra y cantó afinadamente un par de canciones de José Luis Perales, seguimos conversando y un rato después, muy cansados, nos fuimos a dormir, nos tocaba madrugar por segundo día consecutivo.

Comunidad de San Martín de Tipishca

San Martín de Tipishca se creo alrededor del año de 1940, un pequeño grupo de familias provenientes de la comunidad de Lagunas (hacia el lado del río Pacaya) navegaron varios días hasta llegar a estas tierras en las cuales se quedaron al ver la abundancia de pescado y madera. El nombre de la comunidad viene de juntar el nombre de José de San Martín (prócer de la independencia del Perú) junto a la palabra tipishca que significa Laguna en cocama (antiguo idioma nativo que lamentablemente se esta perdiendo en la comunidad), eso se debe a que esta comunidad queda frente a una gran laguna que forma uno de los codos del río Samiria.

Lindas pobladoras de San Martín de Tipishca

Hoy en dia la comunidad tiene cerca de 600 habitantes y su principal actividad son la pesca y la agricultura, mayormente para su autoconsumo, una pequeña parte la comercializan con otras comunidades y poblaciones cercanas. El turismo es una rama que están desarrollando de buena manera y con el paso de los años esta mejorando, una industria que tiene aun mucho camino por delante y dentro de poco tiempo debería convertirse en una de las principales actividades económicas de la comunidad.

Hitler Lomas, Elvio Lomas, Don Marcial y yo en la Comunidad

Reencontrándome con los Delfines Rosados

Nos levantamos a las 5 am, una hora mas tarde nos dirigimos hacia la quebrada de Yanayacu para observar a los espectaculares delfines rosados, había tenido la oportunidad de verlos hace algunos años en los ríos y quebradas de la selva del Beni en Bolivia y quede impresionado con su belleza.

Delfín y cría en la quebrada de Yanayacu

Quebrada de Yanayacu

Luego de recorrer escasos 10 minutos en bote desde la comunidad llegamos a Yanayacu (aunque también es común verlos nadar frente de la comunidad), estos extraños y pintorescos mamíferos acuáticos, también llamados "Delfines del Amazonas" o "boto" son los delfines de agua dulce mas grandes del mundo, llegan a medir cerca de 3 mts de largo y pesar alrededor de 125 kg., habitan en toda la cuenca del río Amazonas y están en actividad las 24 horas del día, descansando en cortos periodos. El color rosado solo se aprecia en los ejemplares adultos. En muchos pueblos de la selva amazónica existen varias leyendas alrededor de estos hermosos delfines, Se cree que los delfines rosados, en noches de luna llena, embarazan a toda mujer que se meta al río estando en su periodo fértil. Otra leyenda dice que en noches de luna llena, cuando hay fiestas, el delfín se transforma en hombre y se aparece en las fiestas para seducir a las mujeres de la región, todo vestido de blanco y con un sombrero de paja para esconder el espiráculo (agujero que tiene en el lomo para respirar)

Delfin Gris

Existe también una leyenda que cuenta que cualquier mujer que ande por el río en una canoa en la época de su menstruación, algún día próximo recibirá la visita del delfín que ira a embarazarla. El problema es que por causa de estas leyendas se le ha acreditado a los delfines rosados la paternidad de muchos niños sin padre de la región y existen algunos casos de niños que son registrados en las notarias como hijos del delfín. Es por ello que los hombres de la región, en muchos casos, intentan acabar con la vida de estos animales pues no quieren que ellos embaracen a sus mujeres.

Pobladores de San Martín de Tipishca rumbo a faena de pesca

Cerca de los delfines rosados también observamos a los bufeos de río, inquietos delfines de color gris, de poco mas de un metro de longitud, que abundan en las aguas de la reserva.
Luego de estar casi dos horas observando a los delfines regresamos al albergue, tomamos un liguero desayuno y partimos cerca de las 10 am hacia el interior de la Reserva del Pacaya Samiria, nos esperaban dos días de mucha aventura y adrenalina.

Atardecer en el Río Samiria

Tomado un jugito mientras viajabamos en Los Eduardos IV

Pobladora de San Martín de Tipishca haciendo algunas labores domésticas

Charito frente a hermoso doble arco iris sobre el Río Marañon

Hechando una pestaña en el Barco camino a San Martín de Tipishca

15 comentarios:

  1. Habla Arturo!! Se ve buenazo tu viaje. Me contarás en directo cuando nos crucemos. 1 abrazo. Gustavo Y.

    ResponderEliminar
  2. De todas maneras Gustavo, un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  3. Un verdadero sueño hecho realidad, eh. Qué maravilla de viaje. Y las fotos de los delfines están mostras. Ya me contarás los pormenores. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Asi es Santiago, me ha quedado pendiente regresar, espero que a fines de noviembre, lo que si te ofrezco desde ahorita es llevarte (yo te invito) tengo pensado un proyecto interesante con la gente de la comunidad que ya te contaré mas adelante. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. ¡Ah! Pucha, sería mostro, y no te lo dejaría de agradecer en toda mi vida. Mil gracias, Arturo; ya conversamos.

    ResponderEliminar
  6. Qué lindo artículo! Nosotros vivimos en Iquitos y visitamos a la gente de Casa Lupuna siempre que podemos. Nos reciben tan bien y siempre nos muestran nuevos recovecos de ese increible lugar.
    Las fotos muy buenas también!
    Saludos desde la Selva!

    ResponderEliminar
  7. Gracias Patricio, Elvio y la gente de Casa Lupuna nos trataron muy bien, tenia pensado visitarlos en Iquitos pero estuve muy poco tiempo en la ciudad. Elvio me hablo muy bien de ustedes y del apoyo incondicional que le dan.
    Un fuerte abrazo y espero visitar de nuevo el Pacaya y a la gente de San Martín de Tipishca lo antes posibe.

    ResponderEliminar
  8. Estimado Arturo:
    Muy buena información. Me has animado a viajar a Iquitos con mi esposa y 3 hijos, y voy a buscar Elvio para visitar Pacaya Samiria.

    Por favor recomiendame con Elvio y aver si me das su telefono pra contactarme con el.

    Mil gracias.

    Luis palacios
    luispalacios@peru.com
    (Lima-Peru)

    ResponderEliminar
  9. Hola Luis, te paso el correo electrónico de Elvio, su teléfono no lo tengo

    aimpesperu@yahoo.es

    Dile que lo contactas de mi parte, no hay problema

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. Hola Arturo, leí tus comentarios sobre Casa Lupuna, con total confianza me recomiendas a Elvio para visitar Pacaya Samiria, tú que ya haz vivido la experiencia. Saludos Miguel

    ResponderEliminar
  11. Elvio y su gente son grandes personas, el viaje que te organizan es mas vivencial, si prefieres enviame un correo a arturo@bullard.com.pe para darte mas detalles y el contacto de Elvio
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Acabo de llegar de la Reserva, una experiencia inolvidable, que jamás esperé vivir, mi esposa y yo hemos quedado satisfechos, felices por tener como peruanos a grandes personas en San Martín de Tipishca, Elvio un hombre muy desprendido, generoso, me faltarían líneas para describir sus virtudes, gracias por tu recomendación, gracias a Blas, un buen discripulo de Elvio, gracias San Martín de Tipishca, gracias Pacya Samiria; miguelantonio23@hotmail.com

    ResponderEliminar
  13. Excelente: Yo viaje a Pacaya Samiria, pero lo hice contratando un lodge, fue bonito pero queria vivir mas la experiencia de la selva.
    Te agradezco por el dato del Sr Elvio y de su asociacion, espero volver este o el otro año.
    Saludos,Patricia.

    ResponderEliminar
  14. Hola,
    siempre he tenido el sueño de viajar al Amazonas y estoy determinada en cumplirlo este verano. Me sentía un poco decepcionada por los tours que encontraba, mucho lodge, lujos, etc, no era lo que yo buscaba; hasta llegar a este blog. Sólo quería agradecerte y pedirte permiso para mandarle un correo a Elvio, si no te molesta.
    Muchas gracias de antemano,
    saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mandi, no hay ningun problema que le escribas a Elvio, si prefieres hazlo de mi parte. Es una gran persona, va a ser que tu visita al Pacaya sea vivencial.
      Te dejo mi correo, yo me comunico cada cierto tiempo con el, tengo pendiente una nueva visita que espero sea a mas tardar el año entrante.
      abullard70@gmail.com

      Saludos

      Eliminar

Espero sus comentarios

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...