sábado, 14 de agosto de 2010

Insertándonos en la Selva de los Espejos (Pacaya Samiria Parte 2)

Luego de un gratificante experiencia observando los delfines rosados del amazonas, partimos cerca de las 10 am hacia la Reserva Nacional del Pacaya Samiria, desde el puerto del pueblo de San Martín de Tipishca nos despidieron algunos de los pobladores y muchos niños de la comunidad. A Charo y a mi nos acompañaron en esta aventura nuestro guía Italo, alias "Tic Toc", Tobías, el motorista y la Sra. Marta, encargada de la cocina. Cruzamos rápidamente la enorme laguna de Tipishca y entramos a surcar el río Samiria bajo una gigantesca nube de miles de garzas y cormoranes que volaban sobre nuestras cabezas.

Gran Grupo de Garzas y Cushiros en la entrada al Río Samiria

A la hora de camino pasamos el primer control de entrada a la reserva (PV1) donde hay que firmar previo pago de 60 soles (22 dólares) por persona, dinero que sirve para cubrir con parte de los gastos logísticos y del personal del Inrena. El camino fue largo, por etapas nos acompañaba el sol, para luego dar paso a la lluvia torrencial y nuevamente aparecía el astro rey. Mientras surcábamos el Samiria una infinidad de aves sobrevolaban la rivera del río, Cushuris, Tibes, Martínes Pescadores, Garzas, Camungos, diversos tipos de Gavilanes, entre otras aves eran parte del maravilloso paisaje junto a algunas tropillas de monos frailes, uno que otro "pelejo" (osos perezoso) e infinidades de delfines grises y rosados, una espectáculo natural que me deja boquiabierto a cualquiera.

Gavilán Cabeza Blanca o "Mama Vieja"

Mono Frailecillo o Saimiri observandonos

El trayecto hasta el puesto de vigilancia número 2 (PV2) fue largo, cerca de 6 horas en nuestra pequeña embarcación impulsada por un motorcito de escasos 5.5 caballos de fuerza, las anécdotas e historias de Tic Toc, nuestro guía, nos hacían reír y a la vez servían para hacer mas cortas las largas horas de viaje. La idea en un principio era dormir en el puesto de vigilancia 2, al llegar nos dimos con la sorpresa de que un grupo de estudiantes ingleses de biología habían tomado las pocas habitaciones del puesto. Continuamos nuestro recorrido río arriba por unos minutos mas y salimos del cauce del Samiria por una pequeña pero hermosa quebrada que desemboca, luego de unos 45 minutos en la no menos bella laguna de Atuncocha. El reflejo de los grandes y verdes árboles sobre el agua del río eran impresionantes, rebelando el porque se le llama "La Selva de los Espejos" al Pacaya Samiria.

Entrando a la Laguna de Atuncocha

La Reserva Nacional del Pacaya Samiria, creada en febrero de 1982, es la segunda área natural protegida mas grande del Perú, con sus 2'080,000 Ha (20,000 km2) abarca la extensión de los departamentos de Tumbes y Tacna juntos.
La reserva está ubicada en el ángulo de tierra que forman al juntarse los ríos Marañon y Ucayali para convertirse luego en el famoso río Amazonas. Comprende en su interior las cuencas de los ríos Pacaya, Samiria y Yanayacu-Pucate (los dos primeros le dan el nombre a la reserva). Su enorme territorio cuenta con ecosistemas únicos y una extraordinaria biodiversidad.
La reserva alberga 965 especies de plantas silvestres y 59 especies de plantas cultivables, aportando valoradas e importantes especies vegetales para la alimentación, artesanía y medicina.

Río Samiria

La fauna dentro de la reserva esta representada por cerca de 1025 especies de vertebrados, que representan el 27% de la diversidad de vertebrados en el Perú y el 36% del total registrado en toda la Amazonía. Alberga importantes especies de fauna silvestre que sirven como importantes indicadores, pues su presencia en ciertas áreas indican el buen estado de conservación del bosque. Entre estas especies indicadoras destacan la Vaca Marina o Manatí, los Delfines Rosados y Grises, el Lobo de Río, el Puma, la Sachavaca o Tapir, el Otorongo, el Venado Colorado, la Huangana, el Mono Choro, entre otras. Gran parte de estas especies estuvieron al borde de la extinción debido principalmente a la caza, recientemente se han reportado poblaciones saludables de estas especies en algunas de las áreas de la cuenca del Samiria, cosa que es se suma alegría para los amantes de la naturaleza, de la amazonía y sobretodo de nuestro planeta.

"Camungo" en pleno vuelo

Dentro de la reserva se tienen censadas 449 especies de aves, ellas tambien son un excelente indicador del buen estado de conservación de los humedales y de la abundancia de peces dentro de la reserva, entre las aves destacan varias especies de garzas, el cushuri, guacamayos, la Anhinga, el Tuyuyo o Jabirú y la colorida Espátula Rosada. Entre los reptiles es común observar a las tortugas Charapas y Taricayas, así como al gran lagarto negro y al lagarto blanco.

Mono Machín Negro

Desembarcamos cerca de las 5 pm en la entrada a la laguna de Atuncocha, levantamos nuestro campamento bajo un gran árbol habitado por un grupo de Shanshos o Hoatzines (aves de aspecto prehistórico muy comunes en las cochas o lagunas de nuestra selva amazónica). Vimos un hermoso atardecer a las orillas de la laguna, con el llegaron una cantidad infinita de zancudos asesinos que nos obligaron a meternos rápidamente dentro de nuestros reducidos mosquiteros construidos al aire libre. Desde dentro se podía escuchar el zumbido de estos antipáticos insectos como si se tratase de la banda sonora de alguna película inspirada en nuestra amazonía.

Hoatzín o Shansho, se dice que es el eslabón perdido entre las aves prehistóricas y las de hoy

Comimos rápidamente dentro de nuestro pequeño refugio de tul, cerca de las 8 pm nos trasladamos 10 minutos río abajo hacia el acceso a una trocha, el plan era hacer una caminata nocturna. Acomodamos nuestras ligeras linternas en nuestras cabezas y nos introducimos por una delgada trocha que se abría en la espesa vegetación del Pacaya Samiria, todo iba bien hasta que se desato una torrencial lluvia, rápidamente nos tuvimos que refugiar bajo unas grandes hojas de platanillo a esperar que baje la densidad de agua, esperamos varios minutos, el problema surgió al estar inmóvil, en ese estado uno se vuelve un exquisito platillo para los zancudos, no nos quedó otra que tomar el camino de regreso bajo un gran chaparrón que nos dejo como si nos hubiéramos nadado con la ropa puesta en las aguas del río Samiria.

Ranita Arborícola durante caminata nocturna

Nos cambiamos la ropa mojada y cerramos todo diminuto hueco o acceso hacia la parte interior del mosquitero y nos echamos a dormir, fue una noche larga, un grupo de astutos zancudos burlo la seguridad de los mosquiteros e hicieron de la suya en la dermis de mi cuerpo, nunca en mi vida, en mis diversas excursiones por la selva, había sido tan picado por insectos.
Temprano levantamos el campamento y emprendimos el camino de regreso hacia la comunidad de San Martín de Tipishca, paramos en una pequeña quebrada e hicimos una caminata de alrededor de 3 km por la selva, vimos algunos monos, reptiles y aves, el clima no estaba de nuestro lado, una vez mas la lluvia nos boto de la selva. Antes de abordar nuestro peque peque comimos un exquisito pescado selvático llamado simplemente "Oscar", Tic Toc, nuestro Guía, había pescado, a cordel, 10 de ellos en solo 10 minutos, todo un record Guiness.

Saboreando un pescado "Oscar" en plena selva

El camino de regreso a la comunidad fue mas rápido debido que bajábamos el río, llegamos a San Martín de Tipishca cerca de las 4 pm, nos esperaban en el puerto Elvio Lomas junto a nuestros amigos de Casa Lupuna, bajamos nuestras cosas de la pequeña embarcación y nos instalamos en nuestros cuartos. Esta breve pero alucínate incursión hacia el corazón del Pacaya Samiria me dejo con la miel en los labios, con toda la intención y ganas de regresar lo antes posible, con mas tiempo y mejor preparado y a la vez poder recorrer esta increíble reserva por lo menos por una semana. En esta oportunidad el clima que vino acompañado de una plaga de zancudos, no tan comunes en esta época, hicieron que no disfrutáramos como hubiéramos querido el Pacaya Samiria, lo positivo de todo esto es que nos queda aún mucho por conocer y recorrer dentro de esta impresionante Reserva Nacional, dejándonos las puertas abiertas para una próxima, cercana y mas profunda visita.
Aún nuestro viaje no acababa, nos quedaban dos noches mas de convivencia con la simpática gente de San Martín de Tipishca.

Charito relajada recorriendo el río Samiria

Fotografiando, que mas se puede pedir

Nadando en el río Samiria

Nuestro campamento al pié de la Laguna de Atuncocha

Atardecer en Atuncocha

Martín Pescador en plena faena pesquera

Momento de Relax en el bote

6 comentarios:

  1. Genial dispatch and this mail helped me alot in my college assignement. Thanks you seeking your information.

    ResponderEliminar
  2. Hola Arturo, tu blog me parece fantástico a nivel personal (me encanta tu trabajo), pero también a nivel profesional. Me explico... Soy profesora de español en Francia, y me encantaría utilizar algunas páginas de tu blog como material de enseñanza en clase. He visto que tu blo está bajo licencia Creative Commons. Creo que puedo utilizarlo en clase, mencionando que tú eres el autor, por supuesto. ¿Me lo puedes confirmar? Muchísimas gracias. Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  3. Hola Pascale, como estas? con mucho gusto, utiliza las paginas que creas conveniente.

    Saludos desde Perú

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Arturo. Con mucho gusto voy a enseñar a mis alumnos, y por supuesto a mis compañeras profesoras, tus fotos y los textos que las acompañan tan bien. Saludos desde Francia.

    ResponderEliminar
  5. Hola Arturo : Te queria hacer una consulta , tenia pensado llegar el Mierc 08 Oct a Iquitos con mi esposa a las 17 pm y de alli enrumbar inmediatamente a Nauta , dormir en el Plaza Inn , luego al dia sgte realizar un fullday a la Reserva de Pacaya Samiria, no me importa iniciarlo 4.30-5.00 am , ver la mayor cantidad de animales posibles y flora tambien , regresar al final del dia a dormir a Nauta y al dia sgte enrumbar hacia Iquitos, es factible eso, conoces algun guia en pacaya samiria que me pueda contactar o algo asi , atento a tus comentarios , muchas gracias , saludos cordiales

    ResponderEliminar

Espero sus comentarios

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...