viernes, 4 de febrero de 2011

Un largo camino hacia el Colca (Cap 1)

Se acercaba el fin del año 2010 y, como nos pasa muy a menudo, no teníamos planes de fin de año. A esas alturas ya los pasajes aéreos estaban, literalmente, por las nubes. Desde hace muchos años tenía el bicho de hacer un viaje por tierra al Cuzco, y que mejor oportunidad que esta, se lo comente a Charo, mi esposa y nos embarcamos en esta nueva aventura. Mientras preparábamos nuestro plan de ruta, unos pocos días antes de partir, se unieron a nuestros planes dos amigos, Ale Gastañeta y José Andrés Rázuri, ya el team estaba listo.
La idea era ir por una ruta y regresar por otra, siempre que viajo por carretera busco hacer un circuito, no hay cosa mas pesada que ir y regresar por el mismo camino, vale la pena hacer mas distancia y tiempo de viaje a cambio de conocer nuevos lugares y nuevas rutas. En esta ocasión nuestro circuito sería Lima – Nazca – Arequipa – Colca – Cuzco – Chalhuanca – Nazca – Lima, teníamos solo nueve días para hacerlo, ni un día más.

Charo, Ale y José Andres en Pampas Cañahuas, camino al Colca

Partimos los cuatro la navideña tarde del 25 de diciembre cerca de las 6 pm, recorrimos los 450 km que nos separaban de Nazca en 5 horas, dormimos en esta pequeña ciudad y a las 8 am continuamos nuestro camino a través de la panamericana sur, pasamos el desvío a Marcota, Puerto Inca, Chala, y a la una de la tarde llegamos a Camaná, ahí nos esperaba un deliciosos y fresco ceviche de camarones en el restaurante El Cangrejo. Con la barriga llena y luego de hacer una larga sobremesa, subimos a la camioneta para continuar nuestro camino hacia Arequipa.
En Camaná la panamericana sur se introduce hacia los andes, son cerca de 180 km los que separan el litoral de la ciudad blanca. Nos tomo poco mas de dos horas llegar a Arequipa,. Cansados, luego de recorrer los 580 km que separan Nazca de Arequipa, nos instalamos en el hotel Casa Andina, echamos una pestaña, salimos a comer y con las mismas regresamos al hotel, había que madrugar por segundo día consecutivo.

Iglesia de Cayma, a la salida de Arequipa

Partimos temprano de Arequipa, el tráfico en la transitada Av. Del Ejercito sumado a que nos equivocamos de camino nos retrazó un poco. Nuestra ida, siempre buscando salir de lo convencional, fue tomar el camino antiguo hacia Chivay, pueblo principal del Valle del Colca. Lo habitual es ir por la nueva ruta de Yura, la cual esta totalmente asfaltada, nosotros nos fuimos por Cayma, la difícil, la mas complicada, pensamos que al ser menos transitada nos permitiría encontrar mayor cantidad de vicuñas entre otros animales.

Grupo de Vicuñas en Pampas Cañahuas

Pasamos la plaza principal de Cayma hasta llegar a la ruta que nos llevaría al Colca, al inicio estaba asfaltada, a los pocos kilómetros la empinada y serpenteante carretera, como por arte de magia, paso a ser una trocha llena de huecos y piedras. Seguimos subiendo por lo menos una hora cruzado entre los volcanes Misti y Chachani, cada cierto tiempo parábamos a tomar fotos, era parte del itinerario del viaje, ya la Reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca nos había dado la bienvenida.
La Reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca, a parte de poseer unos paisajes altoandinos impresionantes, dota de agua potable a la ciudad de Arequipa y abastece de agua a gran parte de las tierras cultivadas del departamento.

Solitaria Vicuña

Entre sus mas ilustres habitantes destacan vicuñas, guanacos, flamencos, zorros andinos, tarucas entre otras especies de mamíferos y aves. En representación del mundo vegetal, la yareta es una de las plantas que mas destaca dentro de la reserva. Esta extraña planta, que crece sobre los 3,500 msnm tiene forma de cojín, pero a diferencia de los cojines convencionales este es muy duro. Los campesinos de las alturas la utilizan como combustible, gracias a que posee muchas resinas. Años atrás, la yareta se utilizo en la industria minera artesanal y como combustible para ferrocarriles, es por ello que su población se redujo considerablemente, a ello hay que sumarle que la yareta tiene un crecimiento muy lento; una planta de mediano tamaño le puede haber tomado mas de un siglo llegar a esa dimensión.

Extraña Planta de la Yareta sobre los 4800 msnm

Dejamos atrás el largo ascenso hacia la puna hasta entrar a Pampas Cañahuas, altiplano ubicado a la espalda del Chachani. A estas alturas las condiciones del camino mejoraron increíblemente, andábamos cruzando esta extensa pampa a mas de 4000 msnm, hasta que, a medio camino, se nos cruzo una poblada tropilla de vicuñas, auquénido sudamericano muy apreciado por su fibra. La vicuñas es una animal silvestre el cual fue casi exterminado en los años sesentas y setentas por cazadores furtivos, quienes las mataban para sacarles su lana, (una vicuña solo produce 200 gramos de fibra al año). Gracias a las gestiones y empeño de la conservacionista Bárbara D'achille (asesinada brutalmente por terroristas a fines de los 80s) y del Señor Felipe Benavides (ex director del Parque de las Leyendas del Perú) se logró salvar esta maravillosa especie.

Fotografiando Vicuñas en Pampas Cañahuas

Vimos una gran cantidad de vicuñas en esta zona, a lo lejos llegamos a divisar la carretera asfaltada que viene desde Yura. Pocos minutos después hicimos contacto con ella. Paramos en la intersección de carreteras a comprar algunas viandas para el camino, si se sigue de frente se llega hasta Puno, nosotros tomamos un desvío hacia la izquierda que nos llevaría a Chivay, destino final del día.
La carretera esta en perfectas condiciones, realmente da gusto, yo estuve por estos lares hace 15 años y esta misma pista era un desastre, una señal mas que el país avanza.
A pocos kilómetros del desvío encontramos una pequeña trocha hacia la derecha que nos invitaba con un letrero a visitar las pinturas rupestres de Sumbay, ubicadas a escasos 3 kilómetros de la carretera, de muto acuerdo y sin dudarlo tomamos el desvío, poco rato después llegamos al pequeño pueblo de Sumbay, no había nadie, parecía un pueblo fantasma. Entre las rusticas casas de adobe destacaba una bonita iglesia y un riel de tren que partía el pueblo en dos. Caminamos unos minutos y nunca encontramos las pinturas rupestres, no había ninguna señal ni letrero en el pueblo, optamos por dar media vuelta y regresar por donde vinimos, una decepción.

Ale en Sumbay, buscando las pinturas rupestres que nunca encontramos

Continuamos devorando kilómetros y kilómetros de esta carretera, pasamos un sinuoso tramo hasta llegar a una larguísima recta que nos tomo varios minutos recorrer, el clima empezó a cambiar, comenzaron a caer las primeras gotas de agua desde el cielo. Llegamos a Taccra, paso de cordillera a 4800 msnm, pare unos minutos, con el permiso de los presentes, a fotografiar las famosas yaretas, descritas al inicio de este relato, hay muchas en Taccra y se merecían el esfuerzo, aunque siempre da flojera caminar bajo la lluvia y a 4800 msnm, son gajes del oficio.
Continuamos nuestra ruta, en Taccra empieza el descenso a Chivay, eran decenas de curvas con las que lidiábamos en el camino, los derrumbes en ciertas partes del camino y la lluvia torrencial que se desató, complicaron, aún mas, el camino. Un solitario flamenco, parado al lado de la vía, nos adorno y alegró por unos minutos la ruta.

Solitario Flamenco en la ruta hacia Chivay

Demoramos 5 horas en recorrer los 150 km que separan la ciudad de Arequipa de Chivay, partimos a las 9 am y llegamos a as 2 pm, el clima no cambio, llovió, llovió y llovió lo que quedo de la tarde, aprovechamos para descansar en el bonito hotel Casa Andina de Chivay. Solo nos quedaba cruzar los dedos para que el mal tiempo no se prolongara hasta la mañana siguiente y no nos empañara nuestro esperado recorrido por el Valle del Colca y sus milenarios pueblos.

Cruzando el Abra de Taccra

6 comentarios:

  1. siempre bacanes tus post Arturo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. sumbya el publo fantasma yo me ubiese quedado aver que sucedia

    ResponderEliminar
  3. Hola,
    ¿Me puedes decir que coche llevabais para recorrer el cañon del colca?

    ResponderEliminar
  4. Hola,
    ¿Me puedes decir que coche llevabais para recorrer el cañon del colca?

    ResponderEliminar

Espero sus comentarios

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...