miércoles, 1 de septiembre de 2010

Tupe, pueblo milenario y único en medio de los andes limeños

Hace muchos años oí hablar de el pueblo de Tupe, ubicado tan cerca y a la vez tan lejos de la ciudad de Lima. En esos tiempos para llegar había que caminar desde el pueblo de Catahuasi cerca de 10 horas, motivo suficiente por el cual iba aplazando constantemente mi viaje y las ganas de conocer el interesante pueblo de Tupe.
Tres meses atrás, revisando el libro sobre rutas cercanas a Lima escrito por Rafo León me reencontré después de muchos años con el nombre del pueblo Tupe, leyendo un poco me enteré que hace unos 5 o 6 años ya existía una carretera que llegaba hasta el pueblo de Aiza, a solo 6 km de Tupe, nuevamente me comenzó a dar vueltas en la cabeza este nombre y las ganas de conocerlo, decidí visitarlo apenas aparezca una oportunidad.


Pueblo de Tupe al pie del Cerro Tupinachaca


Salimos un sábado por la tarde con destino al sur de Lima, Charo, mi hermano Gonzalo, Sven Wallin y Matty Gayoso. Para llegar a Aiza hay que tomar, a la altura de Cañete, el desvío a Lunahuaná, pasar este pueblo (km 40) conocido por sus camarones, vinos y por ser cuna de ciertos festivales de deportes de aventura. Luego debemos pasar el pueblo de Catahuasi (km 80), hasta este punto la pista esta asfaltada, en muy buenas condiciones, solo hay que tener cuidado debido a que por zonas es muy estrecha y no pasan dos autos a la vez, hay que manejar despacio y con mucha precaución.
Dos kilómetros después de Catahuasi encontramos el desvío a Aiza, un pequeño letrero que nos indica la entrada, desde ahí la carretera es afirmada y de regulares condiciones, es preferible subir en una camioneta. La distancia del desvío hasta Aiza es de 14 km que se recorren en cerca de 45 minutos.


Sven, Matty, Gonzalo, Charo y Arturo en Aiza antes de partir


Llegamos a Lunahuaná cerca de las 8 pm, todos los hospedajes andaban full debido a que estábamos en un fin de semana largo, cuando ya nos resignábamos a buscar un lugar para armar nuestras carpas nos datearon sobre un pequeño hostal, Los Madueño, donde conseguimos un par de cuartos. Aprovechándose la ley de la oferta y demanda nos cobraron exagerados 100 soles por habitación, excesivo precio para la sencillez y austeridad del los cuartos.
Nos levantamos temprano y cerca de las 7 pm partimos con destino a Catahuasi, nos tomo 1 hora desde Lunahuaná y 45 minutos mas recorrer los 14 kilómetros a Aiza. 500 metros antes de llegar al pueblo nos paró un señor ofreciéndonos información para llegar a Tupe. Dejamos nuestra camioneta al pie de la casa del Sr. Galindo, el mismo nos alquilo 3 burros para llevar nuestras cosas y con las mismas iniciamos la caminata, pasamos rápidamente el pueblo de Aiza (2400 msnm), los 6 km del camino de herradura que separa Aiza de Tupe no son muy difíciles, las ¾ partes de la ruta presenta pequeños desniveles, es de una exigencia menor, lo mas fuerte viene en la última cuarta parte del recorrido, hay que subir un zigzag de aproximadamente 600 mts de largo bastante empinado, donde uno se tiene que exigir al máximo. Terminando esta parte el resto del camino sigue en asenso pero con una inclinación menor, algo que dificulta un poco el recorrido es el alto porcentaje del piso pedregoso, por lo demás es una caminata de una exigencia mediana, la cual con algo de físico y bastantes ganas lo podría hacer.


Señora con traje típico de Tupe arreando sus burros


Unimos ambos pueblos en alrededor de 2 horas, al llegar a Tupe nos encontramos cara a cara con un lugar diferente a cualquier otro pueblo de nuestro país, Tupe guarda un secreto poco conocido por la gran mayoría de nuestros compatriotas, posee un idioma milenario que se habla únicamente aquí, por si fuera poco las mujeres de Tupe visten con un traje muy distinto a las chompas y polleras que acostumbramos a ver el nuestra serranía, su traje típico es único en el país.
Tupe es un pueblo lleno de contradicciones, un pueblo con una realidad bastante dura pero a la vez con una gente y una historia maravillosa. Ubicado a 2830 msnm, bajo la sombra del cerro Tupinachaca, Tupe es un pueblo principalmente ganadero, la agricultura es limitada, producen principalmente para el autoconsumo, siendo la papa, el maíz y la oca parte importante en la dieta de los tupinos.


Señora Tupina en la Plaza de Armas



Manos de Anciana Tejedora


Definitivamente lo que mas característico del pueblo de Tupe es su lenguaje, el Jaqaru, cuyos orígenes se remontan a mas de 2,000 años atrás, es mas antiguo que el aymara y que el quechua imperial, Tupe es la única población del país donde se habla este lenguaje ancestral. El Jaqaru es una lengua hermana del aymara (hablado por millones de personas en Perú, Bolivia, el norte de Chile y Argentina) y del kawki (lengua casi extinta). Si bien el Jaqaru era hablado hace muchos años por miles de personas en algunas regiones del centro del Perú, hoy, su habla, se ha reducido a la población de Tupe y a alguno de sus anexos.


Iglesia de Tupe, al lado derecho se nota el campanario caído en el terremoto del 2007


El distrito de Tupe no pasa los 700 habitantes, es bilingüe, todos hablan castellano y gran parte el Jaqaru, que en el colegio del pueblo se enseña como lengua materna. Ancianos, adultos, jóvenes y niños hablan y bromean en este extraño idioma.
Otro rasgo que caracteriza a la población tupina es su vestimenta, si bien el traje típico milenario de las mujeres en Tupe solo lo utilizan en ocasiones especiales y casi no se ve, desde los años sesenta las mujeres y niñas de tupe visten con unas telas tipo escocesas, donde predominan los colores rojo y negro, dos fajas atadas a la cintura y un tipo de pañuelo o turbante de color oscuro en la cabeza. Cuentan que hace muchos años una estudiante extranjera llego a estas tierras con una vestimenta similar a la que hoy visten, las señoras quedaron prendadas del colorido y la belleza del vestuario y optaron por copiarlo. Es muy difícil encontrar alguna mujer del pueblo que no vista este llamativo traje.


Señora tupina camino al cementerio


Tupe es un pueblo pobre, muy golpeado en los años ochentas por el terrorismo, Sendero Luminoso fue autor de varios asesinatos de autoridades y pobladores de este apacible lugar. En agosto del 2007 el terremoto que sacudió Pisco e Ica tuvo un fuerte impacto en Tupe, mas del 50% del pueblo se cayó, incluyendo el colegio, ya restaurado y el campanario de su antigua y hermosa iglesia, la cual aún se puede observar caída a un lado de la Plaza de Armas.


Simpáticas niñas de Tupe


Lo primero que hicimos al llegar a Tupe fue buscar la plaza, algo que siempre hago al llegar a cualquier pueblo, al principio da la sensación de ser un pueblo abandonado, poco a poco se asoman los hombres, mujeres y niños. Tomamos un refresco en una de las dos bodegas del pueblo y nos invitaron a bajar al campo al lado del Centro de Salud de Tupe, ahí debíamos armar nuestras carpas en un pacifico lugar al lado del río Tupe, constantemente visitado por vacas, burros y caballos que los pobladores de Tupe lleva a pastar.


Burro adornado con collar y aretes, muy típico en los animales de Tupe

Armamos las carpas y nos tiramos a descansar en el pasto, cocinamos unos Ramen de ley y matamos el tiempo conversando, por la tarde dimos una vuelta por el pueblo, la tarde empezó a enfriar, nos abrigamos bien, preparamos unas sopitas calientes y cerca de las 9 pm nos fuimos a dormir.
El idioma y la vestimenta de Tupe no son sus únicos atractivos, al pie del cerro Tupinachaca se ubican unas chulpas un poco deterioradas, algunas pinturas rupestres y un paisaje rocoso impresionante, para llegar hay que caminar poco mas de una hora por un empinado y exigente camino.


Atardecer en Tupe


Otro sitio interesante en el poblado de Tupe es su cementerio, fuertemente afectado por el último terremoto. El cementerio está ubicado en la parte alta del pueblo, para llegar hay que subir unas largas escaleras de piedra, la vista del pueblo y sus alrededores desde este punto compensa el esfuerzo.


Señora Tupina


Partimos de regreso hacia Aiza alrededor de las 11 am, la caminata fue sencilla, bajamos relajados disfrutando de los bellos paisajes que nos regalaba el camino. Demoramos una hora y media en bajar, llegamos a la camioneta, subimos nuestros bultos y emprendimos rápidamente el camino de regreso a Lima, contentos y aun sorprendidos de este lugar tan lleno de historia y cultura, una experiencia muy distinta a la vivida en cualquier otro lugar del país.


Anciana de Tupe


Flores en los alrededores del cementerio


Burritos


Charo, Matty y Sven en el campamento


Joven tupina



9 comentarios:

  1. Muy interesante Arturo...te felicito por tu blog y por tus reportajes....y sobre todo por lAS MAS DE 30 MIL VISITAS !!!!!
    Yo he andado mucho por la zona del alto cañete, Zuñiga, Pacaran, Catahuasi, Tinco Allis, Huancaya,etc. y nunca escuche hablar de Tupe !!!
    Leyendo tu reportaje me acorde de un pueblo que te recomiendo mucho visitar....se llama QUEROS;
    Esta en la sierra de Cusco, cerca del limite con el parque naciona del MANU....y se dice que los pobladores son descendientes directos de los Incas.....lo cierto es que hablan solo quechua, se visten y viven como sus antepasados y tengo entendido que es un lugar que impresiona mucho !!!
    Me gustaria ir algun dia....quiza me organize para el proximo año en Agosto...igual podemos ir juntos...se lo comentas a tu hermano Gonzalo y lo miramos !!
    Un abrazo
    El Ñato

    ResponderEliminar
  2. Gracias compadre por el dato de Cuzco, nunca habia escuchado hablar de ese lugar, será motivo para visitarlo algún día. De hecho pasanos la voz si tienes planeado ir el proximo año, para ver si nos apuntamos.
    un abrazo
    Arturo

    ResponderEliminar
  3. Alucinante, Tupe es realmente alucinante ... desde que checkeaste mi blog quize revisar el tuyo pero el explorador que tenia se colgaba, y ahora que lo veo me impresiona. Y lo que comentó Ñatotours me pareció casi increíble ... espero poder visitar pronto Tupe y en algún futuro no muy lejano el pueblo de Queros. Excelente tu blog, un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Asi es Alberto, vale la pena visitar Tupe, es un destino relativamente cercano y los costos para llegar son bajos, apenas tengas un tiempo te recomiendo dar una vuelta por ahi. Ya me dieron ganas de conocer Queros, buen dato el del Ñato.
    un abrazo y a seguir recorriendo el Perú
    Arturo

    ResponderEliminar
  5. Hola.
    Disculpa que te escriba como un comentario...
    Queria ofrecerte la posibilidad de intercambiar enlaces con tu blog
    Si te interesa puedes puedes poner un enlace en COCHES DE OCASION Esta abajo de todo PON TU ENLACE que está abajo del todo)
    Muchas Gracias por tu tiempo...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Hola Arturo; siempre viajando x tu blog, encontré este lindo relato. Sorprende no ver hombres en ninguna de las fotos de Tupe....
    Un fuerte abrazo, Jaime

    ResponderEliminar
  7. HOLA SOY ESTUDIANTE DE TURISMO ASI PUES QUE TAL IRIA EL TURISMO VIVENCIAL EN TUPE?

    ResponderEliminar
  8. Hola que recomiendas llevar para ir de camping a Tupe, me encanto tu blog.

    ResponderEliminar
  9. Hola que recomiendas llevar para ir de camping a Tupe, me encanto tu blog.

    ResponderEliminar

Espero sus comentarios

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...