martes, 30 de noviembre de 2010

Galápagos: Isla Isabela, un buen comienzo (Parte 1)

Hace poco mas de tres meses, buscando novedades por el Internet, encontré una oferta por inauguración de los vuelos de Lan Perú hacia las Islas Galápagos, la oferta era mas que tentadora. Con el temor de perder la oferta, rápidamente revisé mi calendario, escogí los días para viajar y me embarque, casi a ciegas, en comprar los pasajes, luego ya vería como organizaba el viaje.
Partimos Charo y yo desde Lima en un vuelo de 1 hora y 40 a Guayaquil, obligadamente teníamos que pasar una noche en esta ciudad ecuatoriana. La sorpresa fue grata, no había tenido la oportunidad de estar antes en Guayaquil, encontré una ciudad ordenada, un gran y moderno malecón de casi 4 kilómetros de largo (malecón 2000) y un interesante proyecto hecho realidad en el barrio Las Peñas, donde el municipio rescató y remodelo las casa de este humilde barrio y lo convirtió en un bonita y entretenida calle llena de restaurantes y bares. Para recorrerlo todo hay que ascender 444 escaleras, en la parte alta encontramos un gran faro y una pequeña capilla.


Puerto Ayora - Santa Cruz, Poblado Principal de las Islas Galápagos


La mañana siguiente, muy temprano, partimos de Guayaquil a el aeropuerto de Baltra, en Galápagos, previo pago de 50 dólares por derecho de entrada a las islas (normalmente es 100 pero por ser de la comunidad andina salió la mitad, es la primera vez que tener pasaporte peruano me da una ventaja al viajar).
Nuestra primera parada fue Puerto Ayora, pueblo principal de la Isla Santa Cruz y de todo el archipiélago de las Galápagos. Teníamos en mente viajar ese mismo día a la Isla Isabela, la mas grande de las Galápagos, nos dio el tiempo para almorzar un rico ceviche mixto "a la peruana" en el restaurante "The Rock". A las 2 pm tomamos la lancha que nos llevaría a Isabela.
Isla Isabela, Volcanes y un primer contacto con la naturaleza
Llegamos luego de 2 horas y media después de un movido viaje por las aguas del pacifico, de los 16 pasajeros del bote, 7 terminaron vomitando, el viaje no fue del todo agradable.


Flamencos en la Laguna Salinas, al frente del Hotel Las Lagunas

Desembarcamos en Puerto Villamil, el pueblo principal de Isabela, con 2,200 habitantes es el tercero mas poblado de Galápagos. Nos hospedamos en el Hotel Las Lagunas, un hotel nuevo, un poco caro para lo que es, pero con una gran ventaja, desde la terraza uno puede observar la laguna Salinas, la cual esta poblada de manera regular de unos hermosos y rosados flamencos.
La Isla Isabela es la más extensa del Archipiélago con más de 4.588 km² de extensión, que en total corresponde al 60% de la superficie de todas las islas en Galápagos. El nombre de Isabela se debe a la Reina Isabel de Castilla, la cual propició y financió el viaje de Cristóbal Colón. La forma de la isla, la cual se asemeja a un caballito de mar, se debe a la fusión de seis grandes volcanes en una sola masa.


Atardecer en Playa de Puerto Villamil, Isla Isabela

Contemplamos un buen rato a los flamencos al frente del hotel, vimos el atardecer en la playa, comimos unas pizzas en la pizzería "El Delfín" donde conversamos largo y tendido con los dueños del local, una simpática pareja de "Colonos" (así se les llama a la gente nacida en Galápagos), nos contaron que en los noventas y principios de la década del 2000, la única televisión que llegaba por estos lares era la peruana y se conocían a todos los personajes de nuestra nutrida y alicaída televisión nacional, tanto así que la misma Susy Díaz llegó alguna vez a esta isla a hacer un show, algo poco creíble pero cierto.
Nos levantamos muy temprano, nos esperaba un día muy activo, nuestro primer destino sería el Volcán Sierra Negra y el Volcán Chico. Partimos aproximadamente a las 7 y 30 am desde Puerto Villamil en una camioneta, luego de 40 minutos de camino llegamos al punto donde se inicia el recorrido, Santo Tomás.


En el Cráter del Volcán Sierra Negra, el Segundo mas Grande del Mundo


Subimos al volcán en compañía de una pareja de españoles y una de argentinos, el ascenso no es muy fuerte, lo mas complicado de la primera parte del trayecto es la tierra muerta que cubre el piso, con cada pisada se levanta y esta ingresa, sin pedir permiso, dentro de las fosas nasales, boca, orejas y ojos, a eso hay que agregarle que muchos optan en subir a caballo, los cuales levantan mucho mas polvo que los humanos y dificultan aún mas el camino.


Las paredes del volcán Sierra Negra evitan que la neblina proveniente del sur pase


Recorrimos cerca de 5 kilómetros hasta llegar al enorme cráter del Sierra Negra, el segundo cráter mas grande del mundo, el cual tuvo su ultima erupción en octubre del año 2005. La ladera de este volcán sirve como una gran muralla que no deja pasar la neblina del lado sur de la isla, desde este punto uno observa como la densa neblina trata de pasar y no puede, al caminar se siente y observa lo mismo, como por arte de magia se pasa de un clima húmedo y frío a un sol resplandeciente y calcinante.
Seguimos nuestro camino hasta el Volcán Chico, el cual no llega a ser exactamente un volcán, es una irregular explanada con diversas fisuras, donde encontramos escoria y restos de lava.


Escoria recogida del suelo de "Volcán Chico"

El recorrido total de este trekking fue de 15 kilómetros, si bien no se llega a ver mas que algunas aves en el trayecto, el paisaje es increíble, valió la pena el esfuerzo. En los días despejados, desde el cráter del Sierra Negra se llegan a divisar los otros 5 volcanes de la isla.


Vista de la Isla desde la cima del volcán Sierra Negra


Llegamos cansados y llenos de tierra a Santo Tomas, ahí nos esperaba la camioneta, teníamos que disfrutar al máximo nuestra visita a la Isla Isabela, así que paramos unos 20 minutos en el hotel a lavarnos y de paso sacar nuestra ropa de baño y nos dirigimos al puerto del pueblo, debíamos tomar una lancha por 10 minutos para visitar el islote de "Las Tintoreras". Este lugar, cubierto en su mayoría por piedra volcánica, tiene un sendero de poco mas de un kilómetro el cual recorre gran parte del islote. Se le conoce como "Las Tintoreras" debido que en las grietas cercanas al a isla reposan gran cantidad de tiburones aleta blanca, también conocidos como tintoreras, a estos escualos se le pueden observar desde tierra firme.


Iguana Marina en "Las Tintoreras"


En "Las Tintoreras" encontramos dos playas de arena blanca, habitadas mayormente por lobos marinos y una de arena negra. Lo que abunda en esta pequeña isla son las iguanas marinas, uno debe andar con mucho cuidado para no pisarlas, están por todos lados y no son capaces de moverse para dejarte pasar, ni se inmutan con la presencia humana. Este lugar es considerado como uno de los principales lugares de anidación de estas increíbles y únicas iguanas, endémicas de las Islas Galápagos.


Tortuga de Mar en "Las Tintoreras", Haciendo mis pininos en fotografía submarina


Terminado nuestra vuelta por "Las Tintoreras" rematamos haciendo snorkel al pie del islote, era nuestra primera inmersión en las aguas pacificas de Galápagos y la experiencia no pudo ser mejor, nadamos con tortugas marinas, pingüinos, rayas y con un escurridizo lobito de mar, un excelente comienzo para todo lo que aún nos quedaba por descubrir en Galápagos.
Regresamos al atardecer al hotel, comimos unas carnes en el restaurante "El Faro" y agotados nos fuimos a dormir, la lancha partía hacia Santa Cruz a las 6 am.

El viaje recién empieza…


Planta endémica de las Islas Galapagos



Pequeña lagartija reposando sobre la una gran iguana marina


Subiendo al volcán Sierra Negra



2 comentarios:

  1. Linda y enriquecedora experiencia Arturo. Felicitaciones, buenas fotos. Jaime

    ResponderEliminar
  2. Gracias Jaime, fue un viaje increíble, esta es solo la primera parte.

    un abrazo

    ResponderEliminar

Espero sus comentarios

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...