martes, 24 de septiembre de 2013

Pucará: Tierra de Simpáticos y Tradicionales “Toritos”


Salimos de el hermoso “Cañón de Tinajani” bordeando las 11 de la mañana con dirección a Juliaca. No queríamos dejar de visitar el pueblo de Pucará, el cual se encuentra al borde de la carretera y es famoso por sus simpáticos “Toritos de Pucará”.

"Toritos de Pucará"
Luego de 50 km llegamos. La primera parada fue una plaza aledaña a la Plaza de Armas donde era evidente que habíamos llegado a nuestro destino. Nos dieron la bienvenida 3 enormes y coloridos “Toros de Pucará” los cuales adornaban la plaza.

Gran "Torito de Pucará" en Plaza

Andamos un par de cuadras mas y llegamos a la Plaza de Armas donde luce, en uno de sus cuatro lados, la iglesia de Santa Isabel de Pucará. Esta hermosa iglesia, de estilo barroco, fue construida por misioneros jesuitas en el año 1767.

Iglesia de Santa Isabel de Pucará

La fama mundial que ha ganado el Pueblo de Pucará es gracias a sus simpáticos “toritos” los cuales no fueron precisamente creados en este lugar. En la época precolombina artesanos de la comunidad de Cheqa Pupuja fabricaban diversas piezas de cerámica para los conquistadores españoles asentados en el sur del Perú colonial, una de esas piezas fueron los mencionados “toritos”.

Detalle de "torito" sobre el fondo de la pared de la iglesia

Los “toritos” adoptaron el nombre del pueblo de Pucará debido a que por este lugar, en aquellos tiempos, pasaba el tren, lo que volvió al poblado el principal centro de comercialización de esta peculiar y a la vez clásica artesanía.

Pueblo de Pucará visto desde
los restos arqueológicos de Kalasaya

Se cuenta que el curioso “torito” apareció en escena gracias a una antigua fiesta religiosa española en la cual se adornaba un toro vivo con flores y lazos, de ahí surge la decoración de la cerámica con rosetones y círculos alegóricos en el pecho. Se le hacia incisiones en la frente y en el cuerpo utilizando su sangre, mezclada con chicha, como ofrenda a la pachamama (madre tierra). A ello se debe que se representa al torito con la lengua afuera lamiendo la sangre, la cola enroscada representado su fuerza y el vigor.

Posando con "Torito" de gran tamaño

Hoy en día, el “Torito de Pucará”, es un símbolo de suerte y prosperidad, tanto en la marcación de ganado (como símbolo de procreación de los rebaños), la felicidad de los matrimonios, la fertilidad de los hogares y el cuidado de las casas. Es por ello que lo encontramos sobre los techos de las casas, en muros, portones y diversos lugares en gran parte de la serranía sureña del Perú.

Los "Toritos de Pucará" traen suerte a las casas y al matrimonio

Luego de largos minutos en la Plaza de Armas avanzamos unos cuadras hasta llegar al el taller de un artesano fabricante de “toritos” donde, amablemente, el artista nos contó y mostró como los producía. El primer paso es poner la arcilla en  moldes de diversos tamaños, luego los introduce en un horno entre los 800° C a 900° C por 24 horas. Una vez horneados se le hacen algunos acabados, luego son decorados y pintados para terminar, nuevamente, en el horno por 4 o 5 horas mas.

Artesano de Pucará

Después de observar como hacían por decenas los “Toritos de Pucará” partimos hacia la parte alta del pueblo, queríamos visitar el complejo arqueológico de Kalasaya o Pucará antes de partir.

"Toritos" secando al sol

Kalasaya fue edificada alrededor del año 200 a.C. por antiguos pobladores del altiplano del Titicaca. Destacan dos tipos de arquitectura dentro del complejo, una de características monumentales, de probable función ceremonial, y otra rústica y simple las que se cree que fueron viviendas.

Restos arqueológicos de Kalasaya

Dentro de Kalasaya encontramos 3 plazas hundidas en forma de herradura y construidas con piedras de color rojo y blanco. Asimismo en el lugar se ubican 4 cámaras funerarias que contenían restos humanos junto a objetos de oro y plata.

Kalasaya data del año 200 a.C.

Las evidencias dejadas por los Pucará son típicas e inconfundibles donde destaca en trabajo en piedra y cerámica que representan seres mitológicos muy estilizados con motivos geométricos e imágenes estelares y terrenales como sapos, lagartos y serpientes.

"Toritos de Pucará" junto a torreón de la
iglesia de Santa Isabel

Salimos de los restos arqueológicos de Kalasaya con dirección a Lampa no sin antes comprar unos “Toritos de Pucará” de recuerdo y de comernos un exquisito “Kankacho de Ayaviri”. El día se nos iba acortando y aún nos faltaba visitar el hermoso pueblo de Lampa, conocido como “La Ciudad Rosada” o “Ciudad de las 7 Maravillas”.

No puedo negar que valoro mucho más al “Torito de Pucará” que hoy adorna la sala de mi casa.

Moldes de 'toritos" en casa de artesano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espero sus comentarios

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...