viernes, 16 de enero de 2009

Tambopata - Candamo: El Pulmón Natural del Perú

* Artículo escrito para la revista virtual española FOTONATURA.COM

Reserva Nacional Tambopata Candamo - Madre de Dios

La Reserva Nacional de Tambopata-Candamo, es considerada como la zona con mayor biodiversidad del mundo, y posee varios récords mundiales en variedades de especies. Es un lugar fascinante, un verdadero paraíso para cualquier fotógrafo aficionado o profesional, donde se convive con la naturaleza más pura. Una experiencia que nunca se olvidará. Mamíferos, aves, reptiles, flores, árboles, ríos, batracios, insectos y peces nos esperan.
La Reserva Nacional de Tambopata-Candamo esta ubicada en la selva amazónica del Perú, en la parte sureste del mapa, entre los departamentos de Madre de Dios y Puno. Fue creada en el año 1990 y abarca una superficie de 1,5 millones de hectáreas en las cuales se protege una incalculable diversidad de fauna, flora e impresionantes paisajes.
Esta reserva es uno de los escasos muestrarios de megadiversidad existentes y es considerado el sector más rico en toda la biosfera de la Tierra. En Tambopata-Candamo conviven 11 tipos de bosques y las diferentes especies identificadas alcanzan cifras impresionantes, verdaderos récords mundiales en biodiversidad. Así, podemos encontrar 592 especies de aves, 103 de mamíferos, 152 de libélulas, 135 de hormigas, 127 de anfibios, 94 de peces, 74 de reptiles, 40 de termitas y 39 de abejas. Se dice que en un sólo árbol ubicado en Tambopata se hallaron más especies de hormigas que las existentes en toda Gran Bretaña.Pero llegar a este paraíso natural no es fácil. Se tiene que viajar a Lima y luego tomar un vuelo comercial de aproximadamente dos horas a Puerto Maldonado, capital del departamento de Madre de Dios, haciendo una escala previa en Cuzco. En Puerto Maldonado hay empresas de todo tipo que ofrecen transporte a la reserva, desde las formales y caras que cuentan con albergues para hospedaje camino a la reserva, hasta las informales y baratas, la mejor opción para aquellos viajeros que prefieren acampar. Si se piensa viajar con equipo fotográfico, indudablemente la mejor opción es la primera.
La aventura comienza surcando el río Tambopata y toma, aproximadamente, 8 horas de viaje hasta la llegada a la entrada misma de la reserva. No llevar una cámara fotográfica a mano durante este trayecto sería un pecado ya que, a orillas del río se pueden ver las más diversas especies de mamíferos, reptiles y aves, y la oportunidad de una maravillosa fotografía se puede presentar en cualquier momento. Podría, por ejemplo, sorprenderlo un gran grupo de capibaras (Hydrochaeris hydrochaeris) —considerados los roedores más grandes del mundo—, aves de los más llamativos colores, caimanes y, si tiene suerte, tal vez podría cruzarse en su camino una sachavaca (Tapirus terrestris) o hasta un enigmático jaguar (Panthera onca). Eso sí, las salpicaduras de agua son frecuentes, por lo que es recomendable llevar bolsas impermeables para proteger los equipos y así evitar que éstos se arruinen.

Variedad de Mariposas en la Rivera del Rio Tambopata

Ya dentro de la reserva hay mucho por hacer. Como fotógrafo, uno puede contactar con empresas que brindan todo tipo de facilidades —algunas hasta ofrecen los servicios de asistentes que conocen muy bien la selva— dependiendo del presupuesto disponible. Rainforest Expeditions es la única empresa que está dentro de la reserva y, además, tiene un albergue en una zona llamada Infierno, a dos horas de Puerto Maldonado, donde normalmente pasan la noche los turistas que van hacia el albergue ubicado dentro de la reserva. La zona de Infierno, sin quedar dentro de la reserva de Tambopata-Candamo, es sumamente interesante. Allí, a media hora en bote y 20 minutos de caminata, existe una cocha llamada Tres Chimbadas. Se le llama cocha ("laguna" en quechua) a los brazos del río que, al cambiar de curso, quedan aislados. En Tres Chimbadas uno puede navegar a bordo de un catamarán a remos. En este lugar vive una familia de lobos de río (Pteronura brasiliensis), también conocidos como nutrias gigantes, especie en alarmante peligro de extinción, y que, con suerte, uno puede tener lo suficientemente cerca como para sacar excelentes fotografías. También en esta laguna uno puede fotografiar caimanes y varias especies de aves, de las cuales destaca por su rareza el hoatzín o shansho (Opisthocomus hoatzin), un ave que se alimenta casi exclusivamente de hojas y brotes de plantas que crecen en los pantanos. Debido a su aspecto físico y costumbres, algunos científicos pensaban que era el eslabón perdido entre los pájaros primitivos y los de hoy en día. En Infierno también se pueden ver varias especies de primates, aves, batracios, reptiles, etc., y cuenta con una torre de andamio de casi 40 metros, muy segura, desde donde se tiene una vista impresionante de las copas de los árboles y el río, a la vez que se pueden ver aves y diferentes variedades de monos en ramas cercanas a la torre, además de contemplar el amanecer y atardecer, que desde este lugar es fascinante.
Ya en la Reserva de Tambopata-Candamo uno puede instalarse en el albergue ubicado muy cerca de una collpa (palabra que en el idioma quechua significa “tierra salada”), paredes de arcilla color naranja al pie del río, ricas en minerales, de donde muchos de los animales que habitan en esta selva obtienen las sales y minerales indispensables en su dieta. Existe una hipótesis que dice que esta arcilla sirve como una especie de antídoto para ciertos animales que la ingieren para contrarrestar las toxinas presentes en los frutos que suelen comer.

Mono Ardilla o Saimiri

La Espectacular Fauna

Pero lo más impresionante de la Collpa de Tambopata son los guacamayos (también conocidos como papagayos). Todas las mañanas, si no está lloviendo, bajan desde lo alto de los árboles, por turnos, diferentes especies de loros y guacamayos. Primero bajan las especies más pequeñas y luego los guacamayos, de los cuales destacan, por sus llamativos colores, tres: el escarlata (Ara macao), el azul y amarillo o boliviano (Ara ararauna) y el comunmente llamado guacamayo cabezón (Ara chloroptera). Es entonces cuando este lugar se convierte rápidamente en un espectáculo natural alucinante, en donde centenares de aves llenan todo de color y sonido. Para fotografiar este show hay que tener relativa suerte que dependerá del cauce del río (por la distancia de la orilla a la collpa) y de los cambios naturales que varían la collpa cada cierto tiempo. A veces se pueden construir escondites en la parte alta de la collpa, a donde se llega a través de una trocha. Por otro lado, uno puede caminar aproximadamente 45 minutos y llegar a una zona llamada El Aguajal, famosa por sus palmeras en las cuales anida el guacamayo azul y amarillo. Aquí existe una torre de andamio de unos 25 metros de altura y de donde se tiene una vista privilegiada de las palmeras muertas donde habita este guacamayo.

Guacamayo Escarlata (Ara Macao)

Dentro de la reserva existe un centro de investigación llamado TRC (Tambopata Reserch Center) donde dentro de otros proyectos, destaca el de conservación de guacamayos, proyecto que me dio la oportunidad de visitar por primera vez esta maravillosa reserva en el año 1993. Este primer viaje, de dos meses como asistente de campo del proyecto de guacamayos, fue clave para descubrir mi pasión por la fotografía (aún era estudiante de comunicaciones) y sobre todo mi pasión por la naturaleza. Creado a finales de los ochenta, el proyecto se encarga, entre otras cosas, de colgar nidos artificiales (hechos en principio de palmera, luego de madera y por último de tubos de PVC —plástico—) en algunos tipos de árbol donde acostumbran a anidar los guacamayos. Esto se debe a la escasez de nidos naturales existentes en la zona. Estos nidos han tenido un éxito rotundo y ahora son utilizados en diferentes países de América. Por otra parte el proyecto rescata huevos que están destinados a no eclosionar debido a que estas aves sólo se dan abasto para alimentar a un máximo de dos pichones (el 99% de los casos sólo sobrevive uno) y ponen hasta cuatro huevos. Los huevos sobrantes son colocados en una incubadora y eclosionan en el albergue. Una de las cosas más interesantes es que los guacamayos que nacen dentro del proyecto viven libres al ser adultos, pero a la vez se han acostumbrado a los hombres, así que es normal encontrarlos de visita en los alrededores del albergue y no hay que asustarse si al caminar por ahí un colorido guacamayo se le percha en el hombro.

Tortuga Taricaya

Al caminar por la red de trochas abiertas entre la selva uno puede encontrar diversidad de fauna, lógicamente dependiendo del factor suerte. Otro factor importante al salir de caminata fotográfica son las horas del día. Lo ideal es salir o muy temprano o al atardecer, aunque no sería casualidad encontrar alguna especie interesante al mediodía. Pero lo más sorprendente de este lugar es que por más que uno recorra una y otra vez la misma trocha, siempre aparecen especies diferentes para fotografiar.
Para un fotógrafo, el mayor problema que puede presentarse dentro de la selva es la luz, ya que, aunque el día sea despejado y con un sol radiante, sólo del 10% al 15% de la luz pasa a través de los árboles de mas de 50 metros de altura. Por tanto, es indispensable andar con un buen flash, utilizar película lo más sensible posible y, sobre todo, andar siempre alerta a cualquier movimiento, porque en el momento menos esperado puede encontrarse cara a cara con algún gran mamífero o ser sorprendido por una colorida culebra.

Rana Arbolicola Nocturna

En esta selva es común ver muchos tipos de primates, de los que destacan el mono aullador o coto mono (Aloatta seniculus), el machin negro (Cebus apella), el maquisapa o mono araña (Ateles paniscus), el fraile (Saimiri sciureus) y el musmuqui o mono nocturno (Aotus nigriceps). También podemos encontrar, entre otros mamíferos y si la suerte nos acompaña, al oso hormiguero (Mymecophaga tridactyla), la tamandúa (Tamandua tetradactyla), el oso perezoso (Bradypus variegatus), el sajino (Tayassu tajacu) y felinos como el ya mencionado jaguar (Panthera onca), el ocelote (Felis pardalis) o al puma (Felis concolor), así como una variedad incalculable de batracios, roedores, murciélagos, reptiles e insectos.La Reserva Nacional de Tambopata-Candamo es un paraíso para cualquier fotógrafo aficionado o profesional, y en caso de que se anime a visitarla, la mejor época es entre los meses de mayo y octubre (época seca), aunque tendrá que estar preparado para temperaturas que bordean los 40 grados, llevar un buen cargamento de repelente y vacunarse contra algunas enfermedades tropicales. Es importante para la comodidad del viaje contactar por Internet con alguna agencia seria o sino hacer el contacto desde Lima. Por estos lares han desfilado fotógrafos de la talla de Frans Lanting (a quien tuve la suerte de conocer y convivir con él por un mes), así como importantes cadenas televisivas como National Geographic, Discovery Channel o la BBC de Londres.

Flor de Platanillo habitada por una pequeña Araña

5 comentarios:

  1. deberia de haber mas informacion de los records del peru en la biodiversidad no solamente es hablar de un tema .pero si ayuda en algo

    ResponderEliminar
  2. hola< muy bien la informaacion

    ResponderEliminar
  3. me ayuda mucho, ya que saco informacion sobre atractivos turisticos para el área donde trabajo. Gracias

    ResponderEliminar
  4. Qué completa la información que aquí brindas, encontré tu blog ya que algunos meses atrás, viaje a la Reserva Nacional de Tambopata con unos amigos y verdaderamente fue una experiencia única. Nos llevó la agencia de viajes Kawsay… todo empezó en Puerto Maldonado y bueno, visitamos cada comunidad y dormimos en cabañas acondicionadas… vimos amaneceres inolvidables… fue increíble. Y es que fue la primera vez que me sentí “inmersa en la cultura”, aquí les dejo el link de esta agencia de viajes responsables: http://www.perufairtravel.com/refugio-amazonas.html

    ResponderEliminar
  5. a mi si me gusto pero falta la importancia

    ResponderEliminar

Espero sus comentarios

Se ha producido un error en este gadget.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...